Cómo compartir tus juegos de Nintendo Switch con un amigo

compartir juegos switch Comprar juegos en formato digital tiene sus múltiples ventajas, pero es un impedimento a la hora de compartir nuestros juegos con amigo. Si tienes un juego físico, dejarle un título a un colega para que lo disfrute durante un finde es tan fácil como dejarle la tarjeta de Nintendo Switch. Como las partidas no se almacenan en la misma, podrá hacer uso del juego sin ningún problema. Sin embargo, el proceso para compartir juegos digitales en Nintendo Switch no es tan sencillo. El proceso se puede realizar, pero requiere una serie de pasos que te vamos a explicar aquí hoy.

¿Se pueden compartir juegos digitales en Nintendo Switch?

Cada vez compramos menos juegos físicos y preferimos las versiones digitales. En Nintendo Switch, podemos hacernos con prácticamente cualquier videojuego del catálogo a través de la eShop, que es la tienda oficial de la Gran N a la que podemos acceder desde la propia consola. Desde ahí, podemos comprar nuestros títulos y vincularlos a nuestro Nintendo ID. Es una práctica muy conocida entre los usuarios, ya que tanto PlayStation como Xbox tiene esta ley no escrita de poder compartir los juegos con otra persona para así ahorrar bastante compartiendo la biblioteca. Sin embargo, tal y como veremos a continuación, en el caso de Nintendo las cosas se complican un poco más, y no se consigue esa libertad fantasiosa que sí podemos ver en las plataformas contrincantes.

Sí, puedes compartir tus juegos digitales

Una de las funciones más desconocidas por los usuarios de Nintendo Switch es la posibilidad de compartir juegos digitales en varias consolas. El uso compartido es un proceso que te va a permitir utilizar una sola copia de un videojuego en varios dispositivos, similar a cuando le dejas una copia física a alguien. Sin embargo, este proceso está diseñado pensando más en una familia que tenga varias consolas que con amigos, ya que el sistema tiene una serie de peculiaridades que dificultan un poco el proceso a propósito.

Como sabrás, todo juego que compres en la Nintendo eShop de la Nintendo Switch se vincula a una Cuenta Nintendo. Pues bien, lo primero que debes hacer para tener un mismo juego digital en dos consolas es iniciar sesión en la segunda consola con la misma cuenta de Nintendo que compraste el título.

Pero no, la cosa no queda ahí. Cada cuenta de Nintendo puede asociarse a una consola principal o secundaria. Supongamos que tenemos en casa una Nintendo Switch OLED (principal) y una Lite (secundaria). En ambas vamos a utilizar la misma cuenta de Nintendo. Si con mi cuenta de Nintendo he comprado Pokémon Diamante Brillante, con mi Switch OLED podré acceder a todas las funciones online del juego sin ningún tipo de impedimento. Sin embargo, si mi pareja quiere jugar al mismo juego en su Switch Lite, tendrá que cumplir una serie de requisitos.

Requisitos para jugar a juegos digitales en una cuenta secundaria

consola principal secundaria nintendo sharing

  1. La consola secundaria necesita acceso a Internet permanente para poder jugar a cualquier videojuego compartido.
  2. Por otro lado, la consola principal puede hacer uso de los juegos tanto si tiene conexión como si no.
  3. Si los servidores de Nintendo detectan que las dos consolas están intentando hacer uso de mismo juego a la vez (es decir, se está jugando simultáneamente con una sola licencia), el sistema lo impedirá, dando prioridad a la consola principal.
  4. Existirán limitaciones a la hora de jugar a ciertos títulos, como veremos más adelante.

Cómo compartir un juego digital de Nintendo Switch

Este método que vamos a explicar no es oficial y no tiene ningún tipo de soporte por parte de Nintendo. La web de Nintendo América explica un poco el proceso, pero sin entrar en detalles, Pese a ello, podemos afirmar al cien por cien que funciona.

  1. Compra un juego digital en la Nintendo eShop, ya sea a través de la propia consola o desde la web en tu ordenador personal.
  2. El juego se instalará en tu consola principal, como viene siendo habitual.
  3. Ve a la eShop y haz click en tu usuario en la esquina superior derecha de la interfaz.
  4. Ve hasta el final y habrá un selector que te preguntará si esa es tu consola principal. Desmárcala.
  5. En la otra consola, crea un nuevo usuario. Para ello, ve a Ajustes, Usuarios y Añadir Usuario.
  6. Rellena los campos y en el último paso, utiliza la misma cuenta de Nintendo con la que compraste el juego en el primer paso.
  7. Automáticamente, la consola estará establecida como principal.
  8. Ve de nuevo a la Nintendo eShop y descarga los juegos que compraste con tu cuenta de Nintendo.
  9. Invierte los roles principal y secundario si es necesario para que cada consola tenga prioridad sobre los juegos que ha comprado cada usuario.

