Instagram nació de una aplicación con nombre de whisky

Instagram no nació siendo lo que todos conocemos ahora y ya usan millones de personas alrededor del mundo. Esta plataforma social tuvo unos inicios diferentes, tanto que fue gracias a una aplicación con nombre de vaso de whisky la que dio origen a la popular red fotográfica.

Burbn, la app que dio origen a Instagram

En la historia de la tecnología hay muchos casos de éxito que nacieron a partir de algo completamente diferente, pero que gracias a la visión de sus creadores supo reconvertirse y evitar ser un fracaso más o uno de esos desarrollos sin calado importante. Instagram es uno de estos ejemplos.

El origen de Instagram fue Burbn, una aplicación de Check-in creada Kevin Systrom y Mike Krieger. Esta era una aplicación más para registrar donde habías estado y lo único que le daba un valor diferencial era que añadía gameficacion y la posibilidad de compartir fotografías geolocalizadas. Aún así, tenía un gran problema: era una app compleja para la mayoría de usuarios.

Esa complejidad de uso sigue siendo el gran handicap al que muchas aplicaciones actuales se enfrentan. Porque, a pesar de estar ya más habituados al uso de apps de todo tipo en dispositivos móviles, si no resultan intuitivas, lo normal es que se acaben abandonando al poco rato y desinstalándolas.

Systrom y Krieger se dieron cuenta a tiempo de lo que les ocurría y dieron el paso correcto en el momento adecuado, se quedaron con lo que realmente era atractivo: las fotos geolocalizadas. Así que, tras darle la vuelta nació Instagram. Desde entonces y hasta ahora no ha parado de crecer.

La aplicación se lanzó oficialmente en 2010 y a los dos meses ya había logrado el millón de usuarios registrados. Tras una año de vida, diez millones de usuarios registrados. Aunque ese crecimiento exponencial iba a ser lo que realmente sorprendería a sus creadores. En 2012, Mark Zuckerberg pagó mil millones de dólares por una compañía desconocida para muchos, que sólo contaba con trece empleados y que no tenía un modelo de negocio claro.

Aún así, Facebook pagó y ahora mismo nadie duda que hicieron una compra muy acertada. Dejando al lado el auge innegable de TikTok, Instagram es de las redes sociales que más crecen. Y no es nada sorprendente, porque si eres una marca o un usuario que quiere dar valor a su imagen profesional o personal es casi vital estar ahí.

Los hitos más importantes en la historia de Instagram

Ahora que ya conoces el origen de la popular red social, hagamos un repaso por los hitos más importantes desde que viese la luz aquel 6 de octubre de 2010.

El primer millón de usuarios

El 6 de octubre de 2010 fue cuando Instagram se lanzó oficialmente y ya en diciembre de ese mismo año había conseguido alcanzar el millón de usuarios. Y eso que inicialmente sólo estaba disponible para dispositivos iOS, era una app exclusiva para iPhone.

Diez millones de usuarios y nuevo logo

2011 fue también un año con algunos hitos importantes para la compañía. En marzo cambiaban su logotipo y empezaban a usar uno por los que muchos usuarios más recuerdan aquellos inicios: el logotipo «clásico» de la aplicación.

Más tarde, en septiembre, un nuevo récord de usuarios para la plataforma: 10 millones de usuarios utilizaban Instagram.

Facebook compra Instagram y la red social llega a Android

En abril de 2012 y como comentamos, Facebook compró por mil millones de dólares la compañía y todos sus empleados, un equipo bastante pequeño y con mucho talento, se unía al de la red social de Marca Zuckerberg. Apenas una semana antes, había salido pública la versión de Android de la red social.

Cuando Instagram llegó a los dispositivos Android, la app consiguió un millón de descargas en menos de 24 horas, sumando cientos de miles de usuarios de golpe que por fin consiguieron que esta red social dejara de ser exclusiva para los usuarios de Apple.

De la foto al vídeo

En junio de 2013 Instagram añadía la posibilidad de publicar no sólo fotos, también vídeo. Posiblemente una de las decisiones más importantes viendo hoy en día el peso de dicho formato y lo que supone para la red a través de los actuales reels o stories.

No obstante, Instagram nunca ha dejado de lado la fotografía. A mediados de 2013, Zuckerberg ya tenía muy claro que Instagram era la red social que tomaba el relevo de Facebook. La red para los jóvenes, vamos. Por tanto, los de Menlo Park se pusieron a transformar la app para convertirla en una red social más similar a Facebook o la extinta Tuenti. Fue en 2013 cuando se añadieron las etiquetas en Instagram, permitiendo marcar en una foto las personas que aparecen en ellas. A finales de ese mismo año, en diciembre, también apareció Instagram Direct. Básicamente, el servicio se integraba como un sistema de mensajería en la propia plataforma. Aun así, tenía ciertas diferencias respecto a cualquier otro chat, pues Instagram Direct permite enviar también fotografías y vídeos como parte del chat, tal y como ya lo hacía la app de mensajes de Facebook.

Cien millones de personas usan Instagram

En diciembre de 2013 y demostrando un crecimiento exponencial Instagram lograba alcanzar los 100 millones de usuarios que usaban la plataforma para compartir todo tipo de fotografías y vídeos. Por esta época ya comenzábamos a ver los primeros usuarios que se llevaban la voz cantante en esta red, así como celebridades que daban un gran impulso a sus carreras gracias a Instagram.

