Esa música no puede sonar en tus publicaciones de Instagram, ¿o sí?

Para cualquier creador de contenidos la música siempre es uno de los temas más complejos de gestionar. ¿Qué canciones puedo usar? ¿Si sólo son unos segundos, podría tener problemas al publicar aquí? Abarcar todas y cada una de las plataformas es complejo, así que nos vamos a centrar en Instagram, qué música puedo usar en mis publicaciones, historias o directos.

¿Qué música puedo usar en Instagram?

Musica Instagram Stories

Cuando te preguntes qué música puedes usar en Instagram la respuesta rápida es: toda aquella de la cual tengas derechos de reproducción o seas su propio autor. No obstante, Instagram ha actualizado sus normas a la hora de usar música con derechos, para dejar claro qué puede ocurrir cuando publicas en su plataforma un tipo de contenido u otro.

Y es que, no es lo mismo publicar una historia a una publicación del feed principal donde normalmente trabajas con material grabado previamente y hay una postproducción. Es más, ahí es donde realmente surgen la mayoría de los problemas. Porque hay muchos usuarios que no se paran a pensar que usar música con copyright puede causarles problemas en algún momento. Y como la música libre de derechos en el fondo es algo más limitada, pues quien no quiere repetir o simplemente aprovecharse de temas de actualidad acaban usando material que no deberían a priori.

Instagram y el uso de música con derechos

Con el aumento repentino en el uso de los directos, Instagram ha actualizado los criterios y casos que se contemplan a la hora de publicar contenido con música con derechos de autor. Unas medidas que buscan ayudar y proteger a los artistas, compositores y socios que trabajan en la producción de esas piezas.

Si vas a usar música con derechos de autor, esto es lo que debes saber en función de qué vayas a publicar en Instagram. Pero antes una aclaración: la música que puedes añadir a tus publicaciones de Instagram a través del sticker Música no cuentan. Es música con derechos, pero la compañía ha llegado a acuerdos con quienes los gestionan y puedes usarlas libremente desde estas opciones de inserción.

Ahora sí, qué ocurre si publicas música con derechos en historias, directos o publicaciones del feed.

Música en las historias

Cuando publicas una historia no hay ningún tipo de limitación. Puedes mostrar una actuación en vivo de un artista mientras interpreta su música u otro tipo de vídeo donde de fondo suena un tema protegido por derechos de autor.

Música en publicaciones del feed general

En las publicaciones que vayas a realizar dentro de tu feed principal las normas son similares a la de las historias, pero con algunas limitaciones. En primer lugar puedes publicar algún contenido en vídeo donde se reproduzca música con derechos siempre y cuando sean ocasiones excepcionales. Imagina, una actuación de un músico.

Sin embargo, si es una pieza que tú has elegido para ambientar tu vídeo debes saber que no puedes hacerlo. Por tanto, te arriesgas a que el contenido sea detectado, bloqueado y hasta eliminado.

Música en los directos

En el caso de los directos no sólo está más claro todo, también habrá avisos. Directamente no puedes reproducir música con derechos. Si eso ocurre, la plataforma lo va a detectar más rápidamente, pues cuenta con algoritmos diseñados justo para ese cometido como Twitch o YouTube. Antes de bloquearte la transmisión, Instagram mostrará un aviso en pantalla indicando que si no pones solución a la situación, el vídeo acabará siendo interrumpido, bloqueado y hasta eliminado.

Así que tenlo en cuenta y controla bien qué está sonando mientras estás haciendo un directo en Instagram, sobre todo si luego tienes la intención de guardarlo en IGTV para que se pueda ver en un futuro por cualquier usuario que acceda a tu perfil, puesto que si Instagram interviene, lo más seguro es que tu directo acabe eliminado.

Qué música se puede usar en los Reels

De primeras, a la hora de usar música con derechos de autor en los Reels de Instagram no tendrás ninguna limitación y podrás hacer lo mismo que con las historias. Lo que sí has de tener en cuenta es que en función del tipo de cuenta que hayas establecido puede que no tengas música disponible en el botón música. Para ello tendrías que cambiar a la opción de creador o personal en lugar de empresa. Aunque si cambias la categoría para tu perfil es posible que sí aparezcan.

No obstante, la música de los reels la puedes también añadir con la opción de grabar voz en off o usando un vídeo previamente editado si, como decimos, se trata de contenido que es para publicar en una cuenta de empresa.

Y no olvides esto

Recuerda que cada plataforma suele tener sus propios acuerdos para utilizar música y aunque en la mayoría de ocasiones puedas subir una storie a Instagram o un TikTok con el mismo tema, es posible que te encuentres con casos en los que podrían vetarte en una de las dos. De ahí que cuando trabajes con Instagram, no des por hecho que eso que estás subiendo será igual de legal en otro sitio.

Eso ocurre, por ejemplo, en los temas libres de derechos de YouTube que, si los utilizas en Twitch, podrías llevarte una desagradable sorpresa ya que te silenciarán las partes donde crean que se está vulnerando el derecho de algún creador. Así que no te olvides de este pequeño, pero trascendental detalle, cuando te decidas a subir contenidos indistintamente de una app a otra.

Qué ocurre si usas música con derechos de autor

De primeras si usas material con derechos de autor puede que no ocurra nada, porque sin saberlo ya hay muchos temas que Instagram ha licenciado para que los puedas usar libremente en cualquier tipo de publicación dentro de su plataforma. Sin embargo, en otras situaciones puede que no ocurra lo mismo y te lleves una desagradable sorpresa.

