¿Necesita la PS5 un HDMI 2.1? Lo que debes saber

¿Necesita la PS5 un HDMI 2.1? Lo que debes saber

Daniel Marín

Si eres dueño de una PlayStation 5, o si te estás planteando tenerla, es probable que hayas pensado también en adquirir un nuevo televisor compatible con el estándar HDMI 2.1. Esta nueva tecnología se está intentando vender como una característica imprescindible para sacar todo el provecho a PS5. Pero como verás hoy en esta entrada, es posible que de momento no la necesites en absoluto.

HDMI 2.1 no es tampoco un estándar nuevo. Fue lanzado al mercado justo a finales de 2017. La adopción de esta nueva revisión fue extremadamente lenta. Hoy, cuatro años más tarde, muchos fabricantes siguen sin soportar esta tecnología en algunos de sus modelos, y es que esta versión de HDMI va tan sobrada que actualmente tampoco es que vayamos a necesitarla.

¿Qué tiene de nuevo? HDMI 2.1 vs. HDMI 2.0

Sony ready for PS5

Las diferencias entre HDMI 2.0 y 2.1 no son precisamente pocas. A continuación, te mostraremos un repaso rápido de las nuevas características que ofrece el conector, así como una leve comparativa entre ambas y una breve explicación de cómo repercuten estas tecnologías a la hora de jugar a videojuegos.

Ancho de banda

Todo buen estándar en el mundo de la conectividad suele duplicar el ancho de banda de la generación anterior. HDMI 2.0 no llegó a doblar el caudal de datos de su predecesor, el HDMI 1.4 (18 Gbps contra 10,2 Gbps). Sin embargo, HDMI 2.1 soporta un flujo de datos de hasta 48 gigabits por segundo. Esto es 2,6 veces más ancho de banda que su predecesor, no llegando a existir entre ambos una generación propiamente dicha.

Modo de Baja Latencia Automática (AALM)

Las Smart TV no se limitan simplemente a mostrar en la pantalla la señal que reciben por el conector. También procesan la información para mejorar al máximo posible la calidad de visión, la nitidez y los colores. De ahí la importancia de los firmwares que vienen incluidos en los televisores inteligentes, donde se le da mucho bombo a los algoritmos de inteligencia artificial que se encargan del procesamiento de la imagen.

Todo esto es interesante cuando vemos una serie, una película o cualquier programa de la tele, pero es un engorro a la hora de jugar. El procesamiento que realiza el televisor toma su tiempo, produciendo el fenómeno denominado «input lag», que es básicamente un retraso desde que pulsas el botón del mando de tu consola hasta que la acción se ve reflejada en la pantalla.

Casi todos los televisores modernos tienen un modo de soporte de baja latencia, solo hay que activarlo de forma manual. La tecnología AALM lo que hace es simplemente hacer el cambio por nosotros de forma automática.

QFT o Quick Frame Transport

Otra característica interesante para gaming es el QFT, que utiliza el propio cable HDMI para reducir la latencia entre el dispositivo que emite la imagen y la pantalla. Permite ganar fluidez, pero el terreno en el que esta tecnología se vuelve interesante es en el de la realidad virtual.

VRR o Tasa de refresco variable

El VRR o Variable Refresh Rate permite camuflar las variaciones de fotogramas por segundo que se producen mientras jugamos. Es una tecnología interesante, pero no precisamente para consolas de sobremesa. Cuando jugamos, especialmente en PC, suele ocurrir que un fotograma no esté totalmente renderizado por la tarjeta gráfica justo cuando tiene que salir por pantalla. Normalmente se produce un pequeño tirón (también llamado lag) o incluso se produce una fusión entre varios fotogramas que apaña un poco la situación.

Con VRR, la pantalla es capaz de esperar a dicho fotograma, creando una sensación de fluidez. Aún así, en consolas como PlayStation 5, el framerate es bastante estable, y esta tecnología en concreto necesita bastante compenetración entre dispositivo y pantalla para que funcione correctamente.

Mejoras de color, rango dinámico y sonido

También existen en HDMI 2.1 mejoras en cuanto a soporte de espacios de color, sonido y utilización de metadatos para procesar la imagen en nuestros televisores:

  • Espacios de color ampliados (BT.2020)
  • eARC, versión mejorada de ARC para el retorno de audio de alta resolución
  • Uso de metadatos dinámicos para contenidos de alto rango dinámico

Nuevo Cable: Ultra High Speed HDMI

El estándar HDMI 2.1 solo es compatible con el nuevo cable denominado Ultra High Speed HDMI. Es el que permite soportar el nuevo ancho de banda. Mientras que HDMI 2.0 está limitado a una resolución 4K y 60 fotogramas por segundo u 8K a 30 fps, HDMI 2.1 soporta sin despeinarse una resolución de 10K a 120 fps. Vamos, que tenemos cable para rato.

Sin embargo, algunas características de HDMI 2.1 son totalmente compatibles con el cable de HDMI 2.0, como es el caso de eARC. Solo es necesario que la PS5 y el televisor soporten HDMI 2.1. También aquí hay un problema de etiquetado por parte de la tecnología. Sería más fácil para todo el mundo si los cables HDMI tuvieran el mismo nombre que la tecnología que soportan, partiendo de algo tan básico como que el estándar siempre ha sido retrocompatible.

PlayStation 5 y el estándar HDMI 2.1

Según directivos de la propia Sony, no es necesario por el momento contar con un televisor con soporte de HDMI 2.1 para exprimir al máximo la PS5. En cierta medida es sorprendente que ellos mismos lo admitan, pues parte de su negocio es también la venta de televisores inteligentes.

La nueva generación acaba de comenzar, y HDMI 2.1 ya fue creado en su momento para suplir con creces las necesidades del mercado durante mucho tiempo. Es normal que PS5 o Xbox Series X no sean capaces de utilizar todas y cada unas de las características que el nuevo conector ofrece.

Ready for PlayStation 5

Sony también lanzó un sello, «Ready for PlayStation 5», que te permite identificar cuáles son los televisores ideales para obtener una experiencia perfecta con PS5. También este sello tiene mucho marketing de por medio, y es que se incluye únicamente en televisores 4K a 120 Hz u 8K 60 Hz, cuando en la práctica, sabemos que la PS5 no es una máquina totalmente capaz de mover esas resoluciones por el momento.

¿Qué debemos buscar en un televisor para jugar?

Smart TV Hisense

Tanto si eres de PlayStation 5 como de Xbox One, una de las características más importantes que debes buscar es el soporte HDR. Esta característica marca notablemente la experiencia de uso de la consola, aunque también a la hora de consumir cualquier contenido multimedia.

Respecto a la cantidad de pixeles, no es en absoluto necesario sobrepasar la resolución 4K si nuestro objetivo es simplemente jugar a la consola de Sony. Por otro lado, la tecnología del panel es un factor totalmente determinante que va a repercutir directamente en tu experiencia de uso. Pero aquí debe ser tu decisión elegir un tipo de panel u otro en función del presupuesto que te hayas marcado.

Por último, si la Smart TV que has localizado cumple bien con todos estos requisitos y además soporta HDMI 2.1… pues adelante. No te arrepentirás. Si, por el contrario, se queda en HDMI 2.0, no te asustes, y no te obsesiones con este conector, ya que hoy por hoy, tampoco va a suponer un factor limitante a la hora de disfrutar de tus videojuegos en PlayStation 5.

¡Sé el primero en comentar!