Los 10 mejores juegos de simulación de vida

Los 10 mejores juegos de simulación de vida

Isaac García

Está claro que los gamers no tenemos una vida normal, o ni siquiera una vida, así en general. Por eso, triunfan los juegos que tratan de imitarla. Por eso y porque es más fácil no mirar la pila de facturas acumuladas si estás pendiente de una pantalla. Así que, para que puedas escapar de la realidad a otra realidad, te traemos los 10 mejores juegos de simulación de vida que tienes disponibles ahora mismo.

Como verás, muchos de ellos se centran en una existencia más sencilla, dejando de lado a tu jefe, la factura de la luz, los volcanes y las epidemias.

Y por supuesto, comenzamos por el que lo empezó todo.

1. Los Sims 4, el juego simulador de vida por excelencia

Los Sims 4 simulador de vida

Es imposible hacer esta lista y que no la coronen los Sims. Desde que salió su primera encarnación en enero del año 2000, la saga Sims ha tratado de reflejar la vida de una persona (a su manera, claro) y su primer título se convirtió en el videojuego más vendido de la historia.

Supongo que sabes la mecánica, pero por si acaso. Creas un personaje y debes cumplir sus sueños, justo como la vida. Pero, un montón de cosas se interponen en el camino, como el hambre, la energía, el aburrimiento o tener que ir al baño, justo como la vida. Cada Sim, además, tiene su personalidad y rasgos propios, lo que le añade reto.

Ten una casa, ten un trabajo, ten una pareja… Parecen mi madre y la sociedad metiéndose en mi búnker de juego a través de la pantalla. Este pedazo de historia es obra del legendario Will Wright (Sim City y otros juegos de simulación salieron de su cabeza).

La tónica general no ha cambiado mucho y, actualmente, el último título de la serie es Sims 4, de 2013, aunque ha habido encarnaciones de todo tipo, como Sims: Medieval o Náufragos.

Tienes el Sims 4 para PC y consolas, incluso las portátiles.

2. Stardew Valley, un simulador de vida… mucho más sencilla

Obviamente, no tiene gracia simular la vida. No apago el despertador a las seis de la mañana para ir frente al ordenador y que mi personaje lo apague a las seis y diez de la mañana con las mismas ojeras. Por eso, muchos simuladores de vida triunfan metiéndonos en una más idílica.

Eso es lo que hace Stardew Valley, un juego que comenzó como independiente y lo reventó, estando disponible ahora mismo para PC y consolas.

Todos hemos querido escapar de la carrera de ratas y empezar una vida más sencilla en una granja, y eso es, precisamente, lo que simula este título.

Con el tiempo, se abrió la posibilidad de interactuar con otros jugadores y compartir ese pequeño gozo de cultivar, hacer cosas con tus manos y sentir el contacto con la naturaleza. Por suerte, el olor a abono (por no decir otra cosa) no se ha simulado. Es a lo que huele una granja, que mi tía tenía una.

3. Second Life, el simulador de otra vida paralela

Second life, ten otra vida

No sabía si incluirlo en la lista o no, porque no es exactamente un juego, aunque es cierto que tu personaje puede participar en algunos dentro del universo Second Life.

Los que lo vimos nacer, pensábamos que había muerto, la mayoría de los que no, ni siquiera saben que existe. Pero antes de que Zuckerberg nos horrorizara con su terrible idea del Metaverso, ya existía un Metaverso original, aunque más pixelado y sin tener que ponerte gafas.

Second Life es, literalmente, un mundo virtual online en el que puedes crear un avatar y tener una segunda vida, moviéndote con una visión en tercera persona. Al principio, se vendió como el futuro. Tendríamos nuestra triste vida aquí y luego otra en Second Life, donde podríamos medir metro noventa y no tartamudear cuando hablamos con esa otra persona horrible, que también finge ser perfecta.

Cada año me sigo llevando la sorpresa de que Second Life sigue vivo y puedes socializar, jugar, comprar e incluso dar rienda suelta a fetiches para adultos (mejor no preguntes).

De hecho, hay un clon que también sigue vivo, se llama Twinity.

4. Youtubers Life 2, el juego que simula la vida de un Youtuber

Se han hecho muchos juegos que simulan muchas formas de vida. Desde una cabra, hasta un virus, pasando por una mezcla de todo eso, el youtuber.

