Consolas portátiles para jugar con emuladores, ¿cuál elegir?

Consolas portátiles para jugar con emuladores, ¿cuál elegir?

Carlos Martínez

Las plataformas más antiguas de videojuegos llevan desde hace unos años disfrutando de una segunda juventud gracias a los emuladores y dispositivos portátiles que han ido llegando al mercado. La posibilidad de jugar a cualquier juego en cuestión de segundos sin importar dónde estés es algo que ha animado a muchos a hacerse con una de estas pequeñas máquinas, así que vamos a hacer un repaso de las opciones que tienes disponibles en el mercado.

¿Cómo funcionan estas mini consolas portátiles?

Retroflag GPi CASE

El secreto de estos dispositivos se esconde en los procesadores que montan. Pequeños cerebros de bajo consumo con capacidad suficiente para ejecutar gestores de emulación como RetroArch, Retropie, o sistemas propios basados en Linux con diversos emuladores preinstalados.

El rendimiento suele ser similar en la mayoría de versiones, sin embargo, los modelos más actuales permiten ejecutar ROMs de plataformas más modernas con mayor soltura, como puede ser el caso de Nintendo 64 e incluso Dreamcast. En los últimos meses el mercado de este tipo de consolas se ha revolucionado, ya que los últimos procesadores de AMD permiten diseños y arquitecturas muy compactas con un increíble potencial gráfico hasta tal punto de ejecutar Windows 11 y lanzar juegos de última generación casi sin despeinarse.

Esto ha permitido cambiar por completo el concepto de consola portátil, ya que más que consolas se han convertido en ordenadores de bolsillo que con la ayuda de los emuladores más modernos logran ejecutar ROMS de GameCube, PS3 y hasta Nintendo Switch.

Tipos de consolas portátiles

En el mercado encontraremos básicamente dos tipos de modelos basados por su diseño exterior. Los modelos de formato vertical similares a la vieja GameBoy o los modelos de formato horizontal más parecidos a Nintendo DS, Game Gear y similares.

Este último factor de forma es principalmente el que mejor acogida tiene en el mercado, ya que permite una mejor distribución de los controles, permite incorporar doble stick analógico y permite la incorporación de los gatillos de acción, por lo que es un diseño muy a tener en cuenta a la hora de jugar a ROMs de PlayStation y consolas más modernas.

¿A qué consolas podemos jugar?

Consolas mini

La compatibilidad con los emuladores dependerá del producto, pero la gran mayoría, por no decir todos, pueden con consolas de 8, 16 y 32 bits sin despeinarse, por lo que grandes joyas de NES, SNES, GameBoy, Game Gear, Master System, Mega Drive, y PlayStation correrán sin problemas en casi todos los modelos, encontrando quizás problemas en la consola de Sony. Los modelos más modernos (y también más caros), básicamente eliminan cualquier tipo de limitación, ya que corren desde juegos de PS3 hasta ROMS de Nintendo Switch con total facilidad.

Modelos para jugar a consolas retro

A continuación, te dejamos con algunos modelos de consolas portátiles especialmente pensadas para ejecutar emuladores retro. Estas son algunas de las consolas más interesantes que podrías encontrar en el mercado:

Bittboy PocketGo

Es uno de los modelos más pequeños que vas a poder encontrar, y eso se traduce lamentablemente en una pantalla de pequeñas dimensiones. Pero no por ello es peor consola, ya que esta Bittboy PocketGo funciona a las mil maravillas con emuladores de 8 y 16 bits, por lo que podrás llevar tus favoritos de NES y SNES directamente en el bolsillo.

Cuenta también con un precio ridículo, ya que actualmente se puede comprar por menos de 40 euros.

Anbernic RG351MP y RG351MP

Anbernic RG351MP

Se trata de uno de los modelos más conocidos entre los usuarios, ya que cuenta con dos sticks analógicos, una pantalla de 3,5 pulgadas y ofrece un rendimiento fantástico con todo tipo de emuladores, portándose bastante bien a la hora de correr juegos de PlayStation. Sustituye a la Anbernic RG350, un modelo que gozó de muy buenas ventas y una gran reputación. Cuenta con una memoria de 64 GB y soporta hasta 20 sistemas distintos, incluidas consolas como la Nintendo DS. La memoria se puede ampliar con tarjetas microSD de hasta 256 GB.

Anbernic RG351V

Anbernic RG351V

Disponible en varios diseños, esta consola es calcada a una Game Boy Color. Tiene una pantalla de 3,5 pulgadas con tecnología IPS y cuenta con una memoria interna de 64 GB que podemos ampliar de forma sencilla con tarjetas microSD hasta los 256 GB. Admite hasta 20 emuladores distintos y tiene una batería de 3.500 mAh con los que promete dar hasta 8 horas de juego de forma ininterrumpida. Se trata de una consola realizada con materiales de calidad que incluso cuenta con switches OMRON.

RetroFlag GPi Case 2

Retroflag GPi Case 2

Si lo tuyo son las manualidades, el instalar archivos, escribir líneas de código y disfrutar de una obra finalizada, la GPi Case q de Retroflag es justo lo que estabas buscando. Se trata de una peculiar carcasa para la Raspberry Pi Compute Module 4 (CM4) que te permite fabricar tu propia consola portátil con la ayuda de RetroPie como sistema operativo. Es la segunda versión que lanzan de esta consola, que ha mejorado sustancialmente desde sus inicios. La primera versión funcionaba con una Raspberry Pi Zero, que tenía ciertas limitaciones en cuanto a potencia. Esta nueva revisión sube de nivel usando la Raspberry Pi CM4 como centro de todo. Además, puede comprarse junto a un dock que permite dar salida a un televisor, alimentar la consola y conectar mandos para jugar desde el sofá con una resolución máxima de 1080p.

