Abre los puertos para que tu PS5 no tenga problemas de conexión con la NAT

A día de hoy casi todos los juegos requieren conexión a internet. Ya sea para jugar contra amigos, descargar actualizaciones o consultar pistas, disponer de una buena conexión a internet es vital para que la experiencia fluya a las mil maravillas. Y para que todo funcione correctamente, hay algo que deberás de tener controlado a la perfección. Hablamos obviamente de los puertos de tu router. Si a la hora de jugar en línea tienes problemas para mantener una conexión estable, o directamente, los servidores de tus juegos favoritos te avisan que no puedes organizar partidas, esto que te vamos a contar a continuación te interesa para mejorar tus partidas online.

La NAT en PlayStation 5

PS5 remote Play PS4

Uno de nuestros mayores temores a la hora de jugar online es tener tirones, caídas de la red o bloqueos a la hora de jugar. Si nos ocurre este fenómeno, lo normal será analizar si se debe algún problema en nuestro router o si hay algún dispositivo que está consumiendo el ancho de banda. Sin embargo, si analizas bien tu red y no das con la tecla, lo normal es que se deba a un problema con la NAT. Para arreglar esto, tendrás que cambiar el tipo e NAT en tu consola PlayStation 5.

¿Qué es la NAT y por qué afecta a mi juego online con la PS5?

Sin llegar a entrar en tecnicismos muy complejos, la NAT responde a las siglas Network Address Translator. Básicamente, es un traductor de direcciones de red. Todos los dispositivos que conectamos a nuestro router salen a Internet con una misma IP. Esto es así porque el número total de direcciones IPv4 que existen están bastante limitadas. La NAT forma parte de tu router, y se dedica a identificar cada dispositivo y a distribuir los paquetes de datos que salen y entran en tu red aunque todo lo hagamos desde la misma IP.

Sin embargo, una mala configuración de este sistema puede ser nuestra peor pesadilla a la hora de jugar a videojuegos en línea. Por ese mismo motivo, si tienes problemas de red en tu PS5, es importante identificar el tipo e NAT que tienes y hacer lo posible por dar con el parámetro correcto.

Antes de empezar, debes conocer el tipo de NAT que tiene asignado tu consola. Para conocer este dato, tendrás que ir a los ajustes de configuración de tu PlayStaton 5, podrás conocer cuál es el estado de conexión de tu consola con tu router. Dependiendo de las complicaciones que se encuentre a la hora de acceder a internet, tu consola ofrecerá más o menos problemas, y con la idea de poder saber cuál es el estado exacto de tu conexión, el menú te mostrará un valor para que sepas en todo momento si hay algo que no está funcionando correctamente.

Para saberlo, sólo tendremos que echar un ojo a la NAT de nuestra consola, y así podremos averiguar qué está ocurriendo exactamente entre tu router y tu consola. Dependiendo del valor (del 1 al 3), tu consola encontrará más o menos problemas a la hora de conectarse con otros jugadores, por lo que lo más recomendable es que tengas todo configurado correctamente para que tu experiencia online no se vea afectada de ninguna manera.

Tipos de NAT

Fondo pantalla PS5

Lo primero que tendrás que hacer es saber qué tipo de NAT tienes en estos momentos, así que, para averiguarlo, ve directamente a los ajustes de tu consola y entra en la sección de Red. Una vez dentro, selecciona “Ver estado de conexión” y baja hasta encontrar la opción “Tipo de NAT”.

PS5 NAT

También podrás hacer una prueba de conexión para repasar todos los valores, comprobar que tu PS5 está accediendo a internet correctamente, hacer una prueba de NAT al instante y comprobar que velocidad de subida y de bajada logras conseguir con la actual conexión.

PS5 NAT

En este apartado podrás encontrar 3 tipos de NAT:

Tipo 1 (Abierta)

La consola está directamente conectada a internet y el cable no pasa por ningún router. Esto se consigue conectando la consola directamente al módem de conexión o a la ONT de tu proveedor de fibra. Este caso es el ideal, pero también es el menos común —especialmente por las restricciones que suelen poner las operadoras—. Esta modalidad de NAT no suele ofrecer ningún tipo de problema a la hora de conectar nuestra consola a los servidores de juego.