El objetivo es sencillo, conviértete en el mejor youtuber del mundo, explorando la ciudad de la fama, conociendo a las estrellas como Pewdewpie o Rubius, ganando fans…

Los escritores de distopía jamás pensaron en esto, pero, si es lo que te va, el juego te gustará y lo tienes para PC y consolas. A ver cuándo salen las expansiones Andorra y NFT.

Hay otros simuladores similares, como el Streamer Life Simulator para Windows, por si quieres ahondar en esto.

5. Farming Simulator, la saga

Farming Simulator

Si quieres llevar la vida sencilla de una granja, pero de verdad, nada de gráficos simpáticos y pixelados, la saga Farming Simulator es lo tuyo. Conviértete en un granjero y expande tu cultivo, mejorando tu maquinaria y aumentando tus cosechas.

También puedes comprar ganado y hay misiones de todo tipo. Ha tenido tanto éxito, que su última encarnación, Farming Simulator 22 ha vendido millón y medio de unidades en la primera semana de su lanzamiento este pasado mes de noviembre de 2021. Lo tienes para PC y consola.

Solo voy a decir una cosa más de este juego. Un día, un buen amigo se miró el reloj, se bebió su cerveza de un trago y se fue a media conversación, ¿el motivo? Tenía que recoger su cosecha. Era su terapia contra la ansiedad.

6. Animal Crossing: New Horizons

Animal Crossing

Otro fenómeno global, quizá el mayor de todos para Nintendo Switch. La última encarnación de la saga Animal Crossing sigue ofreciendo la posibilidad de convertir una tierra desierta en un paraíso en el que tener tu hogar de ensueño y un montón de amigos con los que disfrutarlo.

No es de extrañar que triunfe, porque permite precisamente lo que no vas a tener en la vida real.

Nunca he sido muy de juegos de construir, decorar y socializar, pero millones y millones de personas que ponen un cuidado increíble en ello me demuestran que, una vez más, estoy equivocado siempre. Eso sí, vas a tener que hacerte con la consola de Nintendo para disfrutarlo.

7. Fallout Shelter, un juego simulador de vida posapocalíptica

Hasta ahora, todos los títulos que te hemos mostrado tratan de simular una vida mejor. Vamos ahora con uno que trata de simular una vida real. Fallout Shelter te pone a cargo de un refugio subterráneo en el que tendrás que organizar la vida después del desastre que puedes ver en directo si enciendes la tele.

No es exactamente así, pero casi.

Deberás construir habitaciones y cubrir las necesidades de los habitantes del refugio, cada uno con sus características propias que puedes personalizar. Para consola, PC y móvil.

8. Family House, simulador de vida para móviles

A los juegos estilo Animal Crossing y similares se les suele denominar juegos de «casa de muñecas». Family House es un simulador de este tipo en el que crearás un hogar que habrás de llenar de miembros de la familia, explorar sus raíces, diseñar el interior…

En general, hará las delicias de los amantes de estos juegos. Para móviles y tablets.

9. Graveyard Keeper, el simulador de la vida de un enterrador

¿Quién quiere ser granjero o youtuber cuando puedes ser enterrador? Esta es la premisa de Graveyard Keeper, un simulador de la apasionante vida de uno de estos esforzados trabajadores.

Cava tumbas, coloca lápidas, acumula recursos e interactúa con los residentes, mientras los mides a ojo en secreto para ver cuánto trabajo te causarán en el futuro. Para PC en Steam.

10. Skyrim, ¿el simulador de vida definitivo?

Skyrim como simulador de vida

Tampoco podíamos cerrar esta lista sin nombrar al legendario Skyrim. Que ya sabemos que no era un simulador de vida, pero eso le ha dado igual a miles y miles de jugadores que lo convirtieron en eso.

Cuando Bethesda lo sacó en 2011, quizá no pensó en algo así, pero da igual. Las infinitas posibilidades del juego han hecho que muchos elijan crear personajes hasta el último nivel de detalle y llevar vidas más tranquilas que la de un Dragonborn. Hay tenderos, herreros o comerciantes, que contratan mercenarios que les protejan para no tener que luchar cuando salen por ahí.

Y es que te puedes hacer una vida ahí más apacible, aunque nunca sea fácil, y no terminar con un flechazo en la rodilla.

Como ves, los juegos ofrecen multitud de oportunidades de escapar de la vida y hay quien, por alguna razón, elige hacerlo a otra. Tampoco se les puede reprochar.

¡Sé el primero en comentar!