Viva lo retro: los mejores emuladores con los que puedes jugar

A nivel gráfico los juegos actuales son mucho más atractivos que los de hace años, también en temas de historias, banda sonora, etc., pero hay que admitir que hay ciertos títulos que siempre son interesantes volver a jugarlos. Por eso, los emuladores siguen resultando tan atractivos. Si andabas buscando alguno en particular, aquí tienes el listado completo. Todos los emuladores que existen.

Emuladores para jugar a lo que quieras

Raspberry Pi carcasas consolas

Los emuladores son algo ya habitual y conocido entre muchos de nosotros, aunque sigue habiendo algunos puntos conflictivos a su alrededor. ¿Son realmente legales? Hagamos un breve repaso para aclarar el tema.

Los emuladores son legales, esto es algo que no ya se discute o debería discutirse. En más de una ocasión ya se ha respaldado que este tipo de software no incumplen la ley. Lo que sí puede ser ilegal es el uso de las BIOS/Firmware necesarios para ejecutar el resto de aplicaciones o juegos de un sistema. Pero si el funcionamiento se logró recrear a través de ingeniería inversa, no hay problemas. Otra cosa es extraer ese firmware mediante técnicas de fuerza bruta, entonces tendrás que tener el sistema original para poder usar la emulación. Igual ocurre con los juegos (ROM). Si los derechos de autor han expirado o se han liberado, podrás descargarlas y usarlas libremente. Pero si no es así, nuevamente no podrás emularlos.

Así que, como resumen, la emulación es legal siempre y cuando se respeten los derechos de autor vigentes. Si el creador del sistema, juego o aplicación han dado su consentimiento o los derechos de copyright ya quedaron sin efecto, podrás hacer uso.

Por qué usar emuladores

El interés por usar emuladores va mucho más allá de una simple reducción del tema a la piratería. Para muchos usuarios la emulación es la única vía para poder acceder a juegos que ya no están a la venta y cuyas máquinas, donde se ejecutaban, tampoco son fácil de encontrar o directamente dejaron de funcionar con el paso del tiempo. Porque conservar un cartucho en buen estado es mucho más sencillo que una consola, por ejemplo.

Por todo esto es por lo que la emulación es algo que cada día interesa más y hay más desarrollos. Es más, los propios fabricantes de aquellas consolas míticas y arcades están viendo cómo pueden aprovechar ese trabajo de los que en numerosas ocasiones aún conservan los derechos. Así en sistemas actuales están incluyendo sus propios emuladores para acceder a juegos clásicos.

El más claro ejemplo de cómo se están aprovechando los emuladores es la Nintendo Switch. En la portátil de Nintendo se pueden jugar a títulos clásicos que poco a poco van ampliando el catálogo de juegos disponibles a través de Nintendo Swtich Online. Y podrían aprovechar mucho más todo si permitiesen sus compras a precios mucho más asequibles y sin limitación de catálogo. Es decir, si creasen una tienda sólo de juegos de NES y Super NES a precios asumibles teniendo en cuenta que son ya títulos con muchos años a sus espaldas, el éxito estaría garantizado y muchos usuarios ni se molestarían en buscar las ROMs por otras vías.

Pero bueno, si te parece veamos ahora todos los emuladores que existen en la actualidad. Algunos permiten volver a disfrutar de la experiencia que proponían las primeras consolas o incluso otros sistemas como recreativas o alguna de las curiosidades que no llegaron a tu ciudad, como Virtual Boy.

Todos los emuladores de Nintendo

Nintendo es muy clara con el tema de la emulación: ninguno de sus sistemas y juegos se pueden emular. O casi, la única forma legal de hacerlo es a través de su consola virtual. Una propuesta que, por ejemplo, está disponible en su Nintendo Switch. Aunque también puedes jugar a juegos clásicos de sus consolas NES y SNES a través de las propuestas de mini consolas lanzadas en los últimos años.

No obstante, nada de eso ha evitado que durante años hayan existido multitud de emuladores para sus plataformas. Desde la NES hasta la actual Nintendo Switch tiene emuladores. Esos sí, el rendimiento entre unos y otros varía, porque la potencia de ambos sistemas es diferente y las medidas para evitarlo también.

