Android 10 llega a Nintendo Switch: fiesta de emuladores

Android 10 llega a Nintendo Switch: fiesta de emuladores

Pedro Santamaría

Una Switch con Android 10 no es algo que deba sorprenderte, ya hubo opción de instalar una versión anterior del sistema operativo de Google. Eso sí, a pesar de no ser una solución oficial resulta interesante ¿por qué? Por algo tan simple como los emuladores.

Android 10 llega a Nintendo Switch

Las similitudes de hardware entre la portátil de Nintendo y otros dispositivos del mercados que hacen uso del sistema operativo de Google permiten cosas estas: poder instalar Android en una Switch.

Algo que realmente no es nada nuevo y ya en 2019 se vio que era posible instalar Android Oreo. Sin embargo, ahora hablamos de Android 10 y sus dos variantes de uso disponibles. Para que cada uno elija la que crea más conveniente o mejor se adapte a la forma de usar la consola.

Así, por un lado podrás usar Android 10 en la Nintendo Switch con la típica interfaz de los dispositivos móviles y tablets. Por otro, con el estilo de Android TV. De modo que si eres de colocar la consola en el Dock para jugar en el televisor, podrás optar por este otro modo de visualización de la interfaz.

El único detalle que has de tener en cuenta es que al no ser un dispositivo pensado realmente para usar Android habrá algunas limitaciones u opciones que no acaben de funcionar igual de bien. Pero si te resulta más interesante esta vista para televisor, adelante.

Los emuladores son la clave

Usar Android 10 en una Nintendo Switch es algo que de primeras podría parecer poco interesante. Y puede que así sea, sobre todo si no eres de complicarte mucho con procesos no oficiales. Porque suponen romper ciertas normas y asumir riesgos que igual son innecesarios si eso de cacharrear no es lo tuyo.

Sin embargo, si eres curioso por naturaleza o piensas que a la portátil de Nintendo le podrías sacar más partido: entonces la cosa cambia. Porque el principal atractivo es convertir a la Nintendo Switch en un dispositivo ideal para la emulación.

A través de las múltiples opciones que existen tanto en la Play Store como a través de otras webs, podrás instalar emuladores para disfrutar de títulos de plataformas antiguas como las de la propia gran N como las de Sega, PlayStation, etc.

Así que imagina la cantidad de títulos que tendrás al alcance si te decides a hacer esta instalación no oficial de Android 10 en tu Nintendo Switch. Y ojo, suma también los juegos disponibles para Android. Aunque esta versión de Android basada en el Port de LineageOS 17.1 para Nvidia Shield no permite disfrutar de los juegos que sí están para el set top box de Nvidia.

Cómo instalar Android 10 en Switch

Llegados a este punto es posible que te llame la atención instalar Android en tu Switch. Porque hace tiempo que no juegas con ella y, tal vez, el tema emuladores te podría resultar más interesante que los juegos propios de la consola.

En ese caso, el proceso de instalación de Android 10 es más sencillo, pero sigue requiriendo ciertos conocimientos en todo el tema de flasheo de roms y métodos para habilitar esta posibilidad. Pero antes de seguir, debes comprobar si tu consola se puede parchear. Para ello sólo tienes que introducir el serial en esta web y te indicará si puedes o no.

En caso de tener una consola que admite la instalación de Android 10, en los foros de XDA Developers podrás encontrar todo lo necesario. Por un lado están los archivos necesarios y por otro las instrucciones así como algunos pequeños trucos y consejos para que todo el proceso sea lo más llevadero posible y rápido.

El proceso se podría resumir en:

  1. Ejecutar exploit para poder flashear la consola
  2. Copiar los archivos en la SD
  3. Iniciar la Switch para comenzar la instalación
  4. Si tienes algún problema, consulta la sección de trucos y consejos

Por último, tienes que tener en cuenta que si lo haces, perderás todo derecho a garantía de la consola y no tendrás soporte en caso de errores. Además de otros problemas que también pueden ser importantes como un mayor consumo de batería y, por tanto, menor duración de la misma. Es una decisión que tendrás que tomar pero si te animas, ya nos contarás la experiencia.