Nothing Ear (1): auriculares para escuchar música con estilo

Como ya te hemos mencionado en muchas ocasiones, el mercado de los auriculares True Wireless crece muy rápido y muchos fabricantes ya cuentan con algún modelo en su catálogo. Pero claro, entre tanta competencia lo cierto es que todos se parecen mucho entre sí. Para dar un golpe en la mesa ha tenido que llegar una nueva compañía llamada Nothing con un lema claro: llamar la atención e incluir detalles que el usuario vaya a aprovechar de verdad. He podido probar su primer producto que han llamado Nothing Ear (1), unos auriculares que sin duda no dejarán indiferentes a nadie. Hoy te cuento mi experiencia tras probarlos y si creo que merece la apena apostar por ellos.

Nothing Ear (1): análisis en vídeo

El plus en diseño que necesitábamos

Como ya suele ser habitual en mis análisis, déjame que comience hablándote del diseño de este nuevo dispositivo. Y es que este aspecto cobra más sentido que nunca.

Lo primero que me gustaría que conocieras es la experiencia del desempaquetado. Es una verdadera pena que no grabase / fotografiase el proceso desde el principio porque es, como te digo, toda una experiencia, ya que los chicos de Nothing han cuidado cada detalle con mucho mimo.

La caja en sí es bastante simple, donde vemos una imagen en grande del que será el auricular derecho y, por la parte de atrás, un resumen de algunas de sus especificaciones principales. Comenzamos tirando de un abrefácil que nos permite abrir el primer envoltorio, y que nos da acceso a una caja plateada que alberga todo el contenido.

Al abrir esta segunda caja veremos en primer lugar el estuche con los auriculares. Bajo esté se encuentra un pequeño estuche con diferentes tamaños de almohadillas, otro con el cable USB-C de carga (que también es transparente) y uno último con información relevante sobre el equipo que sigue la estética de la marca.

Es muy complicado explicarte con palabras escritas la sensación y cada detalle que se ve en este packaging. Así que, si quieres observarlo con detenimiento, te recomiendo que le eches un vistazo al análisis en vídeo que te dejo más arriba.

Dicho esto, ahora sí, paso a hablarte del estuche y los propios auriculares. Como cualquier otro audífono de tipo True Wireless, estos poseen una caja de transporte que, a su vez, es un dock donde se podrán cargar varias veces con la batería integrada. En esto no son distintos al resto, ya que siguen la misma dinámica. Pero donde sí que marcan la diferencia es en la estética del propio estuche, ya que es transparente y tiene un formato cuadrado en lugar del ovalado que suele incluir otros modelos.

Como vas a ver en el resto de elementos de este apartado, aquí Nothing ha querido llamar la atención y, en mi opinión, lo ha conseguido. Desde fuera vemos los propios audífonos colocados en el interior, que reposan sobre una estructura blanca punteada donde podemos leer su nombre: ear (CASE).

Esta caja tiene un conector USB-C para la carga de los auriculares, un botón en su lateral para activar la sincronización y, además, cuenta con carga inalámbrica. Por lo tanto, podremos llegar a cualquier base con esta tecnología y con sólo apoyar la caja la pondremos a cargar.

Sin embargo, como ya me suponía no todo es perfecto con este estuche y el maravilloso diseño que Nothing ha querido darnos. Y es que con apenas unos días de uso, llevándolo en el pantalón en solitario y sin rozarla con las llaves ni nada por el estilo, ya tiene varias abrasiones y pequeños arañazos. Es algo que sucede en cualquier otro audífono de este tipo por supuesto.

Al abrir la caja tendremos acceso a los auriculares que, como ya habrás podido percatarte y te esperabas al ver la caja, también son transparentes. Esto deja ver todos los componentes de su interior como los chips o condensadores. En la parte exterior vemos el nombre de Nothing Ear (1) acompañado de un punto blanco o rojo, que indican si es el izquierdo o el derecho. Por si no lo sabías, esto es así porque en los propios cables de audio el color rojo representaba el derecho y el blanco el izquierdo.

Por la cara interna, además de otros componentes a la vista, están los dos puntos de carga y el sistema de imán que actuarán en equipo para acoplarse al estuche y cargarlos. En último lugar, y aquí no hay mucho misterio a nivel estético, estará la salida de audio con su almohadilla de silicona (con recambios disponibles en varios tamaños) que introduciremos en el pabellón auditivo.

