Cómo solucionar problemas de vídeo en la Xbox One

Cómo solucionar problemas de vídeo en la Xbox One

Carlos Martínez

Si tu Xbox One ha dejado de mostrar imagen en el momento que la enciendes, posiblemente se deba porque los ajustes de vídeo han cambiado y no son compatibles con tu pantalla. Es algo que podría ocurrir, especialmente se hemos cambiado la consola de una pantalla a otra, así que, si te encuentras con este problema y quieres ponerle solución, a continuación te dejamos con una guía para que puedas poner fin a este problema.

¿Por qué mi Xbox One muestra imagen en negro?

Xbox One X

Es justo lo que ha ocurrido con mi consola. Tras probar un proyector con compatibilidad de 120 Hz, he vuelto a conectar mi consola a mi pantalla principal y ha dejado de tener imagen. El misterio tiene una explicación muy sencilla. En la configuración de la consola sigue seleccionado el modo 1080p a 120 Hz, y dado que mi monitor sólo llega a 60 Hz, la consola no muestra imagen en la pantalla.

Reiniciar ajustes de vídeo

Para solucionarlo hay que restablecer los parámetros de la consola, pero tranquilo, no vas a perder nada, ni la configuración de red, ni lo perfiles, ni ningún otro tipo de configuración que no tenga que ver con la resolución de la pantalla. Estos son los pasos a seguir.

  • Asegura que tu consola está completamente apagada. Si tiene activado el inicio rápido, probablemente esté en suspensión, así que tienes dos opciones. O le quitas el enchufe, o mantienes el botón de encendido presionado durante 10 segundos para provocar el apagado forzado.
  • Una vez que tengas la consola apagada es hora de encenderla, pero no lo haremos como siempre. Es aquí cuando entra en acción la combinación de botones que nos permitirá restablecer los parámetros de vídeo de Xbox One.
  • Presiona y mantén presionado el botón de expulsar disco, y pulsa el botón de encendido, de nuevo sin soltarlo. Te dejamos la ubicación del botón de expulsión de disco en los diferentes modelos de Xbox One.

  • Deberás de mantener ambos botones pulsados hasta que escuches un segundo aviso sonoro de la consola (como el sonido de encendido). Cuando lo escuches, podrás soltar los botones, y la consola habrá borrado los parámetros de vídeo por completo.

La imagen de mi Xbox One es borrosa y de mala calidad

¿Qué obtenemos? La imagen que aparecerá en pantalla será de una calidad horrible, pero no te preocupes. Esto se debe a que la consola se ha encendido con el ajuste más básico posible de vídeo: 640×480 píxeles. Al ser una resolución tan baja, la imagen queda completamente estirada en los monitores y televisores de grandes pulgadas que tenemos hoy en día, así que habrá que volver a configurar la resolución adecuada para que todo se vea correctamente.

Ahora sólo tendrás que entrar en el menú de configuración >> TV y opciones de pantalla, y en el apartado de pantalla seleccionar la resolución que mejor te venga.

¡Solucionado!

¿Qué cable HDMI debo utilizar?

La calidad de imagen también va acompañada de un buen cable. Utilizar un cable HDMI de calidad será esencial para que todo funcione correctamente, especialmente si cuentas con una Xbox One X para jugar en 4K. En ese caso, deberás de contar un con cable que cumpla con los estándares correcto, para garantizar que la consola podrá emitir en 4K sin pérdida y con el mejor sonido posible.

Teniendo en cuenta eso, lo único que tendrás que tener claro es que vas a necesitar un cable HDMI de tipo 2.0 como mínimo, ya que esa certificación garantiza la reproducción en resolución 4K a 60 Hz. Si por el contrario estás ya pensando en Xbox Series X con juego a 120 Hz, deberás de ir buscando un cable HDMI 2.1 para no tener problemas.