Con un catálogo muy completo, la NES y SNES con las que más títulos acumulan dentro de ese selecto club de juegos que marcaron la industria del videojuego, desde los distintos Marios hasta los RPG más valorados de la historia.

Nintendo Entertainment System NES

Super Nintendo SNES

GameBoy

GameBoy Color

GameBoy Advance

Nintendo DS

Nintendo 3DS

  • Emuladores Nintendo 3DS: Citra (Windows, macOS, Linux y Android) y NDS4droid (Android)

Nintendo Wii

  • Emuladores Nintendo Game Cube: Dolphin (Windows, macOS, Linux y Android)

Nintendo Wii U

  • Emulador de Nintendo Wii U: CEMU (Windows)

Nintendo Switch

  • Emulador Nintendo Switch: Yuzu (Windows y Linux) y Ryujinx (Windows, Linux y -próximamente- macOS)

Game Cube

  • Emuladores Nintendo Game Cube: Dolphin (Windows, Linux, macOS y Android), WhineCube (Windows)

Nintendo 64

Todos los emuladores de Sega

La Master System de Sega igual no llegó al catálogo de su gran rival en aquellos años, la NES de Nintendo, pero aún así hay títulos interesantes como Alex Kidd. Aunque los mejores llegaron con la Megadrive y Sega Saturn. Para la primera hay muy buenos juegos de rol si os gusta el género, además del inagotable Sonic.

Sega Master System

Sega Megadrive

Sega Game Gear

Sega Saturn

Sega Dreamcast

Todos los emuladores de PlayStation

Las tres primeras PlayStation también han logrado emularse (PS1, PS2 y PS3) y también la portátil Sony PSP. Hay muchos juegos que se han reeditado y al ser consolas más recientes no es tan complicado encontrar en el mercado de segunda mano modelos que sigan 100% funcional.

Sony PlayStation PSX

Sony PlayStation 2

Sony PlayStation 3

Sony PlayStation 4

PlayStation 4.

  • Emuladores PS4: Orbital (Windows)

Sony PSP

Todos los emuladores de Microsoft

En el caso de las consolas de Microsoft, sólo las Xbox Clásica y la Xbox 360 ofrecen emulación. Al menos, una opción de emular algunos juegos de forma eficiente. Porque muchos títulos siguen siendo incompatibles con el desarrollo y no se ejecutan. Si quieres probar, porque tu consola ha dejado de funcionar, aquí algunas opciones.

Microsoft Xbox 360 y Xbox Clásica

Consolas Microsoft emulación

PC (abandonware)

Amstrad PC 1512 de 1988.

Al margen de todos los emuladores de consolas que os hemos mostrado aquí, queremos dejar hueco para el que es el mejor emulador que existe para recuperar los viejos juegos de PC de los años 80 y 90. Se trata de DosBox, un maravilloso pograma para PC (Windows) que es capaz de ejecutar en todo su esplendor todos aquellos títulos que se desarrollaron para el sistema operativo MS-DOS.

El símbolo del sistema que todavía tenéis en Windows 10 (y 11) dentro del CMD, que es el último vestigio de aquella consola de comandos que teníamos que escribir letra a letra.

  • Emulador PC (abandonware): DosBox.

Otros emuladores que podrían interesarte

Estos que has visto arriba son algunos de los emuladores más interesantes para las plataformas de juegos más atractivas, aunque hay muchas más opciones. Si quieres retroceder mas aún en el tiempo, puedes encontrar emuladores de sistemas como el Apple AII, Commodore Amiga Atari ST, TurboGrafx y, por supuesto, plataformas como las recreativas o las consolas de Neo Geo.

Algunos emuladores que podrías probar por lo que han significado para la industria del entretenimiento de un modo u otro:

  • Virtual Boy: RetroArch y Mednafen (disponibles para Windows, Android, Linux), OpenEmu (macOS)
  • TurboGrafx 16: RetroArch (Windows y Android), OpenEmu (macOS), Mednafen (Linux)
  • Neo Geo Pocket: RetroArch y Mednafen (Linux, Windows y Android), OpenEmu (macOS)
  • Atari Lynx: RetroArch (Windows y Android), OpenEmu (macOS), Mednafen (Linux)
  • Commodore 64: VICE (Windows y macOS)
  • Commodore Amiga: WinFellow (Windows), FS-UAE (Windows. Linux y Mac), aunque el reciente lanzamiento del Amiga 500 Mini ha revolucionado la scene alrededor de este mítico ordenador, con un resurgir de los viejos grupos creadores de demos, y releases completas que podéis poner en marcha en este hardware, que es compatible también con los lanzamientos AGA para los Amiga 600 y 1200 originales.

