Cómo hacer mejor el Touchpad de tu portátil con Windows 10

Cómo hacer mejor el Touchpad de tu portátil con Windows 10

Pedro Santamaría

Más allá del sistema, de su configuración o sus precios -en ocasiones desorbitados-, lo que no se le puede reprochar a los equipos portátiles de Apple es que sus touchpad funcionan de maravilla. La experiencia a nivel de comodidad, precisión, uso de gestos, etc., hacen que sean de los mejores touchpad. En equipos con Windows 10 esto no suele ocurrir, y quitando modelos puntuales, la mayoría ofrece una experiencia muy básica. Aún así, hay pequeños ajustes para mejorar el uso del trackpad en Windows 10.

Cómo mejorar en touchpad en Windows 10

No todos pero sí es cierto que para algunos fabricantes el touchpad no es un elemento de vital importancia. Asumen que los usuarios que quieran precisión en aplicaciones creativas o juegos usarán un ratón externo. Y sí, es cierto que hay muchas probabilidades de que ocurra, pero también es verdad que en el manejo del propio sistema, navegando o con un simple editor de texto el tener un buen touchpad cambia por completo la experiencia de uso.

Por tanto, dedicar un poco más de atención, usar un touchpad de mayores dimensiones y mayor precisión siempre es interesante. Especialmente ahora que se tiene también soporte para múltiples gestos, etc. Pero bueno, imagina que tienes que adaptarte. Aquí van una serie de acciones que puedes realizar para mejorar la experiencia de uso con un touchpad en equipos con Windows 10.

Actualiza a la última versión del controlador

Los drivers o controladores adecuados son algo esencial. La mayoría de fabricantes o cuando se realiza una instalación limpia se conforman con los controladores de Synaptics, los más habituales. Aún así, no siempre son la mejor opción. Por eso, es importante que mires bien cuál es el controlador ideal para tu equipo. Ve a la web de fabricante y confirma que estás usando el adecuado. Luego, mira también si hay alguna actualización donde se mejore, incluso si se trata de los de Synaptics.

Esta acción tan sencilla puede cambiar por completo el cómo se comporta en el día a día el trackpad. Especialmente si has dado el salto des una versión anterior a Windows 10. Si una vez hecho esto todo sigue más o menos igual, avanza para ver qué más cosas puedes hacer.

Modificar la Precisión, velocidad y otros ajustes

Touchpad Windows 10

Si ya has instalado el driver correcto para tu equipo, el siguiente paso es comprobar qué opciones ofrece su software. En algunos casos hay fabricantes que permiten más opciones que las básicas de clic izquierdo y clic derecho, más aún hoy en día con el soporte para múltiples dedos y gestos.

Investigar estas opciones de software, desconocidas en muchas ocasiones para la gran mayoría, es siempre buena idea. Una vez ajustado todo hay otros parámetros que podrás tocar si vas a Ajustes > Dispositivos > Touchpad.

El primero, la precisión de movimiento. Te permitirá determinar cómo de preciso será el movimiento del puntero con respecto al movimiento de tu dedo. Si vas a trabajar con aplicaciones de diseño esto es vital.

Otros ajustes importantes son el de la velocidad y aceleración. Si no quieres tener que levantar varias veces el dedo de la superficie del touchpad, para ir de una esquina a otra de la pantalla, la velocidad y aceleración son claves. Prueba hasta conseguir dar con el valor que mejor se adapte a tu forma de usar el ratón. Incluso, para ir acorde a cómo se mueve el ratón externo que sueles usar con el equipo.

Trackpad Windows 10

Por último, si no usas todos los gestos que Windows 10 ofrece: desactiva los que no utilices. Gracias a esto el touchpad podrá evitar más fácilmente acciones que, tal vez, no querías realizar. Como podrías ser por ejemplo mostrar el escritorio desplazando varios dedos hacia abajo, cambiar entre apps, etc.

Si con todo esto tu experiencia con el trackpad sigue siendo mala, ya lo único que te queda es comprobar que no hay ningún fallo a nivel de hardware.