Instagram Shopping: cómo ganar dinero vendiendo en tu perfil

Al igual que ocurre con otras plataformas, en Instagram ya no sólo puedes publicar fotografías, historias y reels, también puedes usar la red social para vender productos y así obtener unos ingresos extras. Y lo mejor de todo es que no resulta para nada complicado. Esto es todo lo que debes saber para comenzar a vender por Instagram.

Qué es Instagram Shopping

Instagram Shopping es una característica que la plataforma implementó hace ya algún tiempo y que tienen como finalidad el permitir a las marcas crear un catálogo digital de sus productos. De este modo, los usuarios de la plataforma puedan comprarlos sin necesidad de abandonar la red social e incluso no tener que ir a una web externa. Aunque también están la opción de usarla sólo como escaparate y finalizar el pago en la correspondiente página de la marca.

Sea como sea, lo cierto es que aprovechar esta opción de Instagram puede llegar a resultar muy atractivo y supone una fuente de ingresos extras o una manera de potenciar los que ya recibes a través de los canales de venta en los que te mueves habitualmente.

Por todo ello, si te interesa o piensas que podrías aprovechar la plataforma para vender, te vamos a explicar cuál es el proceso paso a paso. Así podrás llevar a cabo tanto el proceso de configuración de tu tienda en Instagram como conocer algunas particularidades del mismo y su funcionamiento.

Cómo crear tu tienda en Instagram

El primer paso para poder vender en Instagram es ver si en tu país está activa la opción de Instagram Shopping. Esto es algo que puedes comprobar fácilmente desde la página de soporte de Instagram, pero aún así, aquí va el listado de países según su continente:

  • Norteamérica: Canadá y Estados Unidos
  • Latinoamérica: Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guadalupe, Guatemala, Guayana, Guayana Francesa, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Surinam, Uruguay y Venezuela
  • Europa, Oriente Medio y África: Alemania, Arabia Saudí, Argelia, Armenia, Austria, Bélgica, Bulgaria, Camerún, Chipre, Costa de Marfil, Croacia, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Georgia, Ghana, Grecia, Hungría, Irlanda, Israel, Italia, Kenia, Letonia, Líbano, Lituania, Luxemburgo, Malta, Marruecos, Mayotte, Moldavia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Reunión, Rumanía, Serbia, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Túnez y Turquía
  • Región Asia-Pacífico: Australia, Bangladés, Birmania, Corea, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Kazajistán, Laos, Malasia, Mongolia, Nepal, Nueva Zelanda, Singapur, Sri Lanka, Tailandia y Taiwán

Si tu país o lugar de residencia está dentro de esta lista, el siguiente paso es crear tu tienda habiéndote asegurado de que el producto que vas a vender es un producto físico. Para otros tipo de ventas como infoproductos, guías, cursos, etc., tendrás que recurrir a otras opciones o hacerlo de un modo mucho más manual.

A continuación, para crear tu tienda en Instagram el primer paso es que tu perfil pertenezca a un perfil de empresa. Así que sólo tienes que cambiarla de personal o profesional a este último modo que es el que está creado para este tipo de actividades entre otras cosas. El paso a paso sería el siguiente:

Cuenta creador de Instagram

  1. Inicia Instagram y configura tu cuenta como empresa dentro de Configuración > Cuenta > Cambiar a cuenta…
  2. Ahora, vea Editar Perfil y conecta o crea una nueva página de Facebook. Esto es imprescindible para poder tener una tienda en Instagram. De paso también se activarán las experiencias conectadas entre ambas redes
  3. El siguiente paso es comenzar a subir tus productos a Facebook Commerce Manager. Para ello crea un catálogo y ve añadiendo los diferentes productos con su fotografía, enlace de compra, precio, etc. Este proceso se puede realizar uno a uno o de forma masiva a través de las diferentes opciones que encontrarás
  4. Ahora ve de nuevo a tu perfil y en Configuración > Creador > Configurar «Compras en Instagram» pulsa para abrir tu tienda en Instagram
  5. Sigue las indicaciones que te va dando la aplicación para seleccionar la página que has creado en Facebook con la tienda y/o catálogo de productos que quieres vender. Si vas a usar una plataforma como Shopify, Magento, BigCommerce o WooCommerce tendrás que conectar tus cuentas
  6. Una vez realizado todo este proceso Instagram verificará que los datos son correctos y si es así activará tu tienda dentro de la plataforma
  7. Cuando hayas pasado el proceso de revisión, ya podrás comenzar a crear publicaciones donde etiquetar los productos que vendes

A partir de ahora, cuando realices una publicación en el feed y los usuarios la vean también tendrán acceso mediante dichas etiquetas a la opción de compra. Una compra que según ya cada país podrán finalizar dentro o no de la propia plataforma. No obstante, en el peor de los casos lo único que sucederá es que tendrán que ir a tu web o plataforma de pago para cerrar la transacción.

Publicaciones, historias, guías de compras y más en Instagram

Una vez tienes activa tu tienda en Instagram podrás usar prácticamente todas las opciones de publicación de contenido para vender tus productos, por ejemplo:

  • Puedes crear publicaciones en el feed etiquetando los productos que aparecen en ella
  • También subir historias y mediante la pegatina de compras añadir la opción de redirigirlo al usuario al producto para que se haga con él
  • Otra opción es Instagram Live Shopping y te permite hacer una presentación en directo a la par de ofrecer enlace de compra en pantalla
  • Por último están las guías de compras de Instagram, una opción que está dentro del icono +

Todas estas opciones ayudan a dar una mayor visibilidad a tus productos y lograr así mayores ventas. Aunque hay aspectos básicos que ayudan a mejorar los números y son prácticamente los mismos por los que se rige la propia plataforma. Es decir, las publicaciones deben ser atractivas y con imágenes de calidad que inciten a la compra, la información en texto también ha de ser clara y todo aquel producto que ya no trabajes quitarlo para evitar posibles confusiones.

Listo, con todo esto y aunque pueda parecer un poco lioso al inicio podrás comenzar a vender por Instagram e incluso aprovechar el trabajo para también hacerlo a través de Facebook por esa propia integración al pertenecer ambas a Mark Zuckerberg.

¡Sé el primero en comentar!