Disfruta la música en su máximo esplendor con estos reproductores

Disfruta la música en su máximo esplendor con estos reproductores

Pedro Santamaría

Disfrutar de una buena calidad de sonido es algo equiparable a disfrutar de un buen plato de comida. Es decir, no basta con tener buenos alimentos sino que también tener a un cocinero que sepa sacarle todo eñ sabor. Por eso, aunque haya servicios de música que ya ofrecen audio Hi-Res, no sirve de nada sin un sistema de audio adecuado. Esto es todo lo que debes saber sobre los reproductores Hi-Res.

Qué es el sonido Hi-Res

Las siglas Hi-Res son el acrónimo de High Resolution. Por tanto, sonido o audio Hi-Res no es otra cosa que sonido de alta resolución y con ello la idea es indicar al usuario que la experiencia auditiva va a ser idéntica a la grabación original. Pero igual merece la pena explicar antes cómo se realiza una grabación.

Cuando en un estudio se entra a grabar lo que tiene lugar es un proceso analógico que registra la forma de onda de los diferentes sonidos que se producen. Estos pueden ser los de algún instrumento musical, voces, etc. Este proceso es captura por esa onda por completo sin ningún tipo compresión o alteración de la misma.

Hasta aquí todo bien, pero para poder disfrutar de esa grabación en dispositivos que usamos a diario como televisores, teléfonos móviles y otros muchos reproductores más resulta imprescindible que haya sido convertida previamente a formato digital. Ahí es cuando entra en acción todo esto de la calidad de sonido en alta resolución.

Cuando se convierte una onda analógica en digital se lleva a cabo un proceso que se denomina como muestreo. Este lo que hace es dividirla en pequeñas secciones que se corresponden con distintos rangos de frecuencias. Así cuanto mayor sea la velocidad de muestreo más fiel y precisa será la onda generada. Para que te hagas una idea mejor, imagina que son como un gráfico de barras. A mayor número de barras más fiel será la forma que genere con respecto a la onda analógica.

Pues bien, la mayoría de audios que capturamos con herramientas del día a día permiten llegar a velocidades de muestreo de 44,1 kHz. Eso significa que por cada segundo se generan 44.100 muestras.  Sin embargo, el audio de alta resolución o Hi-Res aumenta ese número y llega como mínimo a 96.000 muestras o 96 kHz.

Este aumento lógicamente implica también un mayor tamaño de archivo. Y claro, eso hasta no hace mucho era un problema. Sin embargo, ahora es mucho más sencillo debido a las capacidades de los nuevos dispositivos, a los sistemas de almacenamiento y a algo que también es clave en todo este productos: la compresión.

Los actuales algoritmos de compresión permiten que estos archivos de alta calidad sean mucho más fáciles de gestionar y ocupen menos sin verse afectada la calidad final. De modo que ya no sólo se puede almacenar varias pistas Hi-Res en soportes que veníamos usando para los populares MP3, también transmitir a través de internet si que se necesite una conexión con un ancho de banda importante.

Así que, combinando la capacidad de capturar audio a la misma calidad que se grabó originalmente con todos estos algoritmos y mejoras técnicas es como se llega a servicios como Spotify, Tidal o Amazon Music HD que son capaces de ofrecer una calidad sonora muy alta.

¿Hay diferencia real entre el audio normal y el Hi-Res?

La respuesta a si hay diferencias reales entre un audio normal y otro Hi-Res es sí, por supuesto que la hay. Aunque hay que advertir que para apreciar esa mayor fidelidad en la representación de todas y cada una de las frecuentas no basta con acceder a un servicio con música Hi-Res o descargarla en forma de archivo. Tener un sistema de sonido compuesto por un reproductor y auriculares o altavoces compatibles es imprescindible.

Por tanto, si accedes a la opción de audio Hi-Res de Spotify, Tidal o Amazon Music HD entre otras existentes, vas a necesitar un reproductor y un sistema de sonido capaz reproducir todas esas frecuencias que permiten disfrutar de muchos matices que antes pasaban desapercibidos. O como se suele decir, de una escena sonora mucho más amplia y rica.

Y no hemos comentado nada, pero también es importante que entrenes a tu oido y te tomes el tiempo necesario para sentarte con calma a escuchar esas notas que antes no oías o no eras capaz de ubicar con la misma precisión que ahora sí podrías hacer.

Qué se necesita para escuchar audio Hi-Res

Walkman 40 Aniversario

Como ya hemos dicho, para disfrutar de audio en alta resolución es imprescindible contar con un reproductor y un sistema de sonido (auriculares o altavoces) que sean capaces de reproducir todas esas frecuencias que el resto de dispositivos no por limitaciones técnicas.

Estos dispositivos suelen ser fáciles de identificar pues cuentan con algún tipo de sello o indicador de que están preparados para audio Hi-Res. Si no es así, si tienes dudas de que sea o no capaz, entonces tendrás que visitar la página del fabricante y en las especificaciones del mismo verificar si es así o no.

Una vez lo tengas, hay muchos servicios como Tidal, Spotify o Amazon Music que ofrecen la posibilidad de escuchar vía streaming audio Hi-Res. Aunque también puedes hacerlo mediante aplicaciones para tu ordenador que son compatibles con los diferentes formatos usados para este tipo de grabaciones, siempre y cuando cuentes con una tarjeta de sonido compatible.