Trescientos millones de usuarios

En diciembre de 2014 Instagram ya era toda un apisonadora imparable y lograba los 300 millones de usuarios. Instagram había triplicado su público en cuestión de un año, y los de Zuckerberg a se preparaban para monetizar la red. La monetización de Instagram comenzaría su despliegue en el año 2015, como una extensión del sistema de anuncios de Facebook. A diferencia de otras redes como YouTube, Instagram no optó por un sistema de partners para enriquecer a sus usuarios.

Nuevos formatos de vídeo y la llegada de Boomerang

En 2015 Instagram comenzaba a darle un poco más de diversidad a los formatos de vídeo al ver cómo los usuarios estaban usando esta característica. Así empezó a dejar que se pudieran usar diferentes relaciones de aspecto. Además, ese mismo año llegó Boomerang, una divertida forma de capturar imágenes en movimiento que luego pasaría a ser parte de las herramientas de Stories.

El rediseño de Instagram, las Stories y los directos

2016 por su parte estuvo marcado por un rediseño que afecto tanto a la propia interfaz de la aplicación y su icono como a otros aspectos relacionados con la clasificación de feed y otros elementos.

Sin embargo, puede que muchos recuerden ese año por la llegada de las historias y los directos. En especial las primeras, copiadas de Snapchat, fueron lo más significativo y potente para la plataforma. Aunque durante 2020 vimos que los directos ganaban protagonismo.

De 2016 en adelante, Instagram seguía siendo la red líder entre los jóvenes, pero para seguir siendo interesante, tuvo que ir copiando una a una todas las peculiaridades de los competidores que le iban surgiendo.

Instragram y el uso de realidad aumentada

En 2017 Instagram añadió soporte para realidad aumentada a través de los filtros de sus historias. Eso y la posibilidad de añadir música a las mismas ampliándooslos sus posibilidades.

Los reels y la rivalidad con TikTok

Instagram pudo con Snapchat, pero TikTok se lo puso bastante complicado a partir de 2020. El crecimiento de usuarios de Instagram se fue frenando, y muchos usuarios optaron por pasarse a la competencia, donde la única forma de publicación son los vídeos cortos. Instagram acabó copiando la mecánica de TikTok con sus reels. En ensencia, los Reels son exactamente el mismo tipo de publicación de Instagram. Casi todo el contenido que se sube a los Reels de Instagram son los mismos vídeos que previamente han subido los usuarios a TikTok. Sin embargo, la jugada de los de Zuckerberg fue muy buena: al subir a Instagram el contenido de TikTok, muchos usuarios no se sienten tentados de crear una cuenta en la red de la competencia. La jugada fue clonada también por Youtube y sus YouTube Shorts, también al rebufo de la red social china.

Más que un feed fotográfico

Desde 2019, Instagram está en un periodo de madurez. La plataforma ha ido ganando nuevas funciones que garantizan que esta red siga siendo todo un monstruo de Internet. Instagram se ha centrado en los negocios soportando sus propias tiendas dentro de su ecosistema. Sin embargo, también han puesto mucho esfuerzo en mejorar la experiencia de sus usuarios. Instagram ha experimentado y trabajado para crear herramientas contra el bullying, un sistema de moderación más justo y un endurecimiento de sus normas para evitar prácticas abusivas contra los miembros de esta red social.

La importancia del diseño y experiencia de usuario

Claro que, más allá del producto que era Instagram, hay otro aspecto interesante en la evolución de esta aplicación y su éxito: el diseño y experiencia de eso. En ese sentido hay una figura clave: Ian Spalter . Después de trabajar en proyectos como el de Nike y su Fuelband, se ocupó del rediseño de la interfaz y buena parte de la experiencia de usuario.

En el capitulo de Abstract centrado en la figura y trabajo del diseñador (del que hablamos en nuestra recopilación de los mejores documentales sobre tecnología), se puede ver todo esto. De modo que, si te interesa el tema de diseño de producto y experiencia, tienes que ver ese capítulo. Tras hacerlo verás que no hay decisión que se tome a la ligera.

Un ejemplo de esto fue el rediseño del nuevo logo de Instagram, ese que ahora ya ves como algo normal pero que en su momento despertó críticas de todo tipo. Pero esas decisiones luego tienen un fuerte impacto, como el cambio de ubicación e importancia que se le daba al número de seguidores, me gustas, etc.

Como se dice en el propio documental, el desarrollo de cualquier producto es algo dinámico y vivo. Tanto que, una nueva actualización no suele ser otra cosa que un primer paso hacia un objetivo final que va mucho más allá.

El gran rival de Instagram

Desde el nacimiento de dicha red social han sido muchos los rivales que ha tenido y que no han podido plantarle batalla. Incluso Snapchat que pudo hacerle daño en cierta medida quedó relegado a un segundo plano cuando Instagram le copió las historias. Sin embargo, con TikTok todo ha sido diferente.

La red social de vídeos cortos no sólo ha robado la atención de millones de usuarios de Instagram que ahora pasan mas tiempo allí que en la red social propiedad de Facebook, también ha hecho que ellos pivoten apostando más hacia el vídeo que mantener ese sello de identidad que fue durante mucho tiempo el feed fotográfico.

Así que, aunque Instagram aún tiene una gran presencia y mucho potencial, es cierto que no puede dormirse. Porque TikTok le podría hacer mucho daño. Y lo mismo podría ocurrir si aparece una nueva red que vuelva a darle protagonismo a la fotografía y no tanto al vídeo en forma de historias o Reels.

¡Sé el primero en comentar!