Calidad y funcionalidades por y para el usuario

Ahora déjame que te cuente qué tal es la calidad de audio de estos auriculares, algo primordial por supuesto, y qué funcionalidades esconden. Apartados en los que ya te quiero poner en sobre aviso, no se quedan cortos.

Comenzando por sus capacidades, el propio lateral con el nombre de estos audífonos es, como ya hemos visto en otras apuestas, una superficie táctil. Esta cuenta con diferentes opciones:

  • Doble toque: para pausar o volver a reproducir la música.
  • Triple toque: para cambiar de canción.
  • Pulsación prolongada: para modifica el grado de cancelación de ruido.
  • Swipe hacia arriba o abajo: para subir o bajar el volumen.

Este combo es, de lo que he probado hasta el momento, el que más me gusta de todos. Es cierto que otras apuestas como los OPPO Enco Free 2 de los que ya te hablé hace poco, incorporan un gesto más con una pulsación simple en lugar de comenzar por la doble. Pero, después de haberlos comparado con los Ear (1), creo que es mejor de esta manera para evitar pulsaciones accidentales al recolocarte el propio audífono.

Llevarlos puestos es muy cómodo, siempre que uses las almohadillas de silicona del tamaño adecuado, ya que es como si no llevásemos nada por su peso de sólo 4,7 g. Luego, teniendo en cuenta la autonomía que le da su estuche de carga, podremos usarlos (según el fabricante) por hasta 34 horas.

Y hablando del uso, poseen una gran calidad de sonido y bajos potentes. Esto se debe a que cuentan con un driver de 11,6 mm y una caja de resonancia de gran tamaño. En definitiva, con estos auriculares de Nothing he sentido que el sonido se escucha muy equilibrado y con mucha nitidez. Por supuesto teniendo en cuenta que no son unos audífonos de estudio, sino unos True Wireless.

Para seguir mostrándote sus capacidades, tengo que hablarte de la app de control para tu teléfono con Android o iOS. Esta sigue la misma dinámica que el diseño de los propios Ear (1): simpleza y diseño llamativo.

Una vez que la descarguemos e iniciemos, sólo tendrás que seguir los pasos para sincronizar este dispositivo. Al llegar a la pantalla principal, vemos una fotografía del equipo, acompañado del nivel de carga de ambos elementos y la caja, además de dos botones.

El primero, que está representado por la palabra Hear, nos da acceso a configurar los diferentes modos de cancelación de ruido. Aquí podemos distinguir entre desactivada y 3 niveles de cancelación:

  • Transparencia: para escuchar bien lo que pasa a tu alrededor y que el ruido no te moleste
  • Cancelación ligera
  • Cancelación máxima: según nos informan desde Nothing, con este último modo podremos llegar a suprimir hasta 40 dB del ruido ambiente, que es una cantidad considerable.

Además, en este menú también podremos modificar la ecualización entre diferentes modos preestablecidos.

Y luego, en el botón de Touch, es desde donde se podrán configurar los diferentes toques y gestos del panel táctil del los audífonos. Tanto del derecho como del izquierdo por separado.

Por último, un par de detalles importantes de este dispositivo es que:

  • Poseen protección IPX4, por lo que resistirán el sudor y las salpicaduras sin problemas.
  • Cuenta con un sistema de triple micrófono que, al actuar, nos dejan una gran calidad de audio para las llamadas incluso si sopla el viento.

Bueno, bonito y ‘barato’: no se puede pedir más

Llegados a este punto, toca hablar del último apartado y el decisivo a la hora de hacerse con un nuevo equipo: el precio. Y es que aquí, una vez más y teniendo en cuenta todo lo que ofrecen, Nothing ha vuelto a sorprender. Su precio de salida es de «solo» 99 euros.

Por lo tanto, y aunque sé que no todo el mundo está dispuesto a pagar casi 100 euros por unos auriculares de este tipo, no puedo dejar de recomendarlos si quieres una de las mejores opciones en relación calidad precio. Sólo quiero añadir que ojalá Nothing siga esta estela y nos sorprenda con más lanzamientos interesantes pronto.

El enlace que de este artículo forma parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podría reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlo se ha tomado libremente bajo criterio editorial, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de la marca implicada.

¡Sé el primero en comentar!