Cómo crear tu primera newsletter en pleno 2020

Cómo crear tu primera newsletter en pleno 2020

Pedro Santamaría

Los podcast y las newsletter están atravesando por un momento único. Y es que, con tantos inputs tener un canal de comunicación más personal, selecto y preparado para consumir cuándo y cómo quiera el usuario es algo genial. Por eso, dejando el tema de podcast para más adelante, qué te parece si vemos cómo crear tu propia newsletter desde cero en 2020.

Newsletter o email marketing

Persona con portátil trabajando

La comunicación privada, aquella que consumes de un modo más pausado y sobre temas más curados está, ganando adeptos. Entre las distintas opciones que nos permiten esto y alejarnos de las continuas distracciones que generan los lectores RSS, redes sociales, notificaciones de apps, etc., están las newsletter.

Los boletines de noticias, email marketing o como quieras llamar a las newsletter no son nada realmente nuevo. Desde hace muchos años se han venido usando en internet, pues su vía de comunicación está basada en el correo eléctrónico. Y antes de que las webs, blogs y redes sociales se popularizaran eran la forma habitual de recibir información.

Ahora, con la conquista de las redes sociales y esa gran cantidad de inputs que recibimos a cada momento han vuelto a ganar visibilidad, pues ofrecen una comunicación más íntima entre el creador de la misma y su receptor. Y te dan ese tipo de lecturas que guardas para consumir tranquilamente el fin de semana, mientras tomas un buen desayuno y sin las prisas del día a día.

¿Cómo se estructura una newsletter? Es muy sencillo, llegan vía email y lo que te ofrecen es una recopilación de artículos, productos o un contenido que previamente ya te ha interesado. Por tanto, esto tiene muchas ventajas y da igual que no seas una marca que vende un producto o servicio o un usuario normal que quiere compartir sus intereses con otros.

Si hubiese que listar las principales ventajas de tener una newsletter, podríamos decir que son las siguientes:

  • El usuario está recibiendo aquello que de verdad le interesa. ¿Móviles? Pues móviles, pero si son temas sobre vídeojuegos pues sólo eso y nada de verse salpicados con rumores sobre X u otros temas como ciencia que igual no le llaman la atención.
  • Sin ser una herramienta de venta es capaz de lograr una conversión mayor que otros canales supuestamente pensados para ello.
  • La inversión económica y de tiempo es menor que la de otro tipo de contenidos que se puedan generar. Puedes tener una newsletter, obtener beneficios y no tener una web propia.
  • Creas una comunidad de suscriptores que están ahí porque verdaderamente les interesa. Y es que si hay algo personal es el correo, nadie va a dejar que le bombardeen su bandeja de entrada con temas que no quiere.
  • Si tienes un blog, canal de YouTube o Podcast puede suponer una gran fuente de tráfico.

Cómo crear tu primera newsletter

Diseño newsletter

Para crear tu primera newsletter no basta con recopilar una serie de direcciones de email y empezar a enviar un correo masivo. Antes hay que considerar algunos aspectos, pues estás usando algo que es muy personal para cada usuario: su cuenta de correo electrónico.

Por eso, lo mejor es usar un servicio pensado por y para el email marketing. Estos de inicio ya cumplen con las leyes de protección de datos GPDR. Además, ofrecen herramientas interesantes como la posibilidad de personalizar el diseño de la newsletter, que sean los usuarios los que se suscriban por ellos mismos y den consentimiento a recibir dichas comunicaciones, también opción a que se den de baja cuando quieran y lo dicho antes, mantener los datos privados de estos a buen recaudo.

Luego, para el creador de la newsletter, estos servicios también ofrecen herramientas que permiten medir el impacto de cada uno de los envíos. Por ejemplo, la tasa de apertura (cuántas gentes abren el email), tasa de rebote (emails erróneos que hay en la base de datos), número de clics que se logran, zonas de mayor impacto o la conversión de usuarios entre otros.

Todos esos datos dan información útil de cara a los intereses del creador, y permiten también el poder obtener datos para poder lograr un patrocinio y así monetizar el trabajo. Aunque como veremos luego, también está la opción de crear newsletter de pago directamente.

Por tanto, sabiendo todo esto, el primer paso para crear una newsletter es elegir qué servicio vamos a utilizar. Algo que no es sencillo, sobre todo si es tu primera vez. Así que, sin intención de extendernos y desgranar servicio a servicio, te vamos a mostrar los que consideramos que son lo más interesantes para empezar. Con el tiempo siempre podrás optar a migrar de uno a otro o crear tus propias soluciones si tienes conocimientos suficientes.

Los servicios de newsletter más interesantes de 2020

Newsletter is coming

Una símple búsqueda de servicios para crear una newsletter en Google u otro buscador te dará múltiples resultados. Algunos puede que te suenen más y otros sean la primera vez que los lees. Por tanto, ¿cuál elegir? ¿Son todos de pago o también los ha gratuitos? ¿Ofrecen lo mismo? Vamos por partes.