Si por algún motivo necesitas sí o sí utilizar este tipo de NAT, lo mejor será que contactes directamente con tu proveedor de servicios de telecomunicaciones. Solo ellos podrán ofrecerte una solución de este tipo. De lo contrario, tendrás que conformarte con la NAT Tipo 2 como máximo.

Tipo 2 (Moderada)

Es la más común. Tu consola pasa por un router, y este tendrá que abrir los puertos correspondientes para que la consola se conecte sin problemas. Si no abres los puertos correspondientes, puedes encontrarte con ciertos problemas de conectividad o incluso un juego lleno de lag. También suele haber problemas para ser anfitrión de partidas si no se hace la apertura de puertos en el router. No obstante, si se hacen los pasos correctos, este tipo es perfecto para jugar en buenas condiciones. El proceso que tienes que seguir para que todo marche sobre la seda lo tienes en el epígrafe final de este post.

Aunque no es el tipo ideal de NAT, si haces la comprobación y tienes NAT moderada, deberías conformarte con el resultado. Con esto, no sufrirás demasiados problemas a la hora de jugar en línea, podrás organizar partidas y tendrás pocas caídas de red.

Tipo 3 (Cerrada)

Si has intentado ser el anfitrión de una partida en línea y tu videojuego te ha dado un error diciendo que el resto de usuarios no puede unirse a ti, definitivamente, tienes una NAT cerrada. Con este tipo, únicamente podremos conectarnos con jugadores que tengan una NAT abierta, lo que reduce drásticamente nuestras posibilidades de jugar en línea. Es la peor configuración que te puedes encontrar. Esta NAT indica que tu consola no es accesible desde Internet, por lo que no vas a poder ser anfitrión para que el resto de jugadores se conecten a tu partida. Normalmente hay poco que hacer en estos casos, ya que la única solución es contactar con el proveedor de internet e intentar desactivar la CG-NAT.

Qué puertos hay que abrir para PS5

PS5 NAT

Si te has topado con una NAT de Tipo 2, estás de enhorabuena. Lo único que necesitarás es abrir los puertos para que todo vaya como la seda. Según PlayStation, los puertos oficiales que necesita una PS5 para funcionar perfectamente en red son los siguientes:

  • TCP: 80, 443, 3478, 3479, 3480
  • UDP: 3478, 3479

Para abrir los puertos necesitarás acceder a tu router y entrar en las opciones adecuadas para modificar la redirección de puertos. Es una configuración ligeramente avanzada, pero con las instrucciones adecuadas podrás hacerlo. El problema es que cada router es diferente, por lo que lo más adecuado es que contactes con tu proveedor de Internet y pidas ayuda para realizar estos pasos. De todas formas, puedes ver cómo se hace consultando en Internet el modelo de tu router para encontrar el manual. El proceso suele ser bastante sencillo y YouTube está lleno de vídeos mostrando cómo se hacen los pasos.

Puertos específicos de juegos

Una vez abiertos los puertos oficiales en tu router dejarás de tener problemas para acceder a la PSN, los servicios de Sony y las conexiones de PS5 , pero si tu router es bastante peleón (o extremadamente seguro), probablemente tengas problemas en determinados juegos que hagan uso de servicios multijugador. A continuación te dejamos con algunos de los juegos más usados entre la comunidad y los correspondientes puertos que necesitan para funcionar correctamente.

  • Call of Duty: TCP (1935, 3478-3480), UDP (3074-3079, 3478-3479)
  • Warzone: TCP (1935, 3478-3480), UDP (3074-3079, 3478-3479)
  • FIFA: TCP (80, 443, 1935, 3478-3480, 3659, 10000-10099, 42127), UDP (3074, 3478-3479, 3659, 6000)
  • Fortnite: TCP (1935, 3478-3480), UDP (3074, 3478-3479)

Comprobar el estado de los puertos

test puertos adslzone.jpg

Si quieres saber si has hecho el proceso de forma correcta, puedes comprobar los puertos. Los pasos son los siguientes:

  • Ve a la web testdevelocidad.es desde un ordenador que tengas conectado a la misma red que tu PS5 accede a la sección ‘Test de puertos’.
  • Paralelamente, enciende tu PS5 y conéctala a Internet.
  • Al final de la web tienes un pequeño formulario en el saldrá tu IP.
  • Escribe el puerto que quieres comprobar y dale a ‘Comenzar’.
  • El asistente te dirá si el puerto seleccionado está abierto o si por el contrario, sigue cerrado.
¡Sé el primero en comentar!