Sony WF-1000XM4: Sony reescribe la receta del True Wireless perfecto

Cuando un producto parece perfecto, es difícil imaginar que una nueva generación vaya a mejorar algo. Sin embargo, eso es lo que ha ocurrido con los nuevos auriculares de Sony, los WF-1000XM4, que han conseguido transformarse por completo para convertirse, ahora sí, en los mejores auriculares que ha lanzado Sony jamás. Pero, ¿son perfectos?

Sony WF-1000XM4: análisis en vídeo

Un mercado saturado

Sony WF-1000XM4

A estas alturas no vamos a descubrir que el mercado está saturadísimo de auriculares True Wireless, ya que no hay fabricante al que le falte un modelo en su catálogo. Pero entre todos los participantes de esta encarnizada competición, hay varios que destacan: Apple con sus AirPods, Samsung con sus Galaxy Buds, Xiaomi con sus ridículos precios y Sony. Y es de este último del que vamos a hablar hoy, ya que el fabricante ha actualizado el buque insignia de sus True Wireless, y sólo podemos decir que vaya cambio.

Diseño: Comenzar desde cero

Sony WF-1000XM4

Lo primero que sentimos al tener estos WF-1000XM4 en la mano es que estamos ante un producto completamente nuevo que parece marcar una nueva generación de producto dentro de Sony, ya que el cambio de diseño es espectacular. Uno de los principales problemas que encontrábamos en la anterior generación (WF-1000XM3) es que su cuerpo era demasiado voluminoso, y en determinadas orejas podría peligrar su estabilidad. Pues bien, los nuevos 1000XM4 llegan con un diseño extremadamente compacto que equilibra muy bien su colocación en la oreja, llegando a ser unos auriculares muy discretos al llevarlos puestos…. si tienes una oreja grande.

Sony WF-1000XM4

Y es que sí, la sensación que llevar un auricular voluminoso colgando de la oreja ha desaparecido en parte, pero siguen siendo grandes. Ahora el cuerpo de estos modelos es muchísimo más compacto, aunque sí es cierto que no evita el problema que sufren algunos usuarios con este tipo de auriculares. Si anteriormente sufrías al colocarte este tipo de modelos (de tipo botón), lo más probable es que sigas teniendo el mismo tipo de problema. Su colocación requiere introducir la almohadilla firmemente y realizar un pequeño giro para que el cuerpo encaje en la cavidad del pabellón auditivo. Si la fisionomía de tu oreja es más bien mediana tirando a pequeña, sufrirás para tenerlos siempre fijados y no llamar la atención con ellos.

Reduciendo a la mínima expresión

Sony WF-1000XM4

Lo cierto es que su tamaño es sorprendentemente pequeño, y no solo los auriculares, sino también el estuche de carga, el cual se ve ridículamente pequeño frente al de la anterior generación (un 40% más pequeño), que ya nos parecía por entonces demasiado grande. El resultado en general es fantástico, y todo se debe a la utilización de nuevos componentes en el interior de los auriculares, como el nuevo chip que integra controlador de audio Bluetooth, consiguiendo así minimizar los componentes eléctricos y obtener un cuerpo más reducido.

Sony WF-1000XM4

Ahora llevar el estuche en el bolsillo o en la mochila será casi un deporte de riesgo, ya que olvidaremos por completo que los llevamos encima, por lo que deberás de tener cuidado antes de meter la prenda en la lavadora. Que el estuche sea tan compacto nos encanta y era algo que estábamos esperando poder ver en esta nueva generación. De todas formas, el tamaño de los auriculares sigue sin ser perfecto, y aún habiendo reducido el tamaño, aquellos con orejas más pequeñas seguirán sufriendo con ellos.

Sí, son mejores que los anteriores

Sony WF-1000XM4

Obviamente la pregunta que más te interesará resolver es si estos modelos se escuchan mejor que los de la generación anterior. La respuesta rápida es sí, la experiencia de sonido que ofrecen estos WF-1000XM4 es superior a la de sus predecesores, y esto se debe a pequeñas mejoras introducidas en muchos aspectos:

  • Se han mejorado los drivers que, aunque siguen siendo de 6 milímetros, un nuevo imán de neodimio de mayor tamaño mejora el sonido y la cancelación de ruido.
  • Los nuevos códecs de audio se encargan de ofrecernos una experiencia más cristalina y mejor ecualizada, y son capaces de mejorar la calidad del sonido rescalando a alta definición.
  • Las nuevas almohadillas utilizadas (de poliuretano) se sienten más suaves y ergonómicas en el oído. Esto es algo muy personal para algunos, pero en nuestras pruebas hemos estado muy cómodos con la presión de la espuma.
  • La cancelación de ruido sigue siendo la mejor de las que hemos probado, y unido a los nuevos cambios supera a la de la anterior generación.