Como decimos, es un proyecto un poco para valientes, pero que merece mucho la pena. Simplemente necesitarás el pequeño ordenador, hacerte con la carcasa, fijar la placa e instalar el sistema operativo en una memoria microSD. En este modelo, la instalación se ha simplificado bastante, y desde Retroflag apuntan a que ya no es necesario ni utilizar un destornillador para montar el equipo. Sin duda, la consola más divertida que vas a encontrar en este listado. No olvides que también tendrás que hacerte con una Raspberry Pi CM4 por separado.

PowKiddy RGB10

PowKiddy RGB10

Esta mini consola de PowKiddy se caracteriza por ofrecer un diseño muy compacto con un excelente rendimiento, siendo capaz de montar un stick analógico y cuatro gatillos superiores. Monta una pantalla de 3,5 pulgadas, 1GB de RAMy existen versiones de 32, 64 y 128 GB de capacidad. Es capaz de ejecutar Emulec, Batocera y Lakka como sistemas operativos, y su precio la hace una opción muy a tener en cuenta, sabiendo eso sí, que la calidad de sus componentes no son especialmente llamativos.

Anbernic RG350M

Es la misma consola que la RG350, con la salvedad de que este modelo cuenta con una carcasa metálica que le permite tener un mejor acabado, tanto estético como a nivel de resistencia con el paso del tiempo.

RK2020

Otra consola de 3,5 pulgadas con un diseño similar a la PowKiddy RGB10 (es muy normal encontrar clones entre este tipo de productos). Tiene un formato bastante compacto y mueve juegos de Nintendo 64 y Dreamcast relativamente bien.

Modelos para consolas y ROMS más modernas

Si lo que buscas es algo más potente que te permita jugar a plataformas más modernas y que incluso sea capaz de correr Windows 11 y hasta SteamOS, entonces será mejor que le eches un ojo a estos modelos que te dejamos a continuación:

AYANEO 2021

Una consola con una espectacular pantalla de 7 pulgadas y resolución 1.280 x 800 píxeles. Monta un Ryzen 5 4500U y con una capacidad de 1TB SSD NVMe te va a permitir almacenar cientos de juegos.

AYANEO NEXT PRO

ayaneo next

Es el modelo más actual y potente de la marca. Con un Ryzen 7 5825U simplemente vas a poder correr todo lo que se te pase por la cabeza. Este modelo incluye 2 TB NVMe de almacenamiento, pantalla de 7 pulgadas con resolución de 1.280 x 800 píxeles y nada menos que 32 GB de RAM. Obviamente su precio se dispara hasta los 1.800 euros (ya incluyendo un descuento de 270 euros), pero es lo más top que vas a poder comprar a día de hoy

GPD XP Plus

GPS XD Plus.

Si os queréis mover por un segmento mucho más premium y con modelos realmente caros, pero con un hardware a prueba de cualquier emulador y videojuego, entonces podéis apostar por la marca GPD, que se ha especializado en los últimos años en desarrollar algunas portátiles con capacidad de juego con Windows o, como en este caso, especialmente enfocada a exprimir títulos para Android y, por tanto, corre sin problemas cualquier tipo de emulador.

Presume de una pantalla de 6,81 pulgadas, altavoz estéreo, batería de 7.000 mAh. y 12 horas de autonomía, ranura de microSD para tarjetas de hasta 2TB y un cuerpo fabricado con resina sintética de aviación ABS.

Steam Deck

Steam Deck de Valve.

La consola de Valve está pensada para jugar a juegos de la propia tienda de Steam, pero su arquitectura, potencial y precio la convierten en una consola de juegos con el mejor precio posible del mercado. De hecho, se sabe que Valve la vende en pérdidas, ya que buscan enganchar a los usuarios a la tienda de aplicaciones. Por sus 470 euros que cuesta no vas a encontrar nada igual.

A diferencia de otras consolas de esta lista, la Steam Deck no tiene un hardware basado en la arquitectura ARM. Es una consola que utiliza la arquitectura x86-64 de PC. En su interior, la consola de Valve tiene un hardware firmado por AMD que le permite mover la mayoría de títulos que hay en la tienda de Steam con gran soltura, algo nunca visto en una portátil de estas características por el precio que ofrece.

Además, Valve no pone pega a los usuarios para que experimenten con la consola. Se vende en tres variantes distintas en función de la capacidad de almacenamiento que se prefiera —el modelo más interesante, no obstante, es el intermedio, que posee 256 GB en formato M.2 NVMe—. En la Steam Deck se pueden instalar todo tipo de emuladores, así como también es posible instalar de forma paralela otro sistema operativo como Windows para utilizar juegos y aplicaciones que todavía no han sido adaptados al Steam OS oficial que viene con la consola (que está basado en Linux)

Todos los enlaces que puedes ver en este artículo forman parte de nuestro acuerdo con el Programa de Afiliados de Amazon y podrían reportarnos una pequeña comisión con sus ventas (sin que influya nunca en el precio que tú pagas). Por supuesto, la decisión de publicarlos se ha tomado libremente bajo criterio editorial de El Output, sin atender a sugerencias o peticiones por parte de las marcas implicadas. 

¡Sé el primero en comentar!