Desventajas de compartir juegos en Switch

  1. No podrás jugar en modo cooperativo. Aunque tengas el mismo juego en dos consolas al mismo tiempo, no podrás hacer uso juegos cooperativos con una sola licencia, ya que es imposible ejecutar el título en las dos consolas manteniendo la conectividad a Internet en ambas consolas al mismo tiempo.
  2. Privacidad. Este método es idéntico al que hemos visto en otras consolas como PlayStation, y requiere que hagamos login con nuestro usuario y contraseña de Nintendo en otra consola. Si dicha Switch es de nuestra propiedad, no hay problema. Pero si la consola con la que vamos a compartir es de un amigo, puede que nos dé algo de reparo introducir nuestros datos. Ni que decir tiene que no realices este proceso con un desconocido, ya que pondrás en riesgo tu cuenta, tus juegos e incluso tu cuenta bancaria.
  3. Cuidado con lo que haces en la Switch principal. Si eliminas el usuario de tu consola principal, te cargarás todos los datos de guardado de tus juegos a menos que tengas una copia de seguridad hecha en Nintendo Switch Online. La cuenta secundaria no te garantiza que puedas recuperar tus datos si no estaban previamente en la nube de Nintendo.
  4. El juego se parará en la consola secundaria en el momento en el que la consola no tenga Internet. Si juegas en un sitio con mala cobertura o te alejas demasiado del router, corres el riesgo de que tu partida se detenga de forma repentina.
  5. Solo podrás jugar con la cuenta que compró el juego. Esto es un factor bastante importante. Aunque veas tu juego en tu menú principal, solo podrás usarlo con la cuenta que creó tu amigo en tu consola. Sin embargo, en la consola principal, cualquier usuario podrá iniciar el juego sin ningún tipo de problema.

¿Merece la pena este método?

Juegos Nintendo Switch 2020

Sí y no. Ya hemos visto que el catálogo de Nintendo Switch ha mejorado bastante respecto a sus inicios. Sin embargo, los precios de sus títulos se mantienen estáticos en el tiempo, sin bajar un solo euro en años. Este método está genial si queremos compartir con amigos juegos que ya no utilizamos muy a menudo, especialmente si son títulos que no tienen capacidades online o incluso si ya nos aburren.

Del mismo modo, también es interesante hacer el proceso de forma cruzada. Que tu amigo te comparta su biblioteca también en tu consola. De este modo, podrás descubrir nuevos títulos que seguramente no habrías comprado jamás por no tener referencias previas.

Aún así, el método es algo engorroso y Nintendo lo ha hecho así a propósito para que los usuarios no se aprovechen en exceso del sistema. No obstante, si tienes amigos de confianza y queréis compartir vuestras compras, el método sin duda, merece la pena.

¿Y las cuentas que se venden en foros y eBay?

Compartir juegos con amigos tiene como objetivo ahorrar dinero o probar títulos que no tenemos muy claro si van a terminar de gustarnos. Si has investigado bastante por Internet para encontrar juegos baratos, seguramente hayas encontrado cuentas que se venden en los mercadillos de los foros y tiendas en línea como eBay.

¿Merecen la pena? ¿Son de fiar? Bueno, pues depende. En algunos foros sí se organizan conjuntas para comprar determinados títulos entre varios usuarios y así ahorrar un poco de dinero. Normalmente, la compra se hace con una cuenta nueva que luego se asocia a cada consola. En este caso, Nintendo todavía no ha hecho nada por evitar esta práctica, aunque debes tener en cuenta que tendrás las mismas limitaciones que te hemos hablado al principio.

Por otro lado, hay usuarios que venden cuentas por Internet, especialmente en plataformas de segunda mano. En este caso, piénsatelo bastante antes de materializar una compra. Si la cuenta es compartida, huye. Si no lo es, valora seriamente si el precio que vas a pagar compensa. En muchos casos, te saldrá bastante más barato comprar un cartucho físico con un amigo y cambiarlo de manos de vez en cuando. Este tipo de tiendas no tienen ningún tipo de garantía, por lo que te arriesgas bastante a ser estafado.

