7 tecnologías que esconde la cámara de tú móvil: conócelas mejor

Muchas veces, cuando tenemos un paisaje espectacular o algo bonito frente a nosotros, nos limitamos a sacar el teléfono, apuntar y disparar una foto. Pero, ¿te has planteado alguna vez qué tipo de tecnologías se esconden dentro de la cámara de tu móvil? Justo de eso vengo a hablarte hoy. Si quieres conocer todas esas tecnologías y, más importante aún, saber usarlas y sacarle más partido para hacer mejores fotos, sigue leyendo este artículo y te lo cuento.

Las tecnologías que ayudan a hacer mejores fotos con tu móvil

Cómo mejorar las fotos que hacemos con nuestro smartphone es quizás una de las cuestiones más recurrentes entre los usuarios. Ya te contamos en su momento algunos trucos para hacer mejores fotos con el teléfono y hasta hablamos de aplicaciones móviles para retocar las fotos, pero también suele ser beneficioso conocer cómo funciona realmente la cámara de nuestro terminal y comprender mejor las tecnologías que le dan empuje.

Hoy vamos precisamente a ello, así que no nos entretenemos más: estas son las tecnologías que se esconden dentro de la cámara de tu teléfono.

Pixel Binning

La primera tecnología de la que te voy a hablar se está poniendo de moda en los últimos años y muchos fabricantes ya la incluyen. Se llama Pixel Bining.

Esta tecnología no es otra cosa que la fusión de varios píxeles para obtener uno de mayor tamaño y así se puede captar más luz.

Pero claro, esta tecnología no nos sirve de mucho en escenarios bien iluminados, por lo que aquí podrás usar la resolución completa del sensor que, hablando de Pixel Bining, suele ser de 48 MP, 64 MP o hasta 108 MP. Cuando estemos en una escena con poca luz, podremos usar esta tecnología que, aunque reduzca resolución global de la imagen, captará más luz y, por lo tanto, en el resultado final notarás la diferencia.

Alto rango dinámico (HDR)

Y hablando de luz, precisamente es un elemento muy importante para entender la tecnología HDR.

HDR es un modo que aumenta el rango dinámico a través de un bracketing de imágenes (toma una serie de fotografías sobreexpuestas, neutras y subexpuestas para, luego, unirlas en una sola imagen con un mayor rango dinámico).

Pero la cosa no queda ahí. Seguramente te suene otros modos parecidos como el HDR+ y el HDR+ mejorado de los Google Pixel, o el Smart HDR de los iPhone. Estos modos no son más que un HDR pero que abarca aún más rango dinámico si cabe. Puedes ver una ejemplo de cómo funciona justo bajo estas líneas.

Efectos HDR

El problema viene con la cantidad de información y su procesamiento y es algo a tener más en cuenta de lo que crees. Cuanto mayor sea el rango dinámico que captemos, más información tendremos y, por consiguiente, más tiempo va a tardar nuestro teléfono en procesar la imagen. Así que, si queremos hacer una foto rápida, cuanto menor sea ese rango de HDR, más rápido se procesará.

Deep Fusion y Captura fuera de marco

He mencionado antes de pasada el iPhone, así que es un buen momento para explicarte dos tecnologías exclusivas (de momento) de este teléfono de Apple: Deep Fusion y captura fuera del marco.

El primero es un sistema de procesado diferente al SmartHDR que busca un resultado diferente, haciendo hincapié en la nitidez de la imagen.

Antes de que hagamos la fotografía, el iPhone toma 4 fotos subexpuestas y 4 fotos con exposición correcta. Cuando se pulsa el obturador, hace una foto de larga exposición y luego la fusiona con las 4 fotos con exposición correcta. Mientras, busca la foto más nítida de las subexpuestas y la fusiona con la anterior fusión. El resultado es una foto con más detalle y un rango dinámico mayor -en el vídeo que tienes al inicio de este artículo puedes apreciarlo mejor con un ejemplo.

