Angry Birds, un repaso a la famosa saga que parecía abocada al fracaso

Es imposible encontrar a un solo ser humano en todo el planeta Tierra que no haya oído hablar de los Angry Birds. Estos entrañables pájaros entraron por la puerta grande en el mundo del gaming hace cosa de 13 años. Ahora, os vamos a contar todo lo que debéis saber de esta legendaria saga de videojuegos que ha sido capaz de convertirse en un fenómeno global. ¡Vamos allá!

¿De dónde salieron los Angry Birds?

Para entender el origen de estos personajes debemos trasladarnos al lejano año 2009, fecha en la que dos jóvenes llamados Peter Vesterbacka y Jere Erkko, que trabajaban para, por aquel entonces, una desconocida Rovio Entertainment Corporation, tuvieron una genial idea que plasmaron con forma de videojuego.

A diferencia de otros lanzamientos y sagas de videojuegos, Angry Birds tiene el privilegio de ser de las primeras que demostraron que eso de jugar en un smartphone con pantalla táctil era tan divertido como hacerlo en una consola de sobremesa o portátil, incluso en un ordenador, por lo que abrió los ojos a un sector que desde ese instante llegó para quedarse. Prueba de ello es que, ahora mismo, los juegos para móviles, tanto en iOS como en Android, suponen el porcentaje mayoritario de ingresos de toda la industria. Por encima de las consolas (da igual el modelo que sea) o los PC con Windows.

De todas formas, esta maravillosa historia de éxito no tenía pinta de terminar con un «y comieron perdices». ¿Sabéis por qué?

De cero a héroes

Angry Birds es el ejemplo de un enorme fracaso que al principio no parecía que fuera a dar de comer a sus creadores durante mucho tiempo. Aunque la idea pensaban que era original y, sobre todo, divertida para disfrutar gracias a la pantalla táctil de uno de esos smartphones que acababan de inventarse (el iPhone se estrenó en 2007), el problema era que el desarrollo del juego se había convertido en un infierno.

Aunque todos tenemos vinculado el nombre de Angry Birds al éxito, en realidad el juego estuvo en la App Store bastantes semanas sin que nadie le hiciera caso. Rovio había invertido mucho tiempo y dinero en lanzarlo y comenzaba a cundir el desánimo entre la tropa porque tenían la sensación de que era mejor olvidarse y pasar a otro proyecto. ¿Seguimos o tiramos la toalla? Por suerte para la comunidad gamer decidieron continuar, corrigiendo fallos y actualizando todos aquellos contenidos que pensaban que eran los culpables del fracaso.

Como en todas las historias que terminan bien, hay un momento en el que la suerte cambia. Ese instante en el que la tripulación del barco está a punto de rebelarse y tomar el control. De tirar por la plancha al capitán y hacerle pagar el hambre de la travesía. Pero de repente Angry Birds recuperó el pulso. Finlandia les dio las primeras alegrías en la App Store copando los primeros puestos de los juegos más descargados, luego algún que otro país vecino, más tarde EE.UU. y al final del camino… ¡el mundo entero!

Los juegos de Angry Birds

Ese éxito llevó a la compañía a crear infinidad de nuevas entregas, siempre con la premisa de la agilidad para adaptarse a los tiempos y a lo que pedía la comunidad. Angry Birds Seasons, por ejemplo, celebraba Halloween, la Navidad, San Valentín y cualquier cosa que le permitiera mantenerse en lo más alto de los tops de los títulos más descargados de las tiendas de iPhone o Android (y Nokia, Windows Phone y webOS más tarde) gracias sobre todo a actualizaciones periódicas. Pero Rovio se caracterizó por una estrategia diferente.

Los juegos estaban bien, pero mejor todavía lanzar muñecos, juguetes, peluches y cualquier otro producto derivado de la franquicia. Además, dieron el salto al cine, a la televisión y cerraron el círculo de forma magistral creando una de las primeras marcas conocidas por prácticamente todos los habitantes del mundo.

A continuación, como un homenaje sentido a estos pájaros cabreados, vamos a recordar todos sus videojuegos. ¿Seguro que no los has jugado?

Angry Birds (2009)

El juego que lo comenzó todo. En este título controlamos a un grupo de pájaros que deben recuperar sus huevos de las garras de una malévola banda de cerdos. La jugabilidad de este título, pese a su simpleza, demostró ser altamente divertida y adictiva. Además, fue en esta ocasión que conocimos a las aves que tantos buenos ratos nos han hecho pasar, desde Red hasta Chuck, pasando por Bomb. ¡Dispara y destruye las torres!

Angry Birds Seasons (2010):

En este juego podemos encontrar mundos ambientados en diferentes festividades como Halloween, Navidad o Pascua, los cuales eran bastante curiosos de explorar. No deja de ser una variante enfocada a tener contenido nuevo cada pocas semanas, uno de los grandes secretos del éxito de Rovio.