Así, por ejemplo, para Windows y Mac existen apps como Audirvana, Amarra, Fidelia, BitPerfect o Pure Music que lo permiten, aunque hay más. Todas ellas deben dar soporte para los formatos FLAC, ALAC, AIFF, WAV, DSD DFF o DSD DSF que son los que se suelen usar en la mayoría de casos.

Qué tener en cuenta al comprar un reproductor Hi-Res

Si no tienes ningún equipo con capacidad de procesar contenido Hi-Res o si buscas uno más específico para disfrutar en casa e incluso cuando vas de viaje, etc., puede adquirir alguno de los muchos que existen en el mercado a día de hoy. Aunque debes tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Formatos compatibles: como decíamos, mínimo debe tener soporte para FLAC; ALAC, AIFF y WAV que son los más populares
  • Si ofrece opción de conectarse a servicios de internet, debe dar soporte para aquellos que te interesan usar como Spotify, Tidal o similares
  • Conexiones de salida para poder conectar altavoces o auriculares de diferentes tipos siempre y cuando también den soporte para sonido Hi-Res
  • ¿Necesitas portabilidad? Hay opciones a modo de reproductor portátil y otras fijas, aquí dependerá de tus necesidades
  • Precio: es algo obvio, pero el coste de reproductores con soporte Hi-Res suele ser superior al de uno normal. Pero si te gusta disfrutar de la máxima calidad, la inversión merece la pena a la larga

Los mejores reproductores Hi-Res

A continuación te hacemos una selección de los mejores reproductores Hi-Res que existen en el mercado. Con ella esperamos que encuentras la opción ideal según tus necesidades e incluso presupuesto.

Cambridge Azur 851N

Cambridge es una marca muy respetada en esto del sonido y su Azur 851N uno de los reproductores más interesantes del mercado. Es un equipo para tener en casa, no es una solución portátil, pero ofrece una gran variedad de tipos de conexiones para la salida de audio como XLR, RCA, coaxial u óptica. La señal de entrada es digital y entre los servicios que puede usar para reproducir audio de alta resolución está Spotify. Para ello sólo has de conectar el reproductor por cable ethernet a la red y listo. A disfrutar.

Technincs SL-G700

Al igual que Cambridge, Technics es otra de las marcas clásicas del sector. El Technics SL-G700 es un reproductor que no sólo admite señales digitales y soporta servicios como Spotify Connect, Chromecast, Tidal, AirPlay y otros métodos de reproducción de audio como AirPlay o DLNA, también el uso de discos físicos en formato CD o SACD.

Pioneer N-50AE

Otra gran opción si buscas un reproductor con soporte para audio de alta resolución es el Pioneer N-70AE. Este equipo también para usar en casa ofrece soporte para Spotify Connect, Chromecast, AirPlay, DLNA y una gran variedad de conexiones de salida.

FiiO M11 Pro

Dejando a un lado los reproductores que son o están pensados para disfrutar en la tranquilidad del hogar, hablemos de soluciones portátiles. Porque si te gusta disfrutar de la mayor calidad de sonido posible, eso será algo que te querrás hacer allá donde vayas. En ese sentido el FiiO M11 Pro es una muy buena opción, aunque su precio algo elevado (o no).

Este reproductor con forma de pequeño smartphone o reproductor MP3 ofrece una pantalla táctil con la que controlar la interfaz del dispositivo, acceso a canciones, listas, etc. Eso sí, es un producto para usar con música descargada (ofrece almacenamiento de 64GB) o a través de una conexión WiFi.

Pioneer XDP-02U

De nuevo Pioneer, pero esta vez con un reproductor portátil cuyo precio es algo más comedido (unos 299 euros) y con opciones de conectividad WiFi y Bluetooth. Además de tener 16 GB de almacenamiento interno que se puede ampliar con tarjetas microSD, también cuenta con una pantalla táctil de 2,4 pulgadas. Una solución interesante para quien busca calidad y una inversión asumible.

Sony Walkman A100

Sony cuenta con un amplio abanico de reproductores Hi-Res, pero este Sony Walkman A100 es uno de los más emblemáticos y por precio actualmente hasta una de las opciones más atractivas. Lógicamente hay modelos más económicos y otros muchos más caros, pero este tiene un equilibrio muy bueno.

El Walkman A100 permite no sólo reproducir música en alta resolución almacenada, también hacerlo directamente desde diferentes aplicaciones de streaming gracias al soporte que le ofrece el usar Android como sistema operativo. Una opción muy recomendable.

Otros reproductores Hi-Res a tener en cuenta

Estos son algunos de los reproductores de audio Hi-Res más interesantes, pero hay muchos más en el mercado. Incluso ha soluciones que permiten disfrutar de este contenido a través de dispositivos móviles que a priori no dan soporte. Y no porque no tengan capacidad para ello, sino porque los DAC integrados a veces se ven limitados.

Por tanto, DAC externos conectados a través de la conexión Lightning en el caso de los iPhone o USB C en terminales Android pueden llegar a ofrecer esa conversión de digital a analógico que permite disfrutar de la máxima calidad. Así que todo es buscar qué tipo de necesidad quieres cubrir. Eso sí, lo idea siempre es disfrutar de toda esta calidad de sonido desde la tranquilidad del hogar, sentados cómodamente y sin pensar en otra cosa que lo que estás escuchando.