Cómo conectar tu vieja Wii en tu nueva Smart TV

Teniendo en cuenta que llevamos más de 40 días metidos en casa, probablemente hayas aprovechado a reorganizar algún que otro armario. Y entre tanto trasto, algún que otro gadget habrá aparecido por sorpresa, como por ejemplo la vieja Nintendo Wii, la consola que llegó a vender 101 millones de unidades en todo el mundo y que tantos buenos ratos trajo en muchas casas gracias a su novedoso sistema de movimiento.

¿Funciona mi Nintendo Wii?

Teniendo en cuenta que estamos hablando de una consola que se lanzó en el año 2006, por aquel entonces la conexión HDMI no era un estándar que pudiéramos encontrar en todos los dispositivos. Era algo más de gama alta, así que Nintendo decidió no incluirla básicamente porque la consola ofrecía una resolución máxima de 480p, por lo que la conexión utilizada se basaba en un cable por componentes que extraía los tres cables de vídeo (rojo, verde y azul) y los dos canales de audio (rojo y blanco).

También podías conectar la consola a una televisión algo más antigua a través del RCA y SCART tradicional, perdiendo lago de calidad en la imagen pero siendo más fácil de conectar en televisores que fueran más antiguos. Pero estamos en 2020, estamos en plena cuarentena, y tu vieja Wii acaba de aparecer en escena. ¿Cómo puedes conectarla a tu moderna televisión Smart TV con HDMI? ¿Significa esto que no vas a poder jugar a Wii Sport? Tranquilo, hay solución.

Recuerda que para que una Wii funcione correctamente necesitarás la fuente de alimentación original, el cable de vídeo, la barra sensora de movimiento y al menos un Wiimote. Los puertos USB son completamente opcionales, al igual que el lector de tarjetas SD del frontal, ya que se utiliza únicamente para guardar las partidas.

Entre los problemas más comunes de Nintendo Wii podrás encontrar errores con la lectura de los discos (el lector podría estar dañado o sucio), fuente de alimentación defectuosa, o barra sensora con problemas de reconocimiento del Wiimote. En este último caso, es importante comprobar el estado de las baterías, y en última instancia, realizar un calibrado de la barra de movimiento para que todo funcione correctamente. Esas deberían de ser las principales cuestiones técnicas a tener en mente a la hora de poner en marcha un Wii, así que si tu plan es conectarla a una televisión con HDMi, será mejor que sigas leyendo.

Adaptadores HDMI para Nintendo Wii

Si lo que quieres es quitarte de complicaciones y conectar la consola directamente a un puerto HDMI de tu televisor o monitor, lo mejor que podrás hacer es comprar uno de los muchos adaptadores que existen que convierten la señal analógica de Wii en la digital que necesita el un puerto HDMI. En Amazon podrás encontrar muchas opciones, así que te vamos a dejar algunas para que puedas echar un ojo. Para usarlos sólo tendrás que conectar el dispositivo en el puerto trasero de la consola y echarla a andar.

Estos adaptadores se encargan de transformar la señal analógica de la Wi en digital para que el puerto HDMI de tu Smart TV pueda obtener la señal y mostrarla. Es importante recalcar que esta conversión de analógica a digital no es perfecta, por lo que lo más probable es que te topes con una calidad que no se asemejará a la ofrecida por otras consolas y otras fuentes con salida HDMI nativa. Lamentablemente no es algo que se pueda solucionar con accesorios de estos precios tan económicos, así que por ahora será la única solución factible que puedas encontrar en el mercado.

Es importante mencionar que con la versión compacta de Nintendo Wii, la colorida Nintendo Wii mini, estos adaptadores no funcionarán correctamente, ya que dicha versión de la consola no cuenta con salida Wii, sino una AV tradicional.

Accesorios de repuesto de Wii

Wii conectar HDMI

Si puedes seguir conectando tu consola a través del cable de componentes pero has perdido alguno de los elementos que permiten encender la consola, siempre podrás comprar un repuesto de dicho componente sin problemas. Algunos de los más comunes son:

Barra sensora: Es la encargada de controlar el movimiento del puntero del Wiimote. El cable original es extremadamente fino, así que, si por alguna razón está roto o directamente has perdido de vista la barra, siempre podrás comprar una de repuesto para salir del paso. Tienes dos opciones, comprar una similar a la original, o una más moderna completamente inalámbrica que funciona bastante bien. Esta última es perfecta para configuraciones donde la TV está lejos de la consola (recuerda que debe colocarse en el marco superior o en el inferior de la TV).

Otro clásico de los repuestos es el transformador de corriente. Sin él es imposible encender la consola, así que si con el tiempo se estropeó o, de nuevo, lo perdiste de vista, podrás comprar uno adicional sin problemas.

Otros accesorios y recambios para arreglar

Pero si hay un repuesto que hará falta en más de un hogar con una Nintendo Wii, ese no es otro que las tapas frontales de la consola. La pequeña tapa que oculta la ranura de tarjetas SD y los dos puertos USB frontales es un elemento que suele romperse bastante a menudo entre los usuarios. Es una pequeña tapa de plástico de color blanco ligeramente débil que con el paso del tiempo es muy normal que se parta por alguno de sus agarres. Por suerte, existen repuestos extremadamente económicos con los que podrás sustituir la vieja tapa para que el frontal de tu consola vuelva a estar perfectamente cerrado como el primer día.

Si te va la marcha y decides ir a por todas, también podrás cambiar piezas un poco más complicadas para devolver a la vida a tu querida consola. Podrás encontrar por ejemplo un lector DVD nueva con el que solucionar los problemas de lectura de los discos. Se trata de una unidad que, una vez abierta la consola, sólo tendrás que reemplazar por el original retirando un par de cables.