Cómo tomarse un descanso de Instagram (sí, se puede)

El otro día te contamos cómo borrar para siempre tu cuenta de Instagram y, visto lo visto, había más de uno deseando desligarse de la red social porque fue un artículo bastante leído. Hoy, precisamente por ello, vamos a contarte otra alternativa que existe para desconectar de la plataforma, solo que de una manera menos radical: tomándote un descanso. Lo que estás leyendo.

Cómo inhabilitar temporalmente tu cuenta de Instagram

Los hay que lo tienen claro: están decididos a desvincularse por completo de Instagram y para ello no dudan un segundo en hacer clic y borrar para siempre su cuenta. Esta medida, sin embargo, tiene un problema y es que si luego te arrepientes, no hay vuelta atrás. Podrás crearte una cuenta nueva, por supuesto, pero no serás capaz recuperar tus fotos, tus contactos o seguidores, ni tan siquiera el nick que usabas.

Si dar carpetazo de manera tan definitiva no te termina de convencer, pero igualmente sigues pensando que te vendría bien desconectar una temporada de Instagram por la razón que sea, hoy vamos a contarte otra medida disponible para que puedas desaparecer el mapa y regresar cuando mejor te plaza, sin que ello implique perder todo lo que llevas publicado hasta ahora o los followers que has conseguido por el camino.

Instagram

Y es que resulta que la red social se encuentra preparada para este tipo de casos y cuenta con una opción que te permite deshabilitar temporalmente tu cuenta y después recuperar todo tal y como lo habías dejado. Al igual que ocurre con la eliminación permanente, dejar tu perfil en stand by no es tan intuitivo como pudieras imaginar, así que te detallamos a continuación los pasos a seguir.

  1. Accede a instagram.com. No vale hacerlo desde tu aplicación móvil (que sería lo más lógico). Debes acceder a la web indicada desde un navegador de escritorio o desde tu móvil (a través de Chrome, Safari, Firefox o el navegador que emplees en tu teléfono).
  2. Si no estás logueado con tu cuenta, introduce tus datos.
  3. Una vez dentro, dirígete al icono del monigote blanco en la esquina superior derecha y pulsa sobre él.
  4. Entrarás en tu perfil de Instagram. Una vez ahí, pulsa sobre el botón “Editar perfil” (junto a tu nick de usuario).
  5. En la sección “Editar perfil” -debe cargarse esa por defecto, si no es el caso, búscala en la columna de la izquierda; es la primera opción-, dirígete al final de la página, donde encontrarás en azul una frase con enlace “Desactivar temporalmente mi cuenta”. Haz clic sobre ella.
  6. Selecciona una opción del menú desplegable que verás junto a ¿Por qué quieres inhabilitar tu cuenta? y vuelve a introducir tu contraseña. La opción para inhabilitar tu cuenta solo aparecerá cuando selecciones un motivo del menú.
  7. Haz clic en la opción Inhabilitar cuenta temporalmente. Listo. Ya eres (medio) libre.

En el momento en el que quieras dar marcha atrás con esta decisión, lo tendrás mucho más fácil, por supuesto. Solo tendrás que dirigirte a Instagram, meter tus credenciales (usuario y contraseña) y la cuenta se reactivará automáticamente.

Ojo, debes saber que hay casos de usuarios que no han sido capaces de reactivar su cuenta tras un periodo de descanso -solo hay que darse una vuelta por foros y demás para leer las quejas. En ese caos, lo que se aconseja es que a la hora de reingresar tus datos, hagas clic sobre el enlace que te permite recuperar tu contraseña -sí, como si no te acordaras y necesitaras ayuda del sistema. Esto hará que te envíen a tu email con un enlace para cambiar tu password. Síguelo, cámbiala y listo: deberías tener entonces tu cuenta de Instagram operativa de nuevo.