Juega con la mejor conexión a internet en tu Xbox Series X: puertos y NAT

Una de las claves a la hora de jugar a través de internet con tu Xbox Series X, o Series S, es la de disponer de una configuración perfecta de tu entorno de red. Si tu Xbox no puede establecer una perfecta comunicación con los servidores, sufrirás numerosos problemas a la hora de jugar y buscar partidas, por lo que es muy importante que tengas en cuenta todos estos detalles.

La importancia de abrir los puertos

Xbox Series X analisis

Si estás sufriendo problemas como que puedes jugar partidas multijugador pero no puedes escuchar a tus amigos a través del chat de voz, o que te resulta imposible crear una partida siendo anfitrión, lo más probable es que estés sufriendo un problema con la NAT en Xbox Live, o lo que es lo mismo, es muy probable que no tengas los puertos necesarios abiertos en tu router.

Este es un problema que se repite generación tras generación de consolas desde que el juego multiplayer comenzó a instaurarse a finales de la década de los 90, por lo que seguramente hayas pasado ya por alguna situación conflictiva así. La buena noticia es que a continuación te vamos a explicar paso a paso cómo debes resolver esos pequeños incordios de una tecnología que pide a gritos ser más transparente y accesible para los jugadores.

¿Qué es la NAT y por qué la tengo moderada?

NAT abierta Xbox

La NAT es un protocolo de traducción de direcciones de red que se encarga de definir el destino de una conexión a internet. Si el equipo no es capaz de traducir la dirección, la petición se pierde y no se establece la comunicación, de ahí que los problemas puedan ser bastantes aleatorios y en algunas ocasiones difíciles de identificar.

Tu consola Xbox puede decirte qué tipo de NAT tienes, y para ello deberás seguir los siguientes pasos:

  • Configuración > General > Configuración de Red > Probar el tipo de NAT

La consola realizará unas pruebas de conexión y determinará el tipo de NAT que tienes en estos momentos. Los resultados pueden ser los siguientes:

  • NAT Abierta: tienes el mejor tipo de NAT. Podrás crear y hospedar partidas y conectarte a otras creadas por otros usuarios sin importar qué tipo de NAT tengan estos.
  • NAT moderada: podrás jugar con algunos usuarios que tengan el mismo nivel de NAT que tú, pero en algunas ocasiones no te dejarán ser el anfitrión de la partida.
  • NAT estricta: tu única opción es jugar a partidas multijugador creadas por jugadores con NAT abierta. No podrás ser anfitrión de la partida nunca.
  • NAT no disponible: es el peor de los casos. No podrás entrar en salas de grupo de charla ni conectarte a muchos de los juegos que ofrecen multijugador en Xbox Live.

Para que te hagas una idea, estas son las posibilidades de conexión entre una Xbox (A) y una segunda Xbox (B). Dependiendo de la NAT que tengas tú y tu amigo, podréis conectaros o no.

Los problemas de la NAT aparecen cuando la Xbox no se puede conectar a los servidores de Xbox Live de manera correcta. Por suerte, en la mayoría de casos hay solución, y lo único que tendrás que hacer es abrir los puertos.

TIPO DE NAT
XBOX A
Abierta
XBOX A
Moderada
XBOX A
Estricta
XBOX B
Abierta
XBOX B
Moderada
XBOX B
Estricta

Posibles errores que pueden indicarte que debes hacer cambios en la NAT, y que Microsoft contempla, son los siguientes:

  • Tipo de NAT: No disponible, se muestra cuando no detecta nada en Estado de red actual, dentro de la opción Red.
  • No se puede obtener una dirección IP aparece después de ejecutar Probar conexión multijugador en la pantalla Red.
  • Verás el código de error 0x89231906 cuando intentas unirte sin lograrlo a una sesión de chat en grupo.
  • Doble NAT detectada también podría mostrarse dentro de Estado de red actual, en la pantalla Red.

¿Dónde se abren los puertos?

