Por qué es importante la última actualización de Windows 10

Por qué es importante la última actualización de Windows 10

Pedro Santamaría

Microsoft liberó una actualización de seguridad importante, más de lo que puedas imaginar. Esta soluciona un agujero descubierto por la NSA y que podría afectar a millones de ordenadores en todo el mundo si no se remedia. Por eso, si usas dicho sistema operativo es conveniente que actualices.

Qué ocurre con la última actualización de Windows 10 y Windows Server

Fallo seguridad Windows descubierto por la NSA

Los ordenadores con Windows 10 y Windows Server 2016 hacen uso de una API (crypt32.dll) que tiene como finalidad el permitir a los desarrolladores firmar digitalmente el software que crean. Así consiguen demostrar al sistema que se trata de una aplicación legítima, que no ha sido modificada por un tercero para comprometer así sus datos o realizar acciones no autorizadas.

Pues bien, la NSA descubrió recientemente que había un fallo que afectaba a dicho archivo y eso permitirá que alguien pudiese hacerle creer al sistema que cualquier aplicación era software legítimo. Y claro, como podrás imaginar es un problema y grande. Porque ni usuario ni sistema operativo tendrían herramientas para comprobar que efectivamente se trata o no de un software legítimo y no modificado. Algo que pondría en riesgo millones de ordenadores en todo el mundo.

Con tal magnitud de riesgo, ya no por los millones de ordenadores de usuarios particulares sino por todos aquellos dentro de compañías, gobiernos, etc., la importancia de dicha actualización aumentaba. Así que, si aún no se ha instalado en tu equipo deberías hacerlo o comprobar que sí está ya aplicada. Da igual qué tipo de usuarios seas. Es más, es por este tipo de cosas por las que resulta tan importante mantener el sistema que sea siempre actualizado.

Cómo actualizar el parche de seguridad de Windows 10

Actualizar Windows para evitar esto fallo de seguridad es importante, ya lo hemos dicho, y también muy fácil. La actualización que resuelve el problema ya está disponible y si no ha saltado de forma automática puedes forzar su instalación.

El nombre del parche es CVE-2020-0601 y puedes descargarlo desde la propia página dedicada a la seguridad del sistema que tiene Microsoft. La otra opción es ir a Windows Update y darle al apartado de Actualización y seguridad para que se descargue e instale. Ambos métodos son prácticamente igual de rápidos y sencillos.

Si por algún motivo tienes dudas de que se haya instalado, algo que dependerá de cuándo leas este artículo y si es algo que ya sabías o no, puedes comprobarlo del siguiente modo. Lo primero es ir al panel de Configuración de Windows 10. Accede al apartado de Actualización y seguridad > Windows Update. Ahí debes buscar una opción denominada como Ver historial de actualizaciones.

Cuando haces clic en ella aparecerá todas las actualizaciones que se han instalado en el sistema y el día exacto en que sucedió. Busca la que te decíamos antes y sal de dudas. Igualmente, si descargas el archivo manualmente y vuelves a ejecutarlo para su instalación no tendrás ningún tipo de efecto negativo en caso de que ya se hubiese actualizado. Así, al menos, saldrás de dudas al cien por cien.