Te enseñamos cómo blindar Alexa para que no ‘escuche’ tus conversaciones

Hace un par de semanas una noticia sobre el asistente inteligente de Amazon dejó preocupados a muchos usuarios. Un informe ponía de manifiesto que las conversaciones que se tiene con los dispositivos Echo y por tanto con Alexa eran revisadas y transcritas por empleados de la compañía. Amazon se encargó de aclarar que se trata de «número extremadamente pequeño de interacciones», pero si quieres limitar en la mayor medida de lo posible esta actividad, hay una manera de blindar tus equipos. Te la explicamos.

Cómo evitar que tus conversaciones con Alexa sean registradas por Amazon

El medio estadounidense Bloomberg fue el encargado de destapar esta polémica a mediados de este mes de abril. Según exponía en su artículo, Amazon registra las conversaciones e interacciones que los usuarios tienen con sus aparatos con Alexa con el objetivo de aprender y mejorar su propio lenguaje natural e inteligencia artificial. Para ello, la compañía de Jeff Bezos emplea a un grupo de empleados que revisan y transcriben los clips de audio -entre los que se incluyen los audios cuando Alexa se activa por error o de manera involuntaria.

No se trata de una suposición o de una teoría con una investigación en curso; la propia Amazon confirmó esta práctica al medio norteamericano, indicando -para calmar los posibles ánimos alterados de los usuarios- que sólo anotan «una muestra extremadamente pequeña de las grabaciones de voz de Alexa para mejorar la experiencia del cliente». Igualmente la firma quiso explicar que no se realizan «escuchas activas» y que es imposible que un trabajador encargado de este tarea pueda vincular las grabaciones con una persona identificada o con su cuenta -algo que sí ponía en duda la publicación tras ver una captura de pantalla que les había llegado confidencialmente.

Misma lectura hizo Amazon España en un breve pero contundente comunicado oficial que envió a aquellos medios que empezaron a hacerse eco del reportaje de Bloomberg, aclarando además que las interacciones que se cogen son aleatorias y siempre después de haber usado la palabra de activación.

Amazon Alexa

Si aún con todo ello, la mosca se te ha quedado detrás de la oreja, hoy vamos a explicar un par de medidas que puedes tomar para intentar blindar mejor tus dispositivos. Esto no significa que se confirme al 100% que no te escuchen; pero al menos deshabilitarás algunas opciones que por defecto están activas y que facilitan precisamente este proceso gracias a los permisos que, supuestamente, has dado.

Estos son los pasos a seguir:

  1. Entra en la aplicación «Amazon Alexa» en tu teléfono móvil.
  2. En la pantalla principal, toca sobre las tres líneas de la esquina superior izquierda.
  3. Toca en «Configuración» y una vez dentro pulsa en «Cuenta de Alexa».
  4. Pulsa en «Privacidad de Alexa«.
  5. Busca la opción «Gestiona la manera en que tus datos nos ayudan a mejorar Alexa» -es la cuarta opción.
  6. Desactiva las dos funciones que aparecen por defecto activadas: «Ayúdanos a desarrollar funcionalidades nuevas» y «Usar mensajes para mejorar transcripciones» (si tienes más de un perfil, tendrás que desactivar individualmente cada uno de ellos, como ves en nuestras capturas).

Como bien indica en Gizmodo, si de verdad quieres eliminar al 100% cualquier tipo de riesgo, lo único que puedes hacer es no tener ningún de dispositivo con Alexa (o el asistente que sea) en casa, pero como eso va a ser a estas alturas más difícil… Al menos así tendrás un mayor control sobre ello.