Si usas contenido para el cual no tienes de derechos de uso, tus publicaciones podrían ser bloqueadas o eliminadas directamente por Instagram sin previo aviso. Algo que una vez podría no ser tener más consecuencias que la pérdida de dicha publicación y el impacto de cara a visitas, seguidores, etc. Pero si se repite más podría acabar implicando la suspensión y cierre de tu perfil.

Por tanto, es importante no caer en el error de pensar que no pasará nada por usar una determinada canción en un vídeo de pocos segundos. Porque podrías llevarte una desagradable sorpresa. Además, hoy en día existen numerosos servicios que permiten, por un módico pago (según el tipo de perfil que seas) acceder a un amplio catálogo musical.

Dónde encontrar música para Instagram

Epidemic Sound

Llegados a este punto, con la política de Instagram respecto a la reproducción de música con derechos de autor en su plataforma ya clara, si tienes los derechos no habrá consecuencia alguna, pero si no es así vas a arriesgarte a que tu contenido se vea afectado.

Por tanto, ¿qué opciones tienes para usar música sin riesgo alguno? Una de las mejores alternativas es usar un repositorio de música con licencia Creative Commons Zero, es decir, aquellas que se pueden utilizar para uso comercial y no comercial sin necesidad de atribuir la autoría. Por ejemplo, Mixkit da acceso a un número importante de canciones en el que podreás elegir material con este tipo de «licencia gratuita y libre» de diferentes géneros o estados de ánimo.

En el caso de necesitar música para publicaciones, historias o directos, en Facebook cuentan con una sección con una gran variedad de música, tanto por estilos como duración. Y por último, si buscas algo con mayor repertorio y, en ocasiones, calidad, hay servicio que muchos Youtubers utilizan para sus vídeos y que añaden la posibilidad de usar ese contenido en otras redes como Instagram. Son servicios de pago, pero como decimos el coste es bastante asumible si tienes un mínimo de capacidad para generar ingresos con las acciones que puedas realizar en la plataforma. Algunos de los más populares son:

Epidemic Sound

epidemic sound

Esta compañía nació en 2009 y ha supuesto una completa revolución en la industria musical. Funciona con un sistema de canciones libres de derechos, pero con licencia. Epidemic Sound se nutre de un grupo de artistas colaboradores que reciben un pago único al subir sus canciones a cambio de renunciar a los derechos de las obras. Epidemic les paga por adelantado, por lo que el negocio beneficia a ambas partes. Los creadores no tienen que esperar sentados a cobrar sus royalties —en algunos bancos de sonido, el trabajo se sube y los artistas jamás llegan a ver un céntimo— y los clientes de Epidemic pueden utilizar las obras sin miedo a que un artista acabe reclamando el sonido de un vídeo por infringir derechos de copyright.

Además, Epicdemic Sound tiene dos modalidades diferentes en función de si eres un profesional ya asentado en las redes sociales o si eres principiante. En los niveles más avanzados, incluso puedes contactar con ellos para que sus artistas realicen piezas a medida de tu contenido.

Artlist.io

artlist

Con un esquema similar, Artlist.io no requiere que compres canciones de forma individual, sino que funciona con una membresía de pago anual. Artlist tiene tres planes diferentes, cada uno con sus ventajas. Una vez utilices una canción, la licencia perdurará incluso aunque dejes de pagar la membresía. La diferencia será que no podrás volver a usar dicha canción hasta que vuelvas a hacer un nuevo pago. Además, no tendrás que hacer mención al autor de la canción si no te apetece.

MusicBed

musicbed

No cuenta con una biblioteca muy extensa, pero sí muy variada. No funciona por suscripción, sino por licencia individual. En esta plataforma, hacerte con una canción tiene un precio fijo que parte de los 42 euros. Puede no parecerte barato, pero dependerá totalmente del uso que vayas a dar al contenido. Por ejemplo, si quieres un jingle para asociarlo a tu marca personal, solo un banco de sonido con este tipo de licencias te va a permitir pagar por hacer que dicha pista te pertenezca en exclusiva. MusicBed es una de las plataformas que más recorrido tienen en el sector. Con ella trabajan grandes marcas como Amazon, Samsung, McDonalds o Nike, por citar unas cuantas.

Premium Beat

premium beat

Esta plataforma es de los creadores de Shutterstock, y cuenta con miles de pistas para que puedas dar un toque de personalidad a tus creaciones. Cuentan con más de 20.000 canciones únicas, y su sistema de licencia es similar al de Epidemic Sound. Si alguna vez has comprado fotos en Shutterstock, sabrás que tienen un buen catálogo, pero su precio es bastante alto. Y aquí pasa un tanto de lo mismo. Vale unos 65 dólares al mes, y puedes hacerte con 5 canciones mensuales que podrás utilizar como prefieras.

Como decimos, no es la alternativa más barata. De hecho, si vas a iniciarte en este mundillo por primera vez, es recomendable que comiences por el nivel principiante de Epidemic y luego vayas explorando alternativas conforme vayas recuperando la inversión.

Music Vine

music vine

Este servicio colabora con músicos independientes, y tiene a su disposición un gran catálogo de canciones perfectas para cada ocasión. De todos los servicios que te hemos presentado, es posible que Music Vine sea el que mejor trata al artista, pues dedican una gran sección de la plataforma en que conozcamos a las personas que están detrás de las pistas que más nos gustan. De este modo, podemos explorar más sobre su trabajo y encontrar nuevas canciones que pueden estar en sintonía son nuestro proyecto.

Music Vine vale 17,99 euros al mes en su modalidad Pro Lite y 32,99 euros al mes en su opción Pro Standard. Depende del tipo de contenido que hagas, tendrás que hacerte con una membresía u otra.

1 Comentario