Los mejores juegos alternativos a Pokémon

Los mejores juegos alternativos a Pokémon

Daniel Marín

Pokémon es una saga de lo más curiosa. Aunque Game Freak y The Pokémon Company se empecinen en conservar el público objetivo de chiquillos de primaria, lo cierto es que la saga de los monstruos de bolsillo sigue siendo un gran atractivo para muchos millennials que crecieron con las primeras generaciones en la Game Boy. El jugador de Pokémon ha evolucionado con los años, pero la franquicia es sin lugar a duda una de las más estáticas que hay en el panorama de los videojuegos. ¿Existe alguna alternativa a Pikachu y compañía? En este post indagaremos en el mundo de las inspiraciones, los plagios y las alternativas decentes a los juegos de Pokémon.

¿Se ha agotado la fórmula de Pokémon para los fans más veteranos?

Todo fan de Pokémon que se precie tiene ganas de sentarse a una mesa con Game Freak y soltarle sus ideas. Sin embargo, los creadores de la saga llevan años no mostrando el más mínimo interés por alterar su «Torchic de los huevos de oro».

Los juegos de Pokémon apenas han cambiado su estructura desde su nacimiento en 1996, y la dificultad de los títulos ha caído en picado desde entonces. Los títulos actuales pueden llegar a decepcionar al público adulto, debido a que no llegan a suponer un reto. Por ese motivo, Internet se está llenando de ROMs fabricadas por fans que, saltándose la propiedad intelectual de la compañía, buscan que algunos jugadores recuperen la ilusión por la franquicia. Hoy trataremos de ir un poco más allá e investigar si hay mundo más allá de Pokémon. ¿Existe algún juego que pueda hacerle sombra?

Juegos clónicos de Pokémon

Hay compañías que conocen el descontento que hay entre los jugadores de Pokémon y han hecho sus intentos para replicar la fórmula exitosa de Game Freak. Por lo general, destacan estos dos títulos:

Nexomon: Extintion

centro pokemon nexomon.jpg

Gráficamente, este juego es como deberían lucir los juegos de la saga principal de Pokémon si no se hubiese hecho el salto al 3D. Conserva la estética que vimos hasta los juegos de Nintendo DS con una perspectiva cenital y unos personajes muy cabezones.

Nexomon: Extintion es un gran juego si buscas una alternativa a Pokémon y no quieres complicarte la vida con nuevas mecánicas. A nivel jugable, el título ofrece una experiencia idéntica a la de los monstruos de bolsillo. Sin embargo, el juego tiene mayor dificultad. Existen un total de 9 tipos elementales con su propia tabla que funciona con un sistema similar al de Pokémon.

Como habrás podido apreciar, Nexomon no oculta lo más mínimo eso de ser un clon de Pokémon. Si te interesa echarle un vistazo, lo tienes en un montón de plataformas: iOS, Android, PC, Xbox, PlayStation 4 y Nintendo Switch.

Temtem

temtem.jpg

Este título es todavía más polémico que el anterior. El planteamiento de Temtem es claro y conciso: ser el juego que Game Freak nunca se ha atrevido a hacer. Dentro de su género, Temtem es un MMORPG, es decir, un RPG combinado con un sistema multijugador masivo en línea. Sobre el papel, Temtem es genial, pero su mayor virtud es también su mayor lastre.

Si lo que te gusta de Pokémon es la exploración y los combates, Temtem te va a dar eso y más. Su sistema de batalla es idéntico al de Pokémon. De hecho, son mejores que las de Pokémon, porque son siempre dobles —a esta misma conclusión ya llegó Genius Sonority con Pokémon Colosseum y Pokémon XD para GameCube—, y permiten mucha variabilidad y estrategias. ¿Dónde está el problema entonces? Pues, precisamente, en conformarse con ser un clon de Pokémon. Temtem es un juegazo. Gráficamente es muy bonito y tiene mucho potencial. Sin embargo, solo puede aspirar a ser ‘el clon de Pokémon’, por lo que renuncia totalmente a su identidad con tal de ser una alternativa para los más cafeteros.

Si quieres probarlo, lo tienes para PC en Early Access desde hace tiempo. Su versión definitiva llegará en septiembre de 2022 para Nintendo Switch, PlayStation 5 y Xbox.

Juegos con inspiración en Pokémon o similares

Hemos hablado ya de los plagios descarados. Vayamos ahora con algunos juegos que son distintos, pero tienen alguna mecánica o elemento compartida con Pokémon:

Ooblets

Los Ooblets son pequeñas criaturas muy adorables y kawaii que nos ayudarán a explorar el mundo de Oob. Y como buenos Pokémon falsos, también se prestarán a combatir con otros Ooblets para defender a su amo. A diferencia de Pokémon, los Ooblets son mayoritariamente plantas y nacen de la tierra. Aun así, y pese a tener mecánicas de combate similares a Pokémon, el juego funciona por objetivos y podríamos decir que se parece incluso más a Stardew Valley que a Pokémon.

