Sonos Roam: sonido impermeable para llevar a todas partes

El catálogo de Sonos nos tiene acostumbrados a equipos de gran tamaño pensados para cubrir cualquier tipo de rincón de casa. Pero uno de sus últimos lanzamientos, el Sonos Move dejo ver que la marca se había animado a explorar el mundo exterior. Y ahora con el Roam, tenemos lo que posiblemente estabas buscando desde hace mucho tiempo: un altavoz portátil.

Sonos Roam análisis en vídeo

Sonido Sonos en cualquier lugar

Sonos Roam

Sonos se ha caracterizado siempre por ofrecer soluciones de audio de calidad espectacular. Sus dispositivos cuentan con una tecnología de sonido de niveles extravagantes que, sumado a una conectividad propietaria capaz de crear ambientes multidispositivo, dan vida a sistemas de sonido muy versátiles capaces de ofrecer experiencias musicales del más alto nivel con una facilidad pasmosa.

Pero el problema de Sonos no estsba dentro de casa, sino fuera. Al fabricante le faltaba poder dar el salto al exterior con soluciones portátiles que no dependieran de redes WiFi, y con esas llegó el Move. El Sonos Move es un altavoz que refleja la identidad del fabricante: sonido extremo con materiales y componentes de máxima calidad. Y aunque es medianamente portátil, no cubría la necesidad verdaderamente portátil de los usuarios. Y es ahí donde entra el juego el Sonos Roam.

Sonos Roam

El nuevo Sonos Roam es el altavoz portátil por excelencia. Es el típico dispositivo de unos 15 centímetros que puedes llevar en la mochila para llevar tu música favorita a cualquier parte. Pero en este caso estamos hablando de Sonos, y más allá de ofrecer un altavoz independiente, lo que se busca es poder llevar la mejor experiencia musical.

El Sonos más pequeño

Sonos Roam

El resultado es un dispositivo de pequeñas dimensiones que es capaz de ofrecer una calidad de sonido magnífica que difícilmente podrás relacionar con su aspecto exterior. Y es que estéticamente, aunque su diseño es muy bueno con unas terminaciones muy bien rematadas y acabados en goma para evitar vibraciones, a fin de cuentas, luce como otro cualquier altavoz portátil. Hasta que lo enciendes.

Internamente encontraremos un tweeter y un altavoz de medios, que junto a dos amplificadores digitales se encargarán de ofrecer sonidos cristalinos y de gran profundidad, sorprendiendo principalmente porque lo que escuchamos no encaja con el tamaño del dispositivo que tenemos frente a nosotros. Es una sensación muy similar a cuando escuché unos Sonos One por primera vez. Su aspecto compacto y de gran peso sorprendía, pero en el momento que empezó a sonar fue cuando abrí la boca por completo. En el caso del Roam es algo idéntico. Su cuerpo de reducidas dimensiones y muy compactado (refleja robustez cuando lo tienes en la mano) esconde una calidad de sonido alucinante en el momento que escuchas el simple timbre de enlace completado con tu teléfono móvil.

Sonos Roam

Parte de culpa de que este sonido suene también está en la tecnología propietaria TruePlay, que se encarga de analizar el eco con la ayuda de una matriz de micrófonos incorporados, de forma que el sonido se proyecte de manera correcta en la habitación en la que está colocado el altavoz. Así, el altavoz se encargará automáticamente de ajustar la manera en la que proyecta el sonido, ofreciéndote siempre la mejor calidad de sonido de manera completamente transparente, ya que no tendrás que hacer absolutamente nada. Esto es algo que hereda directamente de sus hermanos mayores, pero que lo aplica de manera automática para que su uso sea más sencillo que nunca. Y es que teniendo en cuenta que es un altavoz que colocaremos en mil lugares diferentes, tiene mucho sentido que el análisis de TruePlay se realice constantemente.