La cancelación de ruido es de otro mundo

Sony WF-1000XM4

Si hay algo en lo que Sony sienta especial orgullo en sus auriculares es en lo relacionado con la tecnología de cancelación de ruido. Una vez más el fabricante vuelve a demostrar que es el mejor consiguiendo aislamiento frente al sonido exterior, algo que sorprende con creces teniendo en cuenta el tamaño de los auriculares.

El secreto está en la incorporación de los micrófonos de cancelación y en el procesador V1 de la marca, que con ayuda de los algoritmos adecuados se encargará de aislarte completamente de todo lo que rodea. La eficacia de la cancelación dependerá como siempre de la perfecta colocación de los auriculares, algo que va unido al tamaño de tu oreja. Como ya hemos indicado anteriormente, unas orejas pequeñas harán que te sientas incómodo con los auriculares y que no obtengas una buena cancelación de ruido, por lo que deberás de tener en cuenta este aspecto.

Sony WF-1000XM4

Es una experiencia que se asemeja mucho a la de su hermano mayor, los WH-1000XM4, pero que obviamente no iguala por cuestiones físicas, como la de las almohadillas grandes que encierran por completo la oreja. Aún así, el rendimiento de estos pequeños es espectacular y de lo mejor que hemos probado en su categoría. El modo de transparencia seguirá estando presente como siempre, con la opción de activarlo simplemente al hablar o al tocar la zona táctil del auricular, aunque en este caso, la tecnología de Apple nos sigue pareciendo superior en sus AirPods Max, donde la voz de la persona que nos habla suena especialmente cristalina y “real”. En los Sony seguimos notando esa sensación de sonido digital que descubre que estamos ante una voz amplificada.

Pero el líneas generales la experiencia es fantástica, pudiendo también disfrutar del modo de control de sonido adaptativo, que se encargará de aplicar la cancelación de ruido adecuada según lo que estemos haciendo.

No todo es perfecto

Sony WF-1000XM4

Entre tantas maravillas podría parecer que no encontramos ningún defecto, pero no es así. Hemos podido comprobar que estos nuevos modelos se asemejan mucho a los WH-1000XM4 en cuestión de prestaciones, pero hay una función que Sony no ha decidido incluir. Hablamos de la posibilidad de contar con dos perfiles Bluetooth configurados en el dispositivo, pudiendo así estar escuchando música en el PC y atender una llamada en el móvil.

Esto es algo que se puede hacer con los últimos modelos de diadema, pero que lamentablemente no está presente en los nuevos True Wireless. Imaginamos que será una opción que incluirán en la próxima generación.

Sony WF-1000XM4

Por otro lado, los controles táctiles no terminan de convencernos, y aunque entendemos que son la mejor opción a día de hoy, sus dos únicas zonas táctiles limitan mucho las opciones. Todos los modos de un toque, dos toques y tres toques están definidos por defecto y no pueden modificarse, y tendrás que seleccionar qué tipo de control quieres que se aplique en cada lado: control de sonido ambiente, control de reproducción y control de volumen. Tres tipos de control para dos únicos botones táctiles.

Esto nos obliga a decidir qué funciones queremos que estén presentes y qué otra no estará disponible, por lo que, por ejemplo, podríamos controlar la reproducción musical y el sonido ambiente, pero no controlar el volumen.

Y claro, tampoco podíamos olvidar su nombre. Por favor Sony, arregla eso.

¿Los mejores auriculares True Wireless?

Sony WF-1000XM4

No tenemos la menos duda de que estamos ante unos de los mejores auriculares True Wireless del mercado, y sólo tendría rival en el momento que fueras a utilizarlos en iOS, ecosistema donde los AirPods siguen teniendo la ventaja de jugar en casa. Por lo demás, es un dispositivo que vale cada euro que cuesta, aunque lamentablemente eso se traduce en unos 279 euros que podrían ser elevados para muchos usuarios.

Pero es el precio de la gama alta, de la máxima tecnología y del silencio absoluto que nos regala su sistema de cancelación de ruido. Tras mejorar aspectos como el estuche de carga o el diseño en general, puede que Sony haya creado otra joya más que perdurará en el tiempo.