De Doom a Kratos o Halo: los mejores demake que puedes jugar

Con el lanzamiento del más reciente de los demake, el de Metroid Prime, algunos han descubierto estas particulares versiones de juegos muy populares que no buscan las mejoras gráficas o aprovechamiento técnico del nuevo hardware sino disfrutar de un toque retro que siempre resulta llamativo. Por eso, te hemos recopilado los mejores demakes de vídeojuegos conocidos por todos y que puedes disfrutar ya.

Demake, un pasito «atrás» en temas gráficos

Como te hemos adelantado, los demakes es probable que sean un nuevo descubrimiento para algunos usuarios. Sin embargo, esto no son algo realmente nuevo sino que llevan tiempo entre nosotros. Tanto que hay muchos y de títulos muy conocidos por todos.

Y es que no se puede negar que son propuestas bastante llamativas e incluso atractivas. Porque darle a ciertos títulos un nuevo estilo visual, normalmente en 2D y con un aire a juego indie con gráficos pixeladas tiene su punto.

Posiblemente porque tanto realismo a veces puede llegar a cansar o simplemente porque tener una de estas versiones delante de nosotros es como un paréntesis, una forma de relajarse frente a esa carrera incesante que busca la perfección visual.

Sea lo que sea, aún sólo por la satisfacción de disfrutar de lo retro, si te gusta el mundo de los vídeojuegos hasta el extremo de no importarte apartados como el gráfico mientras que las mecánicas y la diversión estén a la altura, entonces es muy probable que te guste conocer algunos de los mejores demakes que hoy en día puedes disfrutar.

MooD

Teniendo en cuenta el año de publicación de Doom, sus gráficos y que a día de hoy esa primera versión de por sí ya podría ser calificada como demake, hacen que imaginar uno de él resulte complicado. Pero aún así existe y la solución o camino que tomaron sus responsables fue pasar del 3D (básico, pero de los primeros 3D con éxito en el mundo gamer) a una vista cenital en 2D.

Esto dio como resultado este MooD que es la versión demake del Doom original. Y ya que la base de estos es ir en dirección contraria a lo que significa un remake, pues tiene sentido y está muy bien jugado el usar su nombre leyéndose también al revés.

Bit of War

Imaginarse a Katros de un modo diferente al que todos estamos acostumbrados a verle en sus juegos originales es complicado. Aún así no podemos negar que esta versión del dios al estilo Super Mario Bross resulta muy llamativa.

El demake está hecho por un grupo de usuarios que sin ánimo de lucro logró el poder usar personajes y elementos de las historias originales de God of War con el beneplácito de Sony. Así que, si eres fan de esta saga, deberías probar aunque sólo sea por mera curiosidad esta versión.

The Border Lands

Borderlands es uno de esos juegos muy fáciles de identificar por el estilo tan marcado de sus gráficos, esta versión denominada The Border Lands cambia por completo como era de esperar y aún así mantiene la misma esencia.

Resident Evil

Si algo ha tenido siempre como principal motivo de éxito la saga Resident Evil ha sido su atmósfera terrorífica. Por eso, hacer una versión demake donde se pasa a unos gráficos pixelados y que recuerdan a los primeros juegos de NES resulta un tanto extraño.

Aún así, sólo por el trabajo que supone realizar una adaptación de este tipo merece la pena probarlo. Además, si eres fan acérrimo de la saga te gustará casi seguro.

PixelForce: Halo

Halo no necesita presentación, un titulo que ha marcado a multitud de jugadores y que a día de hoy sigue generando muchísima expectación. Tanto por la nueva entrega que llegará como por sus versiones mejoradas que llegan con la Master Collection.

En esta versión con toques plataformeros y sin problemas de munición vas a disfrutar muchísimo, te lo aseguramos.

Tiger

Tiger es la versión demake de Destiny, el título de Bungie en esta versión tiene ese aire a juego indie que seguro otra a muchos, un juego de scroll lateral que sorprende a todos los fans.

Call of Duty 6 (2D Remake)

Al igual que con Doom, esta versión de Call of Duty abandona el 3D para abrazar una visión 2D que no deja de ser llamativa y recordará a algunos clásicos de aquellos primeros ordenadores como el MSX y Spectrum.

El gusto por lo retro

En la mayoría de casos estos demakes no son más que una pequeña demo de cómo se verían estos populares juegos con aires mucho más retros. Porque hacer una adaptación completa no es nada fácil. Imagina sólo rehacer los escenarios de Resident Evil con este particular estilo ochobits.

Aún así, como fan de los vídeojuegos y si te gusta toda esa estética retro, merece la pena conocerlos e incluso probar alguno que otro. Porque lo retro siempre atrae y porque es una forma diferente de acercarse a los juegos. ¿Qué opinas? ¿Algún demake que creas que debería ser conocido por todos?