¿No te gusta la Redacción inteligente en Gmail y quieres desactivarla? Te explicamos cómo

La Redacción inteligente se activó automáticamente en Gmail hace apenas una semana, de forma que la plataforma de mensajería ofrece a los usuarios una herramienta más para una escritura cómoda y más rápida. Hoy te explicamos un poco mejor cómo funciona y, sobre todo, dónde se gestiona, para que que manejes la función a tu antojo.

Redacción inteligente en Gmail: qué es

Gmail cuenta desde hace unos días con una nueva prestación de la que ya habíamos oído hablar hace un tiempo gracias a filtraciones. En ellas, se apuntaba que la plataforma introduciría tarde o temprano nuevas herramientas de redacción inteligentes con el fin de ayudar al usuario.

Pues bien, dicho y hecho, la Redacción inteligente se activó globalmente hace unos días, con idea así de ayudarte a escribir tus correos electrónicos más rápido. Lo que hace esta herramienta es emplear tecnología de aprendizaje automático, que aplica mientras estás redactando un texto para ofrecerte sugerencias y acabar las frases por ti. Lo bueno es que estas sugerencias están adaptadas a tu estilo de escritura y a la forma en la que sueles escribir, por lo que pueden ser diferentes a las que reciba otra persona aunque los dos inicien una frase con la misma palabra.

Redacción inteligente

Las sugerencias aparecen en gris claro mientras escribes y para insertarlas solo tienes que pulsar la tecla Tabulador ↹. Si por ejemplo escribes “muchas”, a continuación te aparecerá la palabra sugerida “gracias” en gris: tendrás entonces la posibilidad de insertarla con la tecla mencionada o continuar escribiendo lo que desees en su lugar. De primeras puede parecer una solución un poco lenta, pero si te acostumbras (es necesario un periodo de adaptación para hacerte a esta prestación), puede llegar a ahorrarte más tiempo del que imaginas.

Activar o desactivar la Redacción inteligente

Google decidió activar de manera automática esta función en todas sus cuentas tanto en la versión de escritorio (web) como en móvil. Esto resulta bastante cómodo, ya que es muy probable que la mayoría de usuarios vean en esta prestación una ventaja; sin embargo, puede que tú no te identifiques con ese grupo, y prefieras no tener activada la Redacción inteligente.

Si es ese tu caso, vamos a explicarte cómo gestionar esta herramienta automática para deshabilitarla (también te servirá para activarla en un futuro si vuelves a cambiar de idea).

En escritorio web

  1. Entra tu cuenta de Gmail.
  2. Pulsa sobre el icono de la rueda de la esquina superior derecha (bajo tu imagen de perfil) y entra en “Configuración”.
  3. Aparecerás directamente en el panel “General” -si no fuera el caso, pincha sobre él.
  4. Haz scroll con tu ratón hasta encontrar las opciones de “Redacción inteligente” y “Personalización de Redacción inteligente”. La primera es la que te se encarga de ofrecerte sugerencias que aparecen a medida que redactas un correo mientras que la segunda hace que precisamente esta redacción se personalice y adapte a tu forma de escribir.
  5. Desactiva o activa a tu antojo.
  6. Haz scroll hasta el final de la página y pulsa en el botón “Guardar cambios”. Tus preferencias se quedarán grabadas.

Gmail - Redacción inteligente

En móvil

  1. Entra en la app de Gmail.
  2. Pulsa sobre el icono de las tres líneas de la esquina superior izquierda y baja en el menú hasta encontrar los “Ajustes“. Toca sobre esta opción.
  3. Si tienes varias cuentas en la app, selecciona en la que quieres aplicar los cambios.
  4. Busca en la pantalla, en la sección “General” la opción “Redacción inteligente”.
  5. Desactiva o activa según quieras.
  6. Puedes volver atrás (no es necesario dar a ningún botón de guardar ni nada por el estilo). Tus preferencias habrán sido guardadas.

Gmail - Redacción inteligente

Como ves su gestión resulta muy sencilla y en unos pocos pasos puedes tener activada o no esta función, según tus gustos a la hora de redactar correos electrónicos.