Hay servicios que permiten crear una newsletter de forma completamente gratuita aunque habrá algunas limitaciones. Estas pueden ir asociadas al número de emails máximos que se pueden enviar al mes, al número de suscriptores, opciones de personalización, soporte, datos estadísticos, etc. Pero dejando eso a un lado, lo básico es algo que todas ofrecen.

De todos los servicios disponibles ahora mismo, hay tres opciones que nos parecen las más adecuadas para empezar a crear tu primera newsletter.

  • Mailchimp es todo un clásico, seguro que si te interesa el tema o has estado suscrito a distintas newsletter alguna habrás recibido que se envía a través de dicha plataforma. Es una herramienta muy completa, no es realmente sencilla, pero con tantos tutoriales y guías en internet es fácil resolver cualquier tipo de duda que se te presente. Incluso si quieres hacer cosas adicionales como integrar una landing page a tu blog de WordPress.Mailchimp tiene una opción gratuita limitada a la creación de una audiencia y 2.000 suscriptores máximos. A partir de ahí, si se superan los límites tendrás que empezar a pagar una suscripción que comienza en los 9,99 dólares al mes. Pero como digo, es de las mejores herramientas para empezar.
  • Substack es otra buena opción para crear tu primera newsletter. Su funcionamiento es muy sencillo, puede que no incluya tantas opciones ni extras a la hora de personalizar o crear el boletín, pero eso también puede ser su principal atractivo. Al final te centras en el contenido que quieres publicar y listo. Y es una alternativa gratuita que tiene, como gran ventaja, la posibilidad de crear una newsletter de pago y contar con una herramienta de pagos integrada.
  • mailer Lite es la tercera opción que te proponemos. Este servicio ofrece un plan gratuita si no se superan los 1.000 suscriptores ni el envio de 12.000 mails al mes. Si lo haces ya empiezas a pagar mensualmente.

El funcionamiento de los tres no es complejo, pero sí es verdad que Substack es la que tiene una menor fricción. Si quiere más opciones de diseño a la hora de crear la newsletter el editor de Mailchimp resulta algo más versátil. Aunque igual es mejor que eches un vistazo a las tres y elijas, todas son buenas opciones y ya es cuestión de con cuál estés más cómoda.

Qué tener en cuenta para que una newsletter sea un éxito (o al menos intentarlo)

Ahora que ya sabes qué es y cómo crearla, ¿qué otras cosas has de tener en cuenta? Lo primero y más importante es definir qué quieres lograr con ella. Tener marcado un objetivo realista es primordial.

Lo segundo es definir qué tipo publico buscas. Es decir, como indicamos antes, las newsletter tienen una gran poder de comunicación, pero no puedes abusar y convertirlo en un batiburrillo de enlaces poco conectados entre ellos que hagan que tus suscriptores nunca sepan qué van a encontrar.

Ok, tener un margen de sorpresa es bueno, pero si hablas de tecnología un día no hables de cocina al otro, de deportes a la semana siguiente y luego vuelta a la tecnología con algunos apuntes de videojuegos.

Luego está el tema de la consistencia. ¿Cada cuánto tiempo eres capaz de tener preparada una buena recopilación de temas? Si es semanal, adelante; pero si ves que se te echa el tiempo encima mejor darle más margen y según afines procesos varías la cadencia de publicación.

Por último, el aspecto visual sigue siendo muy importante en el internet actual. Tener un diseño llamativo ayuda a atraer al usuario y percibe un mayor trabajo. No es lo más vital, pero ayuda prestarle algo de atención. Hay servicios como Canvas que te ayudan a ello, aunque también multitud de plantillas para personalizar o modificar a tu gusto.

Mailchimp email template

Plantillas de diseño en Mailchimp

A partir de aquí ya te toca a ti comenzar a trabajar. Crearte una plantilla de tareas para preparar los que será la base de la newsletter, qué servicio usarás, conocer sus opciones y comenzar tanto con los primeros envíos como la difusión de la misma para lograr atraer a más suscriptores.

Por si te sirve:

  • Qué quieres lograr con la Newsletter
  • Cuál será tu público objetivo
  • Define el tono, ¿es una newsletter personal o de marca?
  • Crea un diseño atractivo que permite destacar posibles distintas secciones
  • Crea un calendario de envios
  • Llama la atención con titulares potentes sin caer en el “clickbait”
  • Respeta las normas de protección de datos y se claro con tus suscriptores
  • Analiza las estadísticas de cada newsletter enviada para ver dónde mejorar

Listo, si te sirve y te animas a crear una háznoslo saber. Y si por el contrario para lo que te sirve esto es para interesarte por ellas, si encuentras algunas que te resulten interesantes por contenido, forma de hacer las cosas u otros aspectos déjanos también un comentario.