Visto de este modo, parece que Ooblets es el juego definitivo, especialmente por su apartado visual, que es muy bonito. Sin embargo, Ooblets es uno de esos títulos que abarca mucho y aprieta poco. Al intentar incluir tantas mecánicas, ni es un juego de monstruos, ni llega a ser un simulador de vida o de granja.

Por el momento, el juego está disponible para PC y sistemas Xbox.

Monster Sanctuary

Nos salimos del RPG y nos vamos a un Metroidvania. Este título desarrollado por Team17 nos muestra un mundo como el de Pokémon, en el que monstruos y humanos viven en armonía. Sin embargo, el equilibrio se rompe de la noche a la mañana y nuestra misión será volver a establecer el orden y la paz.

En Monster Sanctuary no seremos entrenadores, sino criadores de monstruos. La parte divertida del juego es que tendremos que investigar qué ha ocurrido explorando sus diversos escenarios en 2D y combatiendo con los monstruos que vamos criando. Los combates son también por turnos y con un estilo muy de Pokémon, pero no se hacen en un escenario, sino en el propio terreno que estamos explorando. El título tiene su propia personalidad, cosa que lo diferencia de los que son clones. Si te interesa y quieres jugarlo, está disponible para PlayStation 4, Xbox, Nintendo Switch y PC.

Otras alternativas si buscas mayores retos

Pokémon es un JRPG. Muy descafeinado, pero un JRPG al fin de al cabo. Y conocer esto es importante de cara a buscar alternativas. Si lo que te gusta de Pokémon es el combate, cualquier JRPG que tenga combates por turnos debería gustarte. Puede que no hayas dado una oportunidad jamás a un juego de Square Enix —por poner un ejemplo— porque no jugaste en tu infancia. Pero te animamos a que explores el mercado y des alguna oportunidad a juegos de este género, independientemente de que tengan o no monstruos. Si lo que te interesa de Pokémon es la estrategia, el reto y las mecánicas, hay un montón de juegos ahí esperándote.

Cerraremos el post con algunas alternativas curiosas que podrías explorar de cara a dar un respiro a la franquicia de Junichi Masuda. Son los siguientes:

Dragon Quest Monsters

La franquicia Dragon Quest nació una década antes que Pokémon. Lo hizo para NES. Años más tarde saldría Monsters, un spin-off que sería rápidamente comparado con Pokémon.

A nivel mecánico, estos juegos comparten muchos elementos con Pokémon, aunque no se puede decir que copiaran nada —al fin y al cabo, solo aplicaron sistemas de los JRPG que llevaban años inventados—. El último título de esta línea salió para Nintendo 3DS.

Shin Megami Tensei

shin megami tensei.

Finalizaremos con esta franquicia de Atlus, que algunos definen como ‘el Pokémon turbio’. Esta saga nació mucho antes que Pokémon, pero en occidente, el juego no se conoce tanto como Persona, que es su spin-off. Explicar el lore de estos juegos es complicado, pero nos quedaremos con la idea de que es como Pokémon, pero con demonios en lugar de monstruos. No obstante, a efectos prácticos, los Yōkai y demás criaturas que aparecen en este título son como los Pokémon.

Independientemente de que esta idea te atraiga o no, deberías darle una oportunidad a esta franquicia, porque te aseguramos que engancha con una facilidad increíble. Nuestra recomendación es empezar por Shin Megami Tensei V para Nintendo Switch o Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster, que está disponible en varias plataformas.

shin megami tensei v.

Shin Megami Tensei tiene todo lo bueno de Pokémon, pero combinado con mecánicas de combate que te harán pensar y hacer estrategias para seguir de una pieza. Los demonios se coleccionan y clasifican en el Compendio, que no es otra cosa que una Pokédex. Nuestro objetivo es reclutarlos, ponerlos de nuestro lado y fortalecerlos. Para que se unan a nosotros, tenemos que convencerlos en una negociación —no es tan sencillo como tirar una Pokéball—. Las propias conversaciones con los demonios son absolutamente geniales, pues alguno nos timará e incluso nos harán chistes que romperán la cuarta pared. Una vez tienes demonios en tu equipo, puedes fusionarlos para crear otras criaturas más poderosas.

En general, esta franquicia ofrece una jugabilidad digna de un adulto, con el famoso sistema Press-Turn de Atlus, que premia el hecho de descubrir las vulnerabilidades del enemigo con un turno extra y que juega en nuestra contra si no cubrimos nuestras debilidades. A diferencia de Persona, los Shin Megami Tensei están más centrados en el combate, y tendremos que hacer muchas maniobras y fusionar bastantes esencias para tener equipos competitivos y poder salir airosos de algunos jefes finales.

Por lo demás, también ofrecen una trama interesante, con guiones serios y momentos que no te esperas. Es una saga de nicho, pero ser fan de Pokémon y no darle una oportunidad a cualquiera de los dos juegos que te hemos mencionado es prácticamente un sacrilegio.

¡Sé el primero en comentar!