Arregla los problemas de tu DualShock 4 con este botón oculto

Una de las ventajas del Dualshock 4 es que, al disponer de conectividad Bluetooth, podemos utilizarlo en infinidad de dispositivos, desde teléfonos, tablets, ordenadores y hasta con una Raspberry Pi que funcione como consola. Pero tantos perfiles podrían ocasionar a veces muchos problemas de conexión. Si has utilizado recientemente tu mando de PS4 para jugar en otro móvil, un smartphone u otra consola y ahora tienes problemas para volver a conectarlo a tu consola, esto de lo que vamos a hablar te interesa. En este artículo vamos a explicarte cómo puedes arreglar los problemas de conexión del DualShock 4 haciendo un reset completo del mando. De este modo, el problema se solucionará y podrás volver a conectarlo a tu consola sin mayor problema.

¿Problemas con el DualShock 4?

Juegos gratis PS4

El mando de la PlayStation 4 es uno de los más versátiles que existen. No solo sirven para jugar con la consola de Sony, sino que se puede emplear también para jugar en móviles, tablets e incluso en el PC. Para hacer este proceso, el mando tiene una pequeña memoria donde almacena los dispositivos que se han vinculado previamente a él. Y, si realizamos este proceso muchas veces, puede darse el caso de que tu mando deje de detectar tu PlayStation 4.

Al tener el mando registrado en tantos dispositivos diferentes, en ocasiones, el periférico se satura y deja de funcionar correctamente. El problema se puede presentar de varias formas: puede que tu consola pierda la conexión de vez en cuando, o simplemente el tiempo de respuesta esté sufriendo más de la cuenta. Para poner fin a todos esos problemas vamos explicarte cómo borrar la memoria del mando para que se restablezca como un mando nuevo, y así puedas empezar a configurarlo en los dispositivos que verdaderamente necesites usar. El proceso es bastante fácil, y solo tendrás que seguir los pasos que te vamos a explicar a continuación.

¿Tiene mi mando problemas de conexión inalámbrica?

Si estás teniendo problemas de conexión inalámbrica con tu DualShock 4 y quieres descartar cualquier posible error adicional, lo primero que deberás hacer es conectar el mando a tu PS4 a través del cable microUSB para comprobar que todo funciona como debe. Tras haber confirmado que sigue sin funcionar inalámbricamente, ahora sólo te queda descartar problemas de batería o algún posible fallo de la conexión Bluetooth. Así que con el objetivo de resolverlo, vamos a enseñarte a borrar la memoria interna del mando para eliminar todos los perfiles que tenga almacenados.

De esta manera, si anteriormente habías usado el DualShock 4 en tu PC, tu tablet y otros muchos dispositivos más, harás un refresco completo de la memoria para que los olvide a todos y se centre únicamente en conectarse a la consola. Debes saber que con este borrado eliminarás cualquier posible confusión a la hora de enlazarse inalámbricamente, por lo que podrás averiguar qué está pasando exactamente con tu DualShock 4. Una vez lo soluciones, tendrás que volver a vincular el mando a otros dispositivos si quieres volver a utilizarlo para este fin.

El botón secreto

Dualshock 4 boton reset

Probablemente lo habías visto en alguna ocasión, pero no sabías exactamente qué era. Tu Dualshock 4 esconde un botón secreto en la parte posterior de la carcasa, que nos permitirá borrarle la memoria en cuestión de segundos y devolverlo a una especie de reset de fábrica. Esto sirve para desemparejarlo de cualquier otro aparato y dejarlo como nuevo.

El botón se encuentra detrás del mando (si miramos de frente a los botonera y sticks), junto al tornillo superior derecho. Es necesario usar un objeto con punta y firme, por lo que un clip o un extractor de SIM te valdrá para pulsarlo.

Ojo, no intentes utilizar una aguja de coser, ya que al ser tan fina y puntiaguda podrías dañar el botón. La intención de este reseteo de la memoria interna busca exclusivamente eliminar todos los ajustes internos del mando a nivel de perfiles Bluetooth, así que en caso de que estés padeciendo problemas mecánicos (botones, gatillos, sticks, etc.) no te servirá.

Cómo resetear el DualShock 4

A continuación vamos a comentarte los pasos que deberás seguir para borrar y resetear el DualShock 4 al completo. Y son los siguientes:

  • Asegúrate de tener la PS4 completamente apagada. Esto significa que no deberías de tenerla siquiera en reposo. Cualquier conexión en segundo plano podría complicar las cosas, así en el menú de desconexión de la máquina, elige el apagado completo. Incluso retira el cable de corriente de la consola para quedarte completamente seguro de que realizar el proceso correctamente. De este modo, si algo falla, no encenderás la consola por error.
  • De igual manera en las funciones Bluetooth del tablet, el ordenador o el smartphone, haz que olviden el DualShock 4, ya que al igual que ocurre con la consola tener el mando vinculado a un dispositivo podría impedir que todo este procedimiento funcione como es debido.