Experiencia Sonos

Sonos Roam

Aunque el principal interés y enfoque del altavoz es la de ofrecer conectividad Bluetooth, el Roam también puede conectarse redes WiFi para encontrarse con otros altavoces Sonos e interactuar con ellos. Al estar conectado a una red WiFi podremos disfrutar de tecnologías como AirPlay 2, disfrutar de los asistentes de Alexa o de Google e incorporar este altavoz a otros grupos de altavoces de Sonos para que la música suene por todos los rincones de casa al mismo tiempo.

Todas estas funciones no hacen más que aumentar las posibilidades del dispositivo, por lo que se siente un altavoz bastante completo con funciones inteligentes que otros no logran ofrecer. Además, para completar su carta de presentación, uno de los laterales incluye una bobina de carga inductiva que nos permitirá recargar la batería interna del dispositivo sin cables. Esto es algo opcional, ya que igualmente podremos utilizar el puerto USB-C que incorpora, pero no deja de ser interesante que se incluya esta opción.

Sonos Roam

Eso sí, aunque podremos colocar el altavoz en cualquier tipo de base inalámbrica compatible, la base de carga oficial no se incluye en la caja del dispositivo, por lo que tendremos que abonar 49 euros adicionales si queremos usar la estación de carga oficial que va a juego con el dispositivo, algo que también contraste por la decisión de tampoco incluir un adaptador de corriente de carga rápida. Así que sea como sea, tendrás que buscarte la vida para recargar la batería interna del dispositivo. Al menos una vez cargado al 100% disfrutarás de 10 horas de música, lo cual no está nada mal.

Sin miedo al agua

Sonos Roam

Pero si hay una característica que define principalmente a este Sonos Roam, es su capacidad de aguantar el agua. Y no hablamos de salpicaduras de lluvia ni de pequeños accidentes, nos referimos a poder sumergirlo a un metro de profundidad durante 30 minutos. Gracias a la certificación IP67 este altavoz es resistente al agua y al polvo, por lo que no tendrás problemas para llevártelo a cualquier lugar sin importar si se vaya a mojar o no. Ideal para fiestas en la piscina.

En nuestras pruebas no hemos encontrado ningún tipo de problema a la hora de mojarlo, y es algo bastante sorprendente porque su diseño está muy cuidado y aparentemente no insinúa ofrecer algún tipo de características parecida, ya que podría pasar por un altavoz normal y corriente. Ahí es donde se ven juego el excelente trabajo diseño que ha realizado Sonos en este altavoz.

Sonos Roam

En lo que controle se refiere vamos a encontrar la misma botonera encontramos en otros altavoces de la marca con el control de reproducción de Play/Pause, el control de subir y bajar el volumen y el de activación o desactivación del micrófono. Éstos controles se encuentran en uno de los laterales (o en la cara superior si colocamos el altavoz de manera vertical) y están integrados en una superficie gomosa que da muy buen tacto y que de paso protege cualquier tipo de problema con el agua.

¿Merece la pena el Sonos Roam?

Sonos Roam

Definitivamente sí. Seguro que en más de alguna ocasión habrás escuchado a alguien decir “este dispositivo me lo compré hace 30 años y sigue funcionando como el primer día”, pues esa es la sensación que tenemos con este altavoz, que será un compañero inseparable que te acompañará durante largos años. Por esa razón, la inversión de 179 euros que supone la compra de este altavoz creemos que está más que justificada, por su excelente rendimiento, características y calidad de construcción.

Puede que encuentres en el mercado altavoces Bluetooth más económicos, pero ninguno te ofrecerá el nivel que alcanza este Roam en pilares como el sonido, construcción y conectividad.

Todos los enlaces de Amazon que aparecen en El Output forman parte de un acuerdo de afiliados por el que recibimos una compansación económica por las ventas. En ningún momento los enlaces son solicitados por los fabricantes. Se han colocado exclusivamente bajo el criterio editorial de los redactores.