El reproductor MP3 no ha muerto, ahora es excelso y podría no valer para tus oídos

El reproductor MP3 no ha muerto, ahora es excelso y podría no valer para tus oídos

Carlos Martínez

Si a día de hoy lo más normal es llevar un teléfono que hace las funciones de cámara de viaje y ordenador de bolsillo, hace unos años, los usuarios no podían vivir sin un pequeño aparato desde el que escuchar música en formato MP3. Los había en formato CD, mini CD y, más adelante, de memoria interna, pero la llegada de los smartphones los borró del mapa. Pero, ¿han desaparecido?

Sony NW-A105, el MP3 con Android

Sony NW-A105

Un reproductor MP3 desde el que se puede conectar a internet para consumir contenidos y escuchar música. ¿Eso no lo había inventado alguien antes? Sí, el iPod Touch de Apple presentó un producto pensado para los entusiastas de la música enfocado a las necesidades que se manejan hoy en día. Sin embargo, la opción de Sony es mucho más especial que el ya descatalogado producto de la manzana.

Cuando creías que este tipo de productos había pasado a mejor vida, Sony sigue apostando por el producto con una nueva generación Walkman que se presenta como una pieza de hardware realmente interesante, ya que este reproductor es capaz de reproducir música en una calidad que quizás no sepas apreciar. Estamos hablando del formato Hi-Res, una modalidad de audio de alta definición que no presenta compresión y que ofrece sonidos con todos los matices.

Al grano (musical)

Sony NW-A105

La carta de presentación no puede ser más clara. Un diseño sobrio a la vez que elegante y funcional, donde la atención se la lleva la reproducción musical. Que forme parte de la familia Walkman no es fruto de la casualidad. El equipo cuenta con varios botones de control de reproducción a un lado junto a los de volumen y encendido, por lo que para cambiar de pista o pausar la reproducción tendrás que tocar la pantalla necesariamente. Su distribución podría incluso recordarte a los walkman (reproductores de casette) de siempre.

Sony NW-A105

El panel no es especialmente grande, lo cual entendemos dado el tipo de uso que vamos a dar a este dispositivo, pero tiene un tamaño de 3,6 pulgadas que es válido para todo tipo de usos. Lamentablemente, al contrario de lo que podríamos pensar, sus medidas no han servido para estirar la autonomía de la batería como ya veremos más tarde. La interfaz es la de Android con los ajustes personales de Sony, que ha incluido una aplicación para ecualizar el audio y varios accesos directos personalizados con tecnologías de Sony en la barra de notificaciones.

Con un cuerpo bastante compacto, el Walkman NW-A105 se siente genial en la mano y en el bolsillo, por lo que podría convertirse en el compañero perfecto para tus paseos o momentos de relax. Hablando de relax, tu momento zen podría verse afectado por distracciones como correos entrantes, notificaciones de servicios de mensajería, etc., y es que al ser un terminal Android, podremos instalar todo tipo de aplicaciones y servicios de correo como si un teléfono se tratara. Dependiendo siempre, claro está, de una conexión WiFi para obtener los datos.

Sony NW-A105

Este perfil camaleónico es lo que permite al dispositivo ofrecer mucho más musicalmente hablando, y es que podremos acceder a servicios de música como Spotify, Tidal, Amazon Music, etc., y hasta a servicios de vídeo como YouTube o Netflix. Sí, podrás ver las 10 temporadas de Friends desde sus 3,6 pulgadas.

¿Merece la pena el audio Hi-Res?

Sony NW-A105

Este es posiblemente el punto que determina si deberás de llevar este dispositivo en tu bolsillo o no. Ya hemos comentado que dicho formato ofrece una experiencia sonora que nada tiene que ver con los formatos de compresión como MP3 o las retransmisiones por streaming de servicios como Spotify. Pues bien, todo esto dependerá de tus oídos y de tu capacidad de percepción.

Tras escuchar una de las demos que incluía el Walkman en la memoria interna, procedí a escuchar la misma pista alojada en Spotify, y mi sorpresa fue que no fui capaz de diferenciar cual era una u otra. Esto me ha ocurrido a mí y a otras personas, por lo que podemos decir que el formato Hi-Res está destinado a personas cuyo oído está profundamente entrenado para este tipo de audios. Cabe mencionar que los auriculares utilizados fueron unos MDR-1000X y unos WH-H910N, ambos con certificación Hi-Res.

Con esta valoración, podrás pensar que el NW-A105 está destinado sólo para este tipo de personas, sin embargo, su versatilidad y funciones adicionales ayudan a hacerlo atractivo para el público más general. Pero hay un grave problema en todo esto.

El punto más débil

Sony NW-A105

Resulta imposible no hablar de un punto tan clave como la batería, y en el caso del NW-A105, las noticias son bastante malas. Lo normal que podrías esperar de un reproductor de música es que pudieras colocarte los auriculares durante días y te olvidaras de todo lo demás, pero lamentablemente debemos de decir que vas a tener que estar cargando el dispositivo todos los días. Incluso dos veces al día si lo tuyo es escuchar música todo el tiempo.

Esto dependerá de qué nivel de estrés sometemos al dispositivo, ya que no es lo mismo estar escuchando música en formato FLAC (máximo rendimiento), que un simple MP3 con las conexiones inalámbricas desactivadas. Escuches de una forma u otra y tengas más o menos funciones activadas, el rendimiento de la batería no llega en ningún caso a las cifras prometidas por el fabricante, por lo que esta obligación de tener siempre un enchufe cerca mancha por completo la experiencia de uso.

Aun así, estamos ante una pieza de hardware que es perfecta en diseño, en calidad de sonido y hasta en la propuesta de software (Android sin florituras y con un reproductor nativo excelente), por lo que, si verdaderamente disfrutas con la música, este podría ser una opción más que interesante a tener en cuenta. Dado la carta de presentación que ofrece técnicamente hablando, tampoco deberías de sorprenderte con el precio, ya que el dispositivo tiene una etiqueta de 349 euros.

¿Demasiado caro?

No pensamos que el reproductor sea caro teniendo en cuenta la calidad de los acabados y la tecnología que ofrece, ya que en su interior se esconden una serie de chips y procesadores que son los encargados de que los archivos sean reproducidos a la máxima calidad. Dicho nivel de hardware será complicado de encontrar en reproductores del mismo tamaño, por lo que es aquí donde Sony lleva una clara ventaja frente a otro tipo de opciones del mercado. Pero lo que sí esperábamos algún otro detalle que mejorara este aspecto. Por ejemplo, la memoria interna. Teniendo en cuenta que un album musical en formato FLAC puede ocupar tranquilamente 1 GB, el dispositivo de serie sólo podría almacenar casi 4 albumes completo con sus 3,7 GB libres que ofrece nada más sacarlo de la caja.

Sony NW-A105

Esto se soluciona utilizando tarjetas microSD, pero sería ampliar el presupuesto del usuario con la compra de un accesorio casi indispensable. Tampoco encontramos algo tan esencial como unos auriculares, y de nuevo la explicación está relacionada con el perfil del consumidor.

Este reproductor no se puede permitir incluir unos auriculares in-ear como los que podrías encontrar en la caja de un smartphone. El NW-A105 pide a gritos auriculares de calidad, y lo normal es que el usuario entendido en sonido ya disponga en casa unos modelos apropiados para su uso. Así que si eres de los que sigue aprovechando esos auriculares que te dieron en el tren, obviamente no eres el perfil que Sony estaba buscando.