Dualshock 4 boton reset

  • Sujeta el mando y localiza el botón secreto. En la siguiente imagen podrás ver claramente dónde se encuentra. Es ese pequeño agujero situado a la izquierda del tornillo superior derecho, justo debajo del gatillo L2.
  • Introduce el clip por el orificio y mantén pulsado el botón que se encuentra en su interior entre 3 y 5 segundos. Como antes os comentamos, una buena idea es utilizar un extractor de tarjetas SIM, ya que tiene el grosor y la firmeza perfecta y no dañará el botón interno que estamos intentando pulsar.
  • Una vez completado el paso anterior el mando habrá borrado por completo su memoria interna.

Dualshock 4 boton reset

  • Ahora conecta el mando con un cable microUSB a tu PS4, enciéndela y espera a que inicie. En la pantalla de selección de perfil ya deberías de poder controlar el menú, por lo que tu mando estará finalmente emparejado y ya podrás retirar el cable USB.

Con estos pasos completados, tu mando debería estar funcionando perfectamente en tu PS4 y desvinculado definitivamente del resto de dispositivos, por lo que habremos completado correctamente el trabajo de limpieza de perfiles. Ahora sólo te queda poner tu juego favorito y seguir pulsando botones como si no hubiera un mañana.

¿Estás utilizando el cable correcto?

Hay ocasiones en las que un DualShock 4 no hay forma de que funcione pero resulta que todo se debe a que no está cargado pero, os preguntaréis, ¿cómo es posible que no lo esté si lo tenemos todo el santo día enchufado a la consola? Uno de los problemas que podrían producirse tiene que ver precisamente con ese cable que estáis utilizando y que no es el oficial que os venía con la máquina.

Cable de carga de DualShock 4.

Cuando Sony, o cualquier otra empresa, mete en la caja de una consola un cable de carga para sus gamepads, lo que hace es poner en nuestra mano el mejor modelo que cumple con los requisitos señalados por el fabricante por lo que si nosotros, a nuestro antojo lo sustituimos por otro de un teléfono móvil, por ejemplo, o cualquier accesorio que hemos comprado y que tiene esa misma norma microUSB, es posible que estemos cometiendo un pequeño error. ¿Y si no soporta el voltaje necesario?, ¿y si tiene alguna patilla defectuosa y hay algún contacto que no está haciendo su trabajo? Sea como fuere, al final el resultado es el mismo: el DualShock 4 no hay manera de recargarlo.

Así que os recomendamos que, en la medida de lo posible, no dejéis de usar el cable que os venía con vuestra PS4 (o PS4 Pro) para encargarse de estas tareas y, en caso de rotura, sustituirlo por otro en el que se especifique que funciona de verdad con los DualShock 4. De lo contrario, la cosa podría terminar en una avería mucho mayor que requiera de una reparación más costosa que la del precio de un simple cable compatible con el mando.

El mando sigue sin funcionar

Si tras completar estos pasos tu DualShock 4 sigue sin funcionar, el problema está claramente provocado por otro componente que no se arregla pulsando ese botón reset. Por si es tu caso, debes saber que uno de los fallos más comunes que suelen darse en este tipo de casos es un mal funcionamiento en la batería interna. Al estar integrada (no hay tapa para extraerla), puede que su vida útil se haya agotado por completo debido a las largas sesiones de juego.

Un indicio de este error es que el mando agota la batería tremendamente rápido, siendo su autonomía extremadamente inferior respecto a sus primeros años de vida. La única solución que te queda es la de reemplazar la batería interna, un proceso que te podrán hacer en cualquier tienda especializada o que tú mismo podrías atreverte a llevar a cabo con la ayuda de algún tutorial en vídeo de YouTube.

Batería de un DualShock 4 @iFixit

Como comentábamos anteriormente, aquellos problemas relacionados con la botonera, los gatillos y el touchpad, suelen tener difícil arreglo, por lo que no te quedará otra que tramitar la garantía o acudir a algún servicio técnico especializado para que revisen la circuitería y los componentes internos de tu mando. El reseteo de la memoria siempre ayudará para empezar de cero y descartar problemas de conexión inalámbrica, aunque también podrás comprobar la conexión a través del cable para verificar que todo funciona a la perfección.

Después de haber revisado todos estos puntos y consejos que te damos deberías haber sido capaz de encontrar el problema que está afectando a tu mando.

¿Se desgastan los sticks del DualShock 4?

DualShock 4 de PS4.

Existe un problema en tus DualShock 4 que, por desgracia, no podrás arreglar con este botón secreto y es el desgaste de las gomas de los dos sticks analógicos del mando. No se sabe por qué, pero al menos en el caso de los oficiales de Sony a los pocos meses de un uso bastante intensivo, comenzarán a descascarillarse y soltarse, ofreciendo un tacto horrible cuando estamos jugando con nuestra PS4.

Para este problema, solo existe una solución, y es adquirir unas fundas nuevas para colocarlas en el lugar de las originales y mantener, de esta forma, el mejor grip posible cuando los utilizamos con FIFA, Call of Duty o GTA Online. Aquí os dejamos un pack con tres pares de varios colores y formas que, si no os gustan, siempre os podéis decantar por otros modelos que podéis adquirir por precios que no son precisamente muy caros. Así no hará falta que tiréis el mando para comprar otro.

El enlace a Amazon que aparece en este artículo forma parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados y podría reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aún así la decisión de publicarlo y añadirlo se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!