Xbox Series X analisis

Los puertos de red son gestionados por el router que tengas en casa. De la misma manera que este dispositivo es el encargado de ofrecer internet a todos los dispositivos que tengas por casa, también será el encargado de definir qué puertas se abren a diferentes destinos. Esto no es más que una medida de prevención, ya que mientras menos puertas tengas abiertas, menos problemas de seguridad vas a padecer.

Así que recuerda que tu Xbox no es la encargada de gestionar esta NAT, así que tendrás que ajustar los cambios en el router que te ha proporcionado tu operador, o ese que instalaste tú mismo hace algunos años.

¿Cómo se abren?

Este es un tema que puede resultar un tanto complicado ya que, aunque en líneas generales los ajustes son siempre los mismos, no todos los routers cuentan con los mismos menús de ajustes y funciones de configuración disponibles.

La mejor solución es que busques por internet cómo abrir los puertos del modelo de router que tengas por casa o preguntes a tu operador sobre cómo hacerlo. Pero en todos los casos deberás acceder al enrutador escribiendo su dirección IP en un navegador desde el ordenador. Puedes saber la dirección del router mirando la configuración de tu Xbox en el siguiente menú:

  • Configuración > General > Configuración de Red > Configuración avanzada

El dato correspondiente a la puerta de enlace será, en la mayoría de casos, la IP de tu router, y ese número es el que tendrás que teclear en la barra de direcciones del navegador. Normalmente será uno de estos dos valores:

A partir de ahí tendrás que pelearte con el usuario y contraseña de tu router, y buscar la opción de redirección de puertos (Port Forwarding) donde especificar qué puertos quieres abrir a una determinada IP (la que correspondería a la de tu Xbox). Con la idea de no tener problemas en el futuro, la opción más recomendable es que tu Xbox cuente con una IP fija, de manera que si algún día reinicias el router o se va la luz, tu Xbox no reciba una IP nueva por DHCP (o de lo contrario los ajustes de los puertos que apliques dejarán de servir).

Para configurar una IP fija en tu Xbox podrás hacerlo directamente desde la consola entrando en el siguiente menú:

  • Configuración > General > Configuración de Red > Configuración avanzada > Configuración de la IP > Manual

Lo ideal es que utilices el mismo valor que viste en la pantalla de «Configuración Avanzada». Así no pisarás ninguna otra IP de tu red local. De esta manera tu Xbox tendrá siempre esa IP y no la perderá nunca, por lo que podrás configurar los puertos tranquilamente para que siempre estén abiertos para esa IP local.

En esta configuración manual los valores que tendrás que completar son IP, Máscara de subred, Puerta de enlace y DNS. Utiliza de referencia los valores que viste en la pantalla «Configuración avanzada» para no equivocarte con ningún valor.

Puertos utilizados por Xbox Live

Xbox Series X analisis

La lista de puertos que necesitas abrir para que tu conexión con los servidores de Xbox sea perfecta, son los siguientes:

  • Puerto 88 (UDP)
  • Puerto 3074 (UDP y TCP)
  • Puerto 53 (UDP y TCP)
  • Puerto 80 (TCP)
  • Puerto 500 (UDP)
  • Puerto 3544 (UDP)
  • Puerto 4500 (UDP)

Debes de tener en cuenta que algunos juegos hacen uso de algunos puertos adicionales, por lo que sería interesante que echaras un ojo a algunos de los juegos más jugados para comprobar si tienes que abrir algún que otro puerto más para que todo funcione perfectamente. Algunos de los puertos utilizados por los juegos más populares son:

  • Call of Duty Warzone
    • TCP: 3074
    • UDP: 88, 500, 3074-3075, 3544, 4500
  • Fortnite
    • TCP: 433, 3074, 5222
    • UDP: 88, 433, 500, 3074, 3544, 4500
  • FIFA 22
    • TCP: 3074, 3659
    • UDP: 88, 500, 3074, 3544, 3659, 4500
  • GTA V
    • TCP: 80, 53
    • UDP: 88, 53, 3544, 500, 4500
¡Sé el primero en comentar!