¿Cual es la mejor resolución para publicar en Instagram?

El éxito de Instagram va mucho más allá de presumir de plato, de rincón perdido del mundo o de morritos. El secreto también está en usar la imagen correcta, y no nos referimos al encuadre, sino a la resolución. Elegir el formato y la resolución adecuada es crucial para que tus fotos luzcan perfectas, así que te vamos a dar algunos consejos y trucos para que tengas una galería perfectamente armoniosa.

El tamaño perfecto para Instagram

A Instagram le da igual todos los megapíxeles que tenga tu cámara. El servicio reducirá la calidad de esas imágenes gigantes para optimizar la carga de las galerías, así que no te preocupes de subir la imagen a la máxima resolución posible, porque se reducirá. Con la idea de no dar tanto trabajo al servicio y evitar más compresión de la cuenta, lo ideal es que subas las imágenes con un ancho de 1080 píxeles, que es la anchura máxima que soporta el servicio.

Si subes imágenes con un ancho mayor, el sistema las reducirá, y si subes una de menor tamaño, las aumentará y, por tanto, perderán muchísima calidad. En los comienzos de Instagram las imágenes tenían un ancho máximo de 640 píxeles pero, por suerte, las cosas cambiaron y ahora tenemos mucha más información en una foto.

Cuestión de formato

Instagram

Otro detalle a tener en cuenta es el formato de la imagen. Hasta ahora, siempre te habían dicho que las fotos con el móvil se tenían que hacer en horizontal, sin embargo, la importancia de las redes sociales y la manera en la que las usamos han cambiado por completo este concepto.

En Instagram no iba a ocurrir menos, así que vas a tener que ir cambiando el chip y pensando más en vertical que horizontal. La razón es la manera en la que se muestran las imágenes en el feed. Desde que Instagram dejara de restringir el formato 1:1 hace ya unos años, poco a poco ha ido adoptando nuevas posibilidades a la hora de interpretar las relaciones de aspecto al mostrar el contenido a través de su plataforma. Aunque, si lo que buscas es aquellas dimensiones que aprovechen más el feed de la gente que te sigue (en lo que a post en tu muro se refiere) deberías de usar el formato 4:5.

Es algo que muchos pidieron durante mucho tiempo, y aunque ya no es un problema, conlleva algunos detalles a tener en cuenta que determinarán el éxito de tu foto. Y es que sí, dependiendo del formato de la imagen, tus fotos se verán más o menos.

Si optas por colocar una imagen horizontal, el feed la ajustará para que mantenga la proporción y, obligada por el ancho de la pantalla, la altura de la misma podría quedar bastante reducida. Esto hace que tu foto ocupe poco espacio en la pantalla, y cuando un usuario realice scroll de todo su feed, tu foto podría no llamar la atención de primeras.

Sin embargo, si tiras más por lo vertical, el lado más grande será el de la altura de la foto, y en ese caso la imagen ocupará más espacio de la pantalla. De esa forma, al hacer scroll, tu foto permanecerá más tiempo en la pantalla y, por lo tanto, será más visible.

¿Cómo elegir el formato correcto?

Esto no quiere decir que no debas subir fotos horizontales, pero si lo que buscas es visibilidad, será mejor que exprimas al máximo las verticales. Partiendo de la base de que el máximo ancho de la imagen que muestra Instagram es 1080 píxeles, esta es la resolución óptima con la que tendrás que publicar tu foto en vertical: 1080 x 1350 píxeles. Una vez más, refiriéndonos a aquellas publicaciones que hagas en tu muro.

¿Por qué? El formato vertical tendrá una proporción 4:5, esto quiere decir que para un ancho de 1080 píxeles (el que permite Instagram) podremos disponer de una altura máxima de 1350 píxeles. Otros formatos diferentes recortarán la imagen y te harán perder información por arriba y por abajo (siempre que cuentes con una altura desproporcionada), ya que el formato final que aplica Instagram siempre será de 4:5. Si la imagen es más pequeña de esas proporciones, aparecerá sin problemas, pero habrás desaprovechado anchura o altura según sea el caso.

¿Cómo recorto la imagen?

Instagram recortar imagen

La opción más sencilla y con la que prácticamente no tendrás que hacer nada es la de utilizar la herramienta de edición de Instagram. El problema es que podrías no tener el control total de la colocación de la imagen a la hora de hacer el recorte. El formato por defecto de Instagram es 1:1 (cuadradas), pero si quieres tener una vista horizontal o vertical de la imagen, sólo tendrás que pulsar el botón de estirar para que te permita ver el nuevo recorte.

Snapseed recortar

Aunque si lo que quieres es tener un control absoluto del recorte, ver exactamente qué se va a mostrar y qué estar perdiendo en la imagen, podrías usar la aplicación de Snapseed, ya que en su herramienta de recorte se incluye el formato 4:5 para que puedas obtener un recorte perfecto para subir a Instagram. Para hacer esto es tan sencillo como:

  • Accede a la tienda de aplicaciones de tu teléfono. Esta app está disponible tanto para Android como para iOS.
  • Busca Snapseed y descárgalo.
  • Abre la app y pulsa en el «+» que ves en el centro para acceder a tu galería y cargar la foto en cuestión que deseas editar sus dimensiones.
  • Ahora pulsa en «Herramientas» y, en el menú desplegable que veremos en la pantalla, tendremos que pulsar en la opción de «Recortar».
  • En dicha sección tendremos todas las posibilidades a nivel de dimensiones y relaciones de aspecto que necesitamos. Si hacemos un swipe de derecha a izquierda podremos variar entre diferentes modelos preestablecidos como el 5:4.
  • Pero, como ya sabes, lo que verdaderamente nos interesa no es 5:4, sino 4:5. Para eso será tan sencillo como pulsar en el icono de la flecha que gira. Automáticamente este recorte se convertirá en las dimensiones que necesitábamos.
  • Pulsa en el check de la esquina inferior derecha para confirmar la selección.
  • Ahora haz click en «Exportar» y luego en «Guardar» o «Exportar» según lo necesites. Y ya estaría.