Angry Birds Rio (2011)

Este juego fue una muy buena estrategia de marketing por parte de Blue Sky Studios para promocionar su película de animación 3D Rio. En esta nueva aventura los pájaros clásicos de la saga tendrán que ayudar a Blu, el protagonista de la película. Este juego también recibió nuevos contenidos como un argumento extra y más niveles para celebrar el estreno del largometraje Rio 2 en 2014.

Angry Birds Friends (2012)

El aliciente principal de este juego era poder disfrutar online con amigos que tuviéramos en Facebook. Lo más impresionante de estos pájaros enfadados era el hecho de que la historia se relacionaba con el modo multijugador de forma que tenía bastante sentido.

Angry Birds Space (2012)

En esta ocasión la historia salía de Isla Pájaro y fíjate si lo hacía que hasta se mudaban al espacio. Nos presentaba un argumento inspirado en clásicas películas de ciencia ficción (espacial), además de presentarnos a un nuevo personaje muy divertido de utilizar, Frosh, que por desgracia no volvimos a ver en la franquicia. Por último, mencionar que incluía algunas habilidades nuevas a los personajes clásicos de los Angry Birds de toda la vida.

Angry Birds Star Wars (2012)

Si la alianza entre Rovio y Blue Sky Studios ya fue rentable, la unión entre Angry Birds y Lucasfilm es para estudiarla. Este título adaptaba los hechos de la trilogía original de la saga Star Wars a la endemoniadamente divertida fórmula que caracteriza a estos juegos. Además, y a modo de curiosidad, este es el único de la saga en ser lanzado en consolas de sobremesa como PS3, Xbox 360, PS4 o Xbox One.

Bad Piggies (2012)

Pero sin duda, el juego más popular no protagonizado por los Angry Birds fue Bad Piggies. En él encarnábamos a los antagonistas de la saga, a los cerditos, que debían crear nuevos y extrañísimos artefactos para lograr llegar hasta las piezas que necesitamos y así pasar de nivel. Intentar volar con tanto peso era… ¡imposible!

Angry Birds Star Wars II (2013)

Esta vez la historia nos trasladaba a la trilogía de precuelas mientras que añadía elementos novedosos como el poder usar a los cerdos, que en esta versión encarnaban a los Separatistas de la Federación de Comercio. El juego tuvo su versión en el mundo real con sets de juguetes que emulaban las fases de los Angry Birds Star Wars de móviles (la moda de los Toys to Life), pero no cuajó entre los jugadores.

Angry Birds Go! (2013)

Se trata del único intento de la franquicia por meter la cabeza en el mercado de los juegos de carreras (estilo Mario Kart) para dispositivos móviles. Aunque en su momento no destacó en demasiados aspectos, ahora, y con las gafas de la nostalgia puestas, era un título bastante divertido y con un apartado gráfico sorprendentemente bueno para la época y las plataformas móviles a las que llegó.

Angry Birds Epic (2014)

Además de todos los títulos anteriormente mencionados y con desarrollos prácticamente idénticos, la saga contó con algunos spinoff de mérito donde tenemos que destacar a este Angry Birds Epic: la saga se desprende totalmente de la fórmula clásica e intenta abrazarse al género de los RPG. Una apuesta arriesgada que no cuajó ni tuvo continuidad.

Angry Birds 2 (2015)

La secuela oficial del primer juego fue un acontecimiento y tuvo a millones de jugadores esperando ansiosos su advenimiento. Pese a que no introdujo demasiadas novedades (a excepción de un personaje nuevo), fue considerada una diga continuación del fenómeno original. Aunque las cifras, por desgracia, no llegaron a ser nunca las mismas.

Angry Birds Action! (2016)

Angry Birds Action! se asemeja más a un juego estilo pinball, en el que teníamos que hacer que los pájaros reboten contra distintas estructuras para ganar puntos, bonus y recompensas. Una puesta en escena con calidad, muy cuidada y una idea realmente divertida que no ha tenido segundas partes. Seguramente porque no funcionó al nivel de los títulos antiguos.

Angry Birds VR: Isle of Pigs (2019)

¿Existe mejor forma de disfrutar a un Angry Birds de toda la vida que en realidad virtual y tomando una perspectiva en primera persona? Eso es exactamente este título que lo tenéis disponible para PS VR y PC y que no tuvo demasiado impacto ni éxito, seguramente porque el fenómeno de las VR es todavía minoritario. Aun así, si podéis probarlo, ¡hacedlo!

The Angry Birds Movie 2 VR: Under Pressure (2019)

Con motivo del estreno de la segunda película de los Angry Birds, Rovio desarrolló esta miniaventura VR para ponernos a los mandos de una especie de submarino mientras organizamos a la tripulación y luchamos contra los elementos que habitan en el fondo del mar. Un desarrollo que guarda semejanzas con los títulos originales aunque introduce muchas mecánicas de juego que lo hacen más llamativo y entretenido. Lo tenéis para PