Te enseñamos a limpiar tu PS5

Te enseñamos a limpiar tu PS5

Daniel Marín

Las consolas de sobremesa están diseñadas para todos aquellos jugadores que quieren disfrutar de los videojuegos sin complicarse mucho la vida. Hacerse con una PlayStation 5 significa sacar el equipo de la caja, conectar unos cuantos cables, insertar el disco en el lector —o ni eso si tienes la versión digital— y ponerte a jugar en el sofá. No hay que preocuparse por si nuestra tarjeta gráfica no será lo suficientemente potente para mover un juego ni perderemos el tiempo instalando unos nuevos drivers para nuestra GPU. Sin embargo, que utilizar una PS5 para jugar sea más fácil que su equivalente en un ordenador no significa que el equipo de Sony no requiera hacerle ningún tipo de mantenimiento. Si quieres que tu PlayStation 5 rinda siempre como el primer día y que no te acabe dando problemas a medio o largo plazo, esto es todo lo que debes saber sobre la limpieza de este equipo.

Limpia el polvo de tu PS5 para evitar una pérdida de rendimiento

PS5.

A medida que haiga avanzando la tecnología, las consolas de videojuegos se han ido haciendo más potentes. Esto no sólo significa que nuestros equipos ahora puedan renderizar juegos a mayor resolución y con mejores texturas, sino que también tienen un impacto importante a nivel energético. Aunque no lo creas, este fenómeno está estrechamente ligado a la limpieza, pero vayamos por partes y no nos adelantemos.

¿Desde cuándo hay que limpiar una consola? Si la PlayStation 5 no es precisamente tu primera consola, ahora mismo estarás tratando de hacer memoria. Las consolas que teníamos hace unos 20 años rara vez requerían el más mínimo mantenimiento. ¿Recuerdas haber pasado siquiera un trapito sobre tu PlayStation 2? Esto era así porque los equipos que teníamos hace unos años no eran tan complejos. Rara vez escuchábamos un ruido en una PlayStation. Incluso podríamos echarnos unas risas si analizamos el sistema de disipación de la icónica Nintendo GameCube.

A medida que las consolas han ido avanzando, la energía que consumen también se ha convertido en un factor importante. A mayor consumo, mayor es la cantidad de energía térmica que habrá que disipar de los componentes internos del equipo. En cada generación, los sistemas de disipación de energía se han vuelto más protagonistas en nuestras partidas. La PlayStation 3 ya dio algunos problemas a algunos usuarios. La PS4 sabemos de sobra que su ventilador puede taladrar tímpanos cuando gira al máximo de revoluciones. Y la PlayStation 5 no es tampoco una excepción. Para que funcione correctamente, tendrás que limpiarla de vez en cuando. Por suerte, Sony ha trabajado muy bien este aspecto en esta generación, y limpiar la PS5 es muy fácil. No hace falta tener apenas conocimientos técnicos y puedes hacerlo en cuestión de minutos.

Cómo limpiar la PS5 de forma fácil

Si alguna vez limpiaste la PS4 o viste algún tutorial por YouTube, sabrás que había que desmontar el equipo para limpiar la suciedad. En esta generación, Sony ha revolucionado por completo la forma de limpiar su consola de sobremesa. La PS5 cuenta con un sistema de limpieza que nos ha sorprendido por el poco esfuerzo que hay que hacer para mantenerla como el primer día.

Antes de que sigas leyendo los pasos, te dejamos por aquí nuestro vídeo en el que te explicamos de una forma más gráfica cómo puedes realizar este proceso. De este modo, podrás guiarte de una forma más cómoda sobre los puntos que vamos a explicarte en este punto:

Ahora sí, comencemos con los pasos:

  1. Apaga completamente tu PlayStation 5 y déjala que se enfríe durante unos minutos si has estado jugando intensamente. Retira también los cables y desenchufa la consola de la corriente eléctrica.
  2. Una vez fría, coloca tu PS5 sobre una mesa limpia. Según Sony, no deberías colocarla sobre ningún tipo de alfombra o moqueta que pueda tener fibras —es lógico, comprenderás el motivo un poco más adelante—. Como decimos, una mesa es el sitio perfecto.
  3. Retira las dos carcasas de plástico de los laterales de la consola. No están unidas por ningún tipo de tornillo. Lo único que hay que hacer para retirarlas es aplicar fuerza hacia abajo hasta escuchar un ‘clack’. Si tienes dudas en este punto, echa un vistazo al vídeo que te hemos dejado un poco más arriba. Verás claramente el movimiento que hay que realizar para soltar la placa.
  4. Localiza los huecos que Sony ha colocado en la PlayStation 5 para su limpieza con aire.

    interior ps5.jpg
  5. Una vez los tengas ubicados, hay dos formas de limpiar la consola:
    • Con una lata de aire comprimido: no son especialmente baratas, pero con una lata te dará para varias limpiezas. Simplemente, coloca la caña de la lata sobre el hueco y pulsa el botón para que el aire a presión pueda circular por el circuito.
    • Con una aspiradora: es la forma más económica si ya tienes una de estas máquinas en casa. Tendrás que usar el accesorio más estrecho y aspirar a través de esos conductos. No necesitas una aspiradora especialmente potente para poder hacerlo.
  6. Comprueba también las aletas a lo largo de los lados de la PS5 e inspecciona también los puertos delanteros en busca de cualquier depósito de polvo para poder limpiarlo en caso de que sea necesario.
  7. Una vez hecho esto, vuelve a colocar las dos placas frontales de la PS5. Vuelve a también colocar el soporte en la consola.
  8. Vuelve a conectarla y a ubicarla en su sitio.

¿Con qué frecuencia debo limpiar la PS5?

PS5 en vertical.

Llegados a este punto, debemos decirte que no hay una respuesta perfecta para esa pregunta. Depende de muchos motivos. Si vives en ambientes que acumulan mucho polvo o tienes varias mascotas en casa, tu consola acumulará más polvo que la de tus amigos.

Pásale un paño de vez en cuando para evitar que el polvo se deposita sobre la consola y sus alrededores entre en el sistema y vigila la consola cada cierto tiempo. Lo que te indica que tienes que volver a hacer el proceso es el ruido que hace el ventilador. Si lo escuchas muy alto, significa que la consola está intentando soplar más aire para compensar las dificultades que tiene para disipar el calor.

La prevención es la cuestión

Ahora que ya sabes limpiar la consola, lo que tienes que tener claro es que deberías evitar lo máximo que puedas exponer tu PS5 a fuentes de suciedad.

  • Evita los sitios mal ventilados: a menor ventilación, más tendrán que girar los ventiladores. Si el lugar en el que tenemos la consola tiene polvo, los circuitos se llenarán de suciedad más rápidamente.
  • Ojo con los animales: si tienes mascotas de pelo largo por casa, tienes que saber que el pelo acabará dentro de tu consola si no limpias correctamente la casa.
¡Sé el primero en comentar!