Llévate tu HomePod de vacaciones aunque no tengas conexión WiFi

Los HomePod de Apple, al igual que el resto de altavoces inteligentes, están pensados para ser usados siempre con una conexión internet. Porque sólo así es como se les puede sacar el máximo partido, aún así hay muchos usuarios que se preguntan si podrían usarse sin necesidad de tener acceso a internet. ¿Es posible usar el HomePod sin WiFi?

Cómo usar el HomePod sin WiFi

Tanto el HomePod original como el HomePod mini son dos dispositivos, dos altavoces inteligentes, a los que para sacarles el máximo partido resulta impresdindible el tenerlos conectados a una red inalámbrica con acceso a internet. Si no es así, no se podrá disfrutar de todas las posibilidades que ofrecen.

Sin embargo, si te preguntas acerca de la posibilidad de usarlos sin una conexión WiFi por el motivo que sea, la repuesta es que sí podrás hacerlo. Y esto puede que cambie por completo tu forma de ver los altavoces inteligentes de Apple, que si bien están más limitados que los de otras compañías como los de Amazon, Google, etc., siguen siendo la opción número uno para muchos usuarios que apuestan al 100% por el ecosistema de productos y servicios de la compañía de Cupertino.

Así que, sabiendo esto, ¿cómo se usa el HomePod, tanto el original como el mini, sin conexión WiFi? Pues la respuesta es muy sencilla: a través del soporte para AirPlay. Gracias a este protocolo es cómo podrás usar tu HomePod sin tener conexión.

Para disfrutar de esta opción no hay que realizar ningún tipo extraño o recurrir a aplicaciones de terceros. Lo único que debes hacer es acceder a una opción que la propia compañía y sólo requiere algunos pasos adicionales que te vamos a mostrar a continuación.

Lo primero que debes hacer para usar tu HomePod sin necesidad de una conexión WiFi es habilitar el acceso al mismo por parte de cualquier usuario. Otorgar acceso a cualquier usuario al HomePod es algo que se realiza desde la aplicación Casa y no tiene prácticamente misterio alguno:

  1. Abre la aplicación Casa en tu iPhone, iPad o Mac
  2. A continuación busca el icono que te da acceso a los Ajustes de la casa y que se encuentra en la esquina superior izquierda
  3. Selecciona la casa en la que está tu HomePod
  4. Luego selecciona la opción de Permitir acceso a altavoces o Permitir acceso a altavoces y televisores, esto dependerá de la versión del sistema que estés usando
  5. Verás tres opciones: Todos, cualquiera en la misma red, sólo quienes comparten esta casa
  6. Selecciona Todos
  7. Si tienes temor que cualquiera pueda usar tu HomePod porque se encuentre cerca (lo cual puede ser un fastidio), tranquilo porque podrás establecer una contraseña para limitar su uso
  8. Listo, a partir de ese momento en el que has seleccionado permitir el acceso a todos los usuarios (con o sin contraseña) el HomePod aparecerá en las opciones de compartir vía AirPlay

Como puedes ver la configuración para hacer uso del HomePod original u HomePod mini sin necesidad de una conexión WiFi a la que se pueda «enganchar» es muy sencilla. Y seguro que en algún momento podría venirte bien conocer todo esto.

Por qué conectar un HomePod sin conexión WiFi

Es posible que aún no veas el sentido o atractivo que podría tener el usar un HomePod, o incluso cualquier otro altavoz inteligente, sin conexión WiFi. Pues bien, es cierto que no lo tiene o es muy reducido. Porque a un producto de este tipo lo que se le suele pedir normalmente es que te de acceso a cierta información que necesitas conocer en algún momento puntual, que controle dispositivos conectados que tengas en el hogar o reproduzca música o podcasts de los servicios compatibles a los que pueda acceder.

Aún así, hay situaciones en las que poder usarlos sin WiFi resulta también interesante y una de ellas es la típica que llega con cada verano o días de vacaciones y desconexión que puedas disfrutar. Si te vas de viaje a pasar unos días de relax y quieres seguir disfrutando de la música con la mejor calidad de sonido posible, podrías llevar el HomePod u HomePod mini contigo.

Gracias a eso y lo que hemos visto del uso de AirPlay podrías enviar tus canciones favoritas directamente desde tu iPhone, iPad o cualquier otro dispositivo capaz de enviar contenido vía AirPlay.  Eso sí, necesitarías tener dicho contenido almacenado en tu dispositivo móvil si en él tampoco vas a contar con conexión a internet o no quieres abusar de tu tarifa de datos. Por si la necesitas para otras tareas como subir una copia de seguridad de las fotos y vídeos que vas realizando, etc.

Cómo cambiar la conexión WiFi del HomePod

Lógicamente, también es posible que si te has llevado tu HomePod a una nueva ubicación, aunque sea de forma temporal para pasar un fin de semana o un periodo vacacional finito, cuentes con conexión a internet. Si es así y necesitas saber cómo cambiar la red WiFi en tu HomePod, te lo explicamos también.

Cuando hablamos de las ventajas del ecosistema de Apple es por cosas como estas. El HomePod tiene la capacidad de conectarse automáticamente a la red a la cual está conectada nuestro iPhone. Cuando lo configuramos por primera vez, al detercarlo nuevos teléfono, iPad o Mac es obvio que ya se conecta a la red WiFi que da por hecho que es la de casa y es la que se quiere utilizar.

En el caso de que cambies de red o te lleves el altavoz a otro sitio, desde la aplicación de Casa verás que cuando el HomePod no está conectado a esa red inalámbrica con la que fue configurado aparece un mensaje de error en la app. Sólo tienes que tocar en él y verás que automáticamente vuelve a comprobar a qué red está conectado tu teléfono y se engancha a ella.

Así que, de nuevo, reconfigurar un HomePod de Apple resulta muy sencillo. Por lo que no temas llevártelo contigo siempre que lo creas oportuno. Porque la calidad y experiencia siempre será mucho más satisfactoria que usando los altavoces integrados de tu Mac, iPhone o iPad. Aunque también es cierto que hay muchos altavoces Bluetooth de viaje, pequeños y potentes.