Mejores memorias para ampliar la capacidad de la Steam Deck

La Steam Deck tardó más de lo prometido en llegar a nuestros salones, pero cuando lo hizo, puso el mercado de los videojuegos patas arriba. La consola de Valve ha demostrado que hoy por hoy, una handheld puede ser una alternativa a los ordenadores portátiles gaming. Sin embargo, uno de sus puntos débiles es el almacenamiento. Hoy te hablaremos de qué métodos existen oficialmente para ampliar la memoria de tu Steam Deck y cuáles son las mejores memorias que puedes comprar para ello.

Antes de comprar tu Steam Deck, piensa cuánto almacenamiento necesitas

steam deck catalogo.

Hasta la fecha, existen tres modelos distintos de Steam Deck. El modelo básico viene con una memoria eMMC de 64 GB, mientras que el resto vienen con memorias SSD NVMe. El modelo intermedio equipa una unidad de 256 GB, mientras que el más caro, tiene un SSD de 512 GB.

Aunque hacerse con una Steam Deck es difícil a día de hoy, no deberías lanzarte de cabeza a por la primera que encuentres en stock, sino que más bien deberías comprar el modelo cuya capacidad se adapte mejor a tus necesidades. Si te haces con el modelo básico, hay juegos que ocupan mucho más que la memoria de esa consola, por lo que tendrás que recurrir a los métodos de ampliación. Y, si compras el modelo con SSD, también puede ocurrir que tengas que recurrir a borrar e instalar juegos constantemente para liberar espacio.

¿Cómo puedo ampliar la capacidad de mi Steam Deck?

Todos los modelos de Steam Deck que hay en el mercado en estos momentos permiten ampliar la capacidad tanto utilizando una tarjeta microSD como añadiendo o sustituyendo el SSD NVMe.

Tarjeta microSD, la solución más fácil

La tarjeta microSD es la forma más sencilla de ampliar el almacenamiento de tu Steam Deck. Son bastante baratas y permiten ampliar desde unos 64 GB hasta unos 2 TB.

Si lo deseas, incluso puedes instalar el sistema operativo Steam OS en la propia tarjeta, pues según Valve, hay soporte para que puedas arrancar desde la propia tarjeta. El único problema de hacer esto es que la tarjeta microSD tiene sus limitaciones a la hora de leer y escribir datos. Por tanto, tendremos unos tiempos de carga algo más elevados que si instalamos nuestros juegos en un SSD.

NVMe, la opción para los más manitas

Steam Deck.

Por otro lado, también puedes ampliar la memoria de la Deck añadiendo un SSD NVMe al modelo básico o sustituyendo la unidad que viene en los modelos de 256 y 512 GB. Para Valve, no es ningún problema que ahorres dinero comprando la consola más barata y que añadas tú mismo un SSD de 1 TB si así lo deseas. No obstante, la marca no te recomienda que lo hagas.

Según Valve, la opción de ampliación vía SSD está ahí, pero no está ideada para que el usuario final realice la operación. Si tienes experiencia cacharreando con dispositivos electrónicos, seguramente el proceso no sea gran cosa para ti. Es decir, si sabes montar un ordenador, desmontar un móvil para cambiar una pantalla o incluso retirar piezas de un ordenador portátil para cambiar la pasta térmica, no será difícil para ti cambiar el disco de la Steam Deck. Pero si no tienes experiencia, Valve te invita a que reconsideres la idea. El hecho de abrir la consola supone correr un riesgo, pues puedes romper la consola en un intento de mejorarla.

Una vez que tengas claro si te merece o no la pena hacer el proceso, lo siguiente que tienes que saber es que no te vale cualquier SSD. La Steam Deck utiliza un tipo de disco que es bastante más pequeño que el que usamos en nuestros ordenadores. Concretamente, utiliza una unidad SSD NVMe M.2 2230, y no son tan fáciles de encontrar —aunque con la popularidad que está logrando la Steam Deck, todo apunta a que será más sencillo encontrar estos discos en los próximos meses y años—.

Las mejores tarjetas microSD para la Steam Deck

Si no quieres complicarte la vida, la mejor opción para mejorar el almacenamiento de tu Steam Deck es con una tarjeta microSD. Valve recomienda en su web oficial que utilicemos como mínimo una tarjeta que cumpla con el estándar UHS-I. No existen limitaciones en cuanto a tamaño, por lo que puedes utilizar una tarjeta de hasta 2 TB de capacidad. El límite de lectura de estas tarjetas está aproximadamente en unos 100 MB por segundo. Incluso la mejor tarjeta del mercado será ligeramente más lenta que la memoria eMMC que viene por defecto en el modelo de entrada, pero te permitirá almacenar juegos de gran capacidad como Assassin’s Creed: Valhalla o Red Dead Redemption 2.

En este caso, acude siempre a un proveedor de confianza. Existen muchas falsificaciones en tiendas físicas y webs como AliExpress. Si no sabes qué modelo comprar, estas son las que nosotros recomendamos:

Sandisk Extreme

MicroSd SanDisk

Esta tarjeta es una de las más utilizadas en cámaras fotográficas de acción y otras consolas como la Nintendo Switch. El modelo de 128 GB parte de los 25 euros, y puedes comprarla en versiones de hasta 1 TB de capacidad. Es una tarjeta fiable y con muy buena reputación.

Samsung Evo Plus

Este modelo también es muy conocido, y ya ha demostrado ser un producto de calidad. Como suele ser habitual en estos casos, está limitada a 100 MB de lectura por segundo. Su precio es bastante similar a la de Sandisk.

Los mejores SSD NVMe para la Steam Deck

ssd nvme steam deck

Como decíamos, encontrar un SSD para la Steam Deck no será tan fácil. Encontrar un modelo de 1 TB es casi imposible, así que comprar el modelo de 512 GB de la Steam Deck no es tan mala idea, al fin y al cabo. Si quieres subir de nivel el modelo eMMC, estos son los mejores SSD que puedes encontrar por el momento:

Samsung PM991 512GB

Samsung es una marca que fabrica unos SSD sobresalientes. El PM991 es el M.2 2230 de mayor capacidad que hemos podido localizar, y puedes llegar a encontrarlo en Amazon con un poco de suerte, aunque en estos momentos no lo vas a encontrar en stock. No obstante, ten en cuenta este modelo, pues son varios los usuarios que ya lo han probado y confirman que funciona correctamente en la Steam Deck.

Dell M.2 PCIe NVME Clase 35 2230

Esta unidad de Dell cumple con los requisitos de la Steam Deck, aunque no es un producto barato. Se puede encontrar por un precio que ronda los 200 euros, y su capacidad es de 512 GB.

Western Digital PC SN530 NVMe SSD

Esta opción de Western Digital está disponible en diferentes capacidades que rondan desde los 256 GB hasta 1 TB. Por el momento su disponibilidad es bastante escasa, pero es una opción muy a tener en cuenta debido a su rendimiento y precio.

KIOXIA SSD M.2 1TB BG4

Por el momento, el único disco de 1 TB que vas a encontrar en Amazon para la Steam Deck. No obstante, tiene muy pocas valoraciones —todas positivas—, y su precio también es bastante alto.

Los enlaces a Amazon que aparecen en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con su Programa de Afiliados. Podrían reportarnos una pequeña comisión por su venta (sin que esto afecte al precio que tú pagas). Aun así la decisión de publicarlos y añadirlos se ha tomado, como siempre, libremente y bajo criterio editorial, sin atender a peticiones por parte de las marcas involucradas.

¡Sé el primero en comentar!