Y lógicamente, el emulador que no podría faltar, el de MAME. Este está también disponible para varias plataformas:

Como ya podrás haber observado, tanto OpenEmu como RetroArch y Mednafen son como pequeñas «suites» capaces de dar soportes a varios sistemas. Por lo que, si los sistemas que quieres emular están soportados, lo ideal es usarlas y evitar tener varias apps para algo que podrías hacer desde una única.

Qué necesito para usar emuladores

Ahora que ya conoces cuáles son los mejores emuladores de prácticamente todas las plataformas es probable que te preguntes cuál es el mejor equipo y qué requisitos técnicos ha de cumplir para tener la mejor experiencia posible. Así que vamos a hablar de ellos.

Raspberry Pi

La Raspberry Pi es una placa bastante barata con un chip de teléfono móvil. Existen varias distribuciones que puedes usar para utilizar este pequeño ordenador como un sistema para emulación. El más famoso es Retropie, que utiliza los núcleos incluidos en RetroArch para que puedas disfrutar de miles de títulos antiguos.

El modelo más reciente de la Raspberry Pi es la Raspberry Pi 4. Con ella vas a poder emular sin ningún tipo de problemas sistemas de la quinta generación de consolas. Además, también podrás llegar a emular algunas consolas de sexta generación como la Nintendo GameCube o incluso algunos juegos de la Nintendo Wii haciendo uso de los núcleos de Dolphin.

Además de la Raspberry Pi, existen placas de otros fabricantes con características similares que también se suelen usar para esta misión.

PC con Windows

Para ciertos emuladores de plataformas más recientes, la mejor opción es contar con un PC. Esto se debe a que los sistemas más actuales requieren mucha potencia para ser emulados.

Dentor de las alternativas, Windows sigue siendo a día de hoy la mejor opción. Si cuentas con un procesador potente y una gráfica también potente, tendrás opciones para aprovechar modos de virtualización a nivel de CPU y GPU que permitirá disfrutar de un mejor rendimiento. Si buscas emular la Nintendo Switch con YUZU, necesitarás una CPU Intel o AMD de una generación reciente y también una tarjeta gráfica que lleve relativamente poco tiempo en el mercado. También vas a necesitar hardware avanzado si quieres emular la Wii U, pero buscas jugar a más resolución. Con uno de estos equipos, podrás jugar a títulos como Zelda Breath of the Wild a resolución 8K en un emulador como CEMU, algo que jamás podrías hacer en su consola nativa.

Por tanto, si buscas disfrutar de todas las opciones de los emuladores, a menos que sean plataformas ya con unos cuantos años, nuestra recomendación es que optes por un PC. No necesitas un equipo capaz de ejecutar títulos triple A a resolución 4K, pero cuando más potencia (como siempre suele ocurrir) mejor que mejor.

Mac

No es la solución ideal, pero sí puede servirte si ya tienes un ordenador de Apple en casa. En este caso, los ordenadores Mac con chip Intel siguen siendo más atractivos para emular juegos con RetroArch que las versiones de Apple Silicon. No todos los núcleos de RetroArch están disponibles para macOS, pero sí podrás jugar a emuladores muy conocidos como Dolphin.

Ten cuidado con los falsos emuladores

Al tratarse de programas que, en su mayoría, nos descargamos desde webs que no son tiendas digitales ni repositorios repaldados por compañías de renombre, debemos andar con mucho cuidado de no bajarnos nada más allá de las páginas oficiales de los desarrolladores oficiales de esos emuladores. Sobre todo si queremos evitar que con la excusa de emular tal o cual consola, acabemos descargando desde un sitio desconocido un archivo que podría dañar nuestro ordenador.

En este artículo os damos nombres con enlaces fiables y verificados a emuladores actuales que, en muchos casos, todavía cuentan con el soporte de una comunidad detrás, por lo que son la mejor garantía de que van a hacer lo que nos prometen cuando los instalamos en nuestro ordenador.

¡Sé el primero en comentar!