El problema es que este sistema de procesado no actúa en todas las situaciones: si hablamos de la lente gran angular, esta tecnología no funciona con ella; para el objetivo angular (el de toda la vida), el Deep Fusion funcionará en condiciones de media y baja luminosidad; Y, en el caso del teleobjetivo, funcionará en todas las situaciones siempre y cuando no disparemos directamente a una fuente de luz grande como, por ejemplo, el propio Sol.

Por otro lado, tenemos la llamada Captura fuera del marco. Cuando las condiciones de luz acompañan, el iPhone hace una fotografía con el teleobjetivo y otra con la lente angular (o el angular y el gran angular), y luego une ambas imágenes cosiéndolas por el borde para que no existan diferencias entre una y otra. Así obtenemos una foto que podremos usar para volver a encuadrar si fuera necesario.

Pero ojo: si no usas la parte «extra» de la foto en 30 días se borrará, dejando sólo la primera captura que hiciste.

Reconocimiento de escenas

Todas estas tecnologías de las que te estoy hablando están apoyadas en la inteligencia artificial. Sí, eso que suena tanto cada vez que presenciamos el lanzamiento de un nuevo teléfono y que es responsable del conocido como reconocimiento de escenas.

Aplicando inteligencia artificial, el teléfono detecta el tipo de escena que tenemos frente a nosotros: si es un plato de comida, un paisaje, el rostro de otra persona, etc. Y, en consecuencia, adapta la exposición, saturación y demás parámetros de la foto para obtener la mejor instantánea posible de forma automática y sin que debamos preocuparnos nosotros de ajustar nada. La foto mejorará (en la gran mayoría de los casos) gracias a las funciones automáticas de reconocimiento de la propia cámara del teléfono.

Modo retrato

El siguiente modo o tecnología seguro que también te suena porque quizás es el más conocido de todos. Me refiero al modo retrato.

El modo retrato simula estar haciendo una fotografía con una lente más luminosa para generar lo que se conoce como efecto «bokeh», que no es más que separar al sujeto principal en la foto del fondo y difuminar ese fondo simulando que está muy lejos.

Hay teléfonos que lo hacen sólo a través de software, otros que se apoyan de otras lentes o sensores adicionales (como los sensores TOF) y, finalmente, los hay que combinan ambas cosas. Hay quien prefiere un desenfoque más plano y otros que prefieren algo más gradual (eso depende ya de los gustos de cada usuario), pero, sin duda, se trata de una de las tecnologías más populares y usadas en la telefonía actual.

Modo noche

Por último, quiero hablarte del modo noche, «Night shift» o fotografía estelar. Vamos, en definitiva, el modo que usan los teléfonos para hacer fotos cuando hay poca luz.

Dependiendo del teléfono se aplica de una u otra forma que va desde hacer simplemente una fotografía de larga exposición (dejando que entre durante más tiempo la luz al sensor) a realizar muchas fotografías de corta exposición (para luego fusionarlas). Sea como sea, con ambos modos, vas a obtener una foto más luminosa y con menos ruido.

A este tipo de fotografía también se le puede llamar fotografía estelar, que no es más que llevar el modo noche al siguiente nivel. Aquí, en lugar de exponer la cámara durante 5-10 segundos, podemos hacer una exposición de 30 segundos o incluso más y, como su propio nombre indica, llegar a captar la luz de las estrellas.

Este nombre es en realidad el que le ha dado Google a sus Pixel, pero, no es algo exclusivo de ellos: se pueden tomar este tipo de fotos en cualquier teléfono que deje exponer el sensor durante el tiempo necesario.

 

Todo este conjunto tecnologías te ayudan también a fin de cuentas, como te explicábamos al inicio de este artículo, a tomar mejores fotos en los momentos más adecuados. Y, lo más importante, sin que tú te tengas que preocupar por prácticamente nada.