Físico vs. Digital. Pros y contras

Nintendo Switch OLED

Llegados a este punto, podemos preguntarnos si merece o no la pena pasarse al formato digital en Nintendo Switch. Si tienes tus dudas, hagamos una breve comparación entre ambos formatos para que puedas decidir tranquilamente:

Formato físico

Nos referimos al formato físico cuando hablamos de ir a la tienda y comprar la carátula que viene con la tarjeta de juego. El formato físico ha ido perdiendo cierto atractivo por los años. Es menos cómodo, y en el interior de la carcasa, ya no vamos a encontrar nada especial. Hace años, los videojuegos venían con manuales y algún que otro folleto que podía ser de utilidad. Actualmente, compres un formato u otro, obtendrás lo mismo.

A favor del juego físico

accesorios switch verano.jpg

¿Qué ventajas tiene el formato físico en Nintendo Switch? En primer lugar, el formato físico es en ocasiones más barato que el digital. Este fenómeno no tiene demasiado sentido, pues la tarjeta y la carátula tienen costes adicionales tanto por materiales como por distribución. No obstante, los distribuidores finales pueden llegar a rebajar el precio con tal de quitarse los juegos de encima. Y ahí es cuando algunos títulos se vuelven más baratos que en sus ediciones digitales.

Otra ventaja de apostar por este formato es que también puedes ahorrar bastante dinero comprando juegos de segunda mano, ya sea en tiendas o en plataformas en línea como Wallapop. Del mismo modo, puedes recuperar tu inversión vendiendo aquellos títulos que te han decepcionado o que ya no vas a volver a jugar.

Pero no queda ahí la cosa. Tendrás la propia carátula del juego, y la tarjeta te garantizará que el juego te pertenecerá hasta que deje de funcionar. Podrás jugar el título sin ningún impedimento y prestarlo a quien quieras —eso sí, préstalo solo a quien creas que puede devolvértelo—. Además, algunos juegos de Nintendo Switch conservan muy bien su precio, incluso se incrementa el valor en la segunda mano si conservamos la carátula en buen estado. Vamos, que si te haces con algunos juegos exclusivos en formato físico, es posible incluso que en un futuro, tengas un activo valioso.

Puntos débiles del formato físico

No son todo ventajas si nos decantamos por comprar las tarjetas para Nintendo Switch. El primer punto en contra es que tendrás que insertar la tarjeta en la consola cada vez que juegues. Sobre el papel, nada del otro mundo, pero resulta mil veces más cómodo cambiar de juego simplemente pasando por el menú Home de la consola.

Además, el cartucho físico se puede perder, romper o incluso te lo pueden robar. Con el formato digital, un robo es algo menos dramático, pues podrás volver a iniciar tus títulos en otra consola sin mayor problema.

Formato Digital

nintendo eshop superdescuentos

Es uno de los formatos que más mercado está teniendo en los últimos años, aunque en el caso de Nintendo, teniendo en cuenta que Switch tiene muchos usuarios menores de edad, las ventas acumulan muchas cifras en el formato físico. Pero el digital también tiene sus pro y contras.

A favor del formato digital

Es más cómodo. Además, durante algunas campañas a lo largo del año, puedes comprar bastantes juegos a precios totalmente ridículos, con descuentos que pueden llegar incluso al 90%. Tienes la posibilidad de comprarlo y recibirlo de manera inmediata, sin salir de casa y literalmente sin levantarte del sofá. Y claro, tiene la ventaja de poder aprovechar la función de compartir juegos con amigos o familia, que es básicamente su principal atractivo. Es una manera muy inteligente de conseguir ventas, pero también tiene un doble filo bastante peligroso.

Punto débiles del formato digital

Pero tiene también varios puntos negativos. Compartir los juegos con amigos —o con otra consola que nos pertenece— no es tan sencillo. Puedes hacer trucos para conseguir ediciones más baratas, pero jugar con las versiones compartidas siempre tendrá sus limitaciones. Ah, y si algún día cierra la eShop, perderás tu licencia. Esto ya ha ocurrido con Wii U y Nintendo 3DS. Por tanto, si te interesa mantener tus juegos a lo largo del tiempo, la vía digital no es la más adecuada, y no hay nada más seguro que tener tus juegos guardados en su cajita en esa estantería que tienes por templo de adoración gamer.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.