Disfruta de Instagram de forma sana y equilibrada o elimínala

A pesar de las críticas que muchos realizan, en algunos casos con parte de razón, Instagram sigue siendo una de las redes sociales más importantes del momento. Es por eso que merece la pena aprovechar todo ese contenido de valor que muchos usuarios aportan y no quedarse sólo con la parte negativa. Si te interesa, veamos cómo usar Instagram de manera segura, sana y equilibrada.

Una cuestión de actitud

De vez en cuando resulta interesante parar y pensar en cómo se están usando las diferentes plataformas sociales en la actualidad, pero no tanto en cómo las usan otros sino uno mismo. Conocer cuáles son las motivaciones reales y qué es lo que finalmente encuentras al acceder es importante para saber hasta qué punto aporta y si se puede hacer algo para cambiar lo que no gusta.

No obstante, tanto el qué motiva a entrar como el qué aporta va muy relacionado con la propia actitud de uno. Si cuando se busca contenidos o se realizan interacciones se hace de forma tóxica, lo más seguro es que todo acabe volviendose una montaña de actos negativos que no beneficiarán en nada al final del día.

Las actitudes tóxicas sólo logran polarizar aún más y acabar con enfadados en lugar de disfrutar del rato que se invierte en Instagram. Así que, lo primero que se debe hacer es cambiar la forma de ver la red y la actitud que se mantiene con las publicaciones. Cuando se tiene todo eso claro se puede empezar a aprovechar las diferentes herramientas que ofrece para mejorar aún más la experiencia.

Herramientas de seguridad de Instagram

Ahora sí, estás decidido a usar Instagram de forma sana, para compartir momentos o simplemente disfrutar de aquellas temáticas que te interesan. ¿Cómo lo logras? Pues de partida haciendo uso de las herramientas de seguridad.

Si tu feed se ha ido volviendo un poco caótico, con contenidos negativos, usuarios que molestan con sus publicaciones o comentarios, nada mejor que aprovechar todas estas opciones:

  • Bloquear cuentas: no hace falta explicar mucho, si alguna cuenta que aparece de forma recurrente o puntual publica contenidos que no son de tu agrado y te están haciendo mal, con esta herramienta podrás olvidarte
  • Bloquear a los comentaristas: es cierto que uno de los atractivos de las redes sociales es su capacidad de conexión con otros y la interacción que permiten, pero no siempre todos comentan con respeto y argumentando razonadamente sus opiniones. Por ello, si alguno se pasa en tus publicaciones puedes bloquearlo. Además, por cómo funciona esta opción, él seguirá viendo sus comentarios hacia tu contenido, pero nadie más. Un claro «Don’t feed the troll» que evita se de cuenta y pueda crear nuevas cuentas para seguir molestando
  • Controlar los comentarios: otra opción interesante para que la experiencia mejore es controlar quién puede o no comentar en tus publicaciones. De este modo, podrás desde ocultar los que resulten ofensivos hasta filtrar aquellos que usen algunas palabras o emojis que no sean de tu agrado. Por último puedes siempre eliminar todos aquellos que se cuelen y no aporten nada
  • Silenciar una cuenta: esta otra herramienta que ofrece Instagram es interesante pues sin tener que dejar de seguir a dicho perfil te permite que nada de lo que publique aparezca en tu feed

Todas estas herramientas más el resto que ya van dirigidas a realizar acciones más específicas aportan el primer paso hacia un uso seguro de Instagram. Pero para conseguir una experiencia mucho más sana y gratificante a la par de equilibra es importante apoyarse en lo que se denomina como Equilibrio digital.

Equilibrio digital de Instagram

Si te paras con papel y lápiz en mano para anotar cuántos notificaciones o intentos de llamar tu atención recibes a lo largo del día, es muy probable que te sorprendas. Tanto que es fácil llegar a pensar cómo es posible que más de uno no haya acabado loco tras miles de «acaba de publicar contenido nuevo en sus historias», «mira la última publicación», «está emitiendo en directo», etc.

Estos avisos así como otros elementos pueden llegar a ser de gran ayuda, pero no tienes por qué tenerlos activos en todo momento. Es más, aunque por defecto todo está activo, igual sería interesante empezar con una configuración completamente contraria donde se limitase desde las interacciones hasta el tiempo de uso.

Como esto no ocurre y el motivo es algo que todos ya sabemos (estas plataformas quieren que las usemos el máximo tiempo posible), lo que sí se puede hacer es aprovechar las herramientas que desde hace algún tiempo también están ofreciendo y que entran dentro de lo que llaman como equilibrio digital.

Estas opciones son independientes a las que los sistemas operativos iOS y Android ofrecen también por su parte. De modo que nunca está de más conocer qué ofrecen para ver hasta qué punto pueden resultarte útiles en tu día a día y la forma de usar la red.

Lo primero es saber cómo acceder al equilibrio digital de Instagram. Para ello sólo tienes que seguir lo siguientes pasos:

  1. Abre la aplicación de Instagram
  2. Accede a tu perfil y luego a Configuración
  3. Selecciona Tu Actividad
  4. Por último, el apartado Hora

En esta sección verás el tiempo que usas la aplicación de media diaria y una opción que te permite administrar el tiempo diario que inviertes en la aplicación y la configuración de las notificaciones. Con estas tres opciones lo que puedes lograr de cara a mejorar la experiencia de uso es bastante interesante.

  • Ver actividad es la forma más visual de tener una radiografía clara del tiempo que has pasado consultado Instagram durante los últimos siete días. Aunque aquí hay que tener en cuenta que también suma el tiempo de uso cuando estás publicando contenidos. De modo que hay que saber hacer las lecturas correctas para saber si te roba mucho tiempo porque entras a mirar y ya no sales o si es porque estás subiendo fotos, stories, etc.
  • Programar recordatorio diario es una de las notificaciones más útiles que puedes recibir por parte de Instagram ya que te alerta cuando superas un tiempo establecido previamente. Si sólo quieres usar la red durante 30 minutos al día, establece ese máximo y cuando te pases te lo dirá. Así serás consciente de lo que inviertes cada día o cuando la usas
  • Configuración de las notificaciones es la última opción y a su vez, dentro de ella, hay muchas más notificaciones para que tengas un control exacto sobre lo que sí quieres o no recibir. Aunque si quieres tener el control total del uso, para todas las notificaciones

Cómo usar Instagram de forma sana y equilibrada

Con todo esto ya conocido, ¿qué puedes hacer para mantener un equilibrio y uso sano de Instagram? Pues realmente es muy fácil, pero requiere que apliques desde el primer día los cambios y no caigas en la tentación de saltarte lo que definas.

El primer paso es establecer el tiempo máximo que vas a invertir en la plataforma. Aquí dependerá de cada uno, de su implicación y del número de usuarios que siga, pero te recomendaríamos que no gastases más de 30 minutos al día. Realmente en mucho menos tiempo se puede ver el feed y las historias de las personas a las que sigues, quedándote tiempo para descubrir nuevas cuentas si te apetece.

Respecto a las notificaciones, realmente no necesitas ninguna activa. A lo sumo podrías dejar sólo las que afectan a los directos si es que sigues cuentas que los hagan de forma recurrente y sea sobre temas que de verdad te interesan. Si no es así, tampoco pasa nada si te lo pierdes. Realmente nos perdemos muchas más cosas cada día, por lo que qué más da si se trata también de un directo de IG.

Controlado el tiempo de uso y notificaciones, haz una limpieza de todas aquellas cuentas que te aportan poco o han cambiado su temática hacia una con la que no estas cómodo. No hace falta que las dejes de seguir si no quieres, recuerda que están las opciones de silenciar cuentas. Pero es importante que cuando entres a Instagram el contenido que veas siempre sume y nunca reste.

Es cierto que siempre habrá cosas que no te cuadren del todo, como los post sugeridos que suele ahora mostrar la red para engancharte un poco más, aunque ellos digan que son sugerencias para ayudarte a descubrir perfiles nuevos. Pero estos elementos también los puedes reducir si desde el menú de tres punto de la publicación indicas que no te interesan.

Además, a todo esto hay que sumar otras más opciones que permiten reportar contenido ofensivo o peligroso. Así que sí, con una buena actitud y aprovechando cada herramienta disponible se puede llegar a disfrutar de Instagram de forma sana y equilibrada.

Y eso es bueno, porque hay mucho contenido útil que puedes aprovechar y con el que disfrutar en esos ratos de ocio o incluso aprovechar todas sus posibilidades de cara a temas profesionales. Pero si tras intentarlo ves que no te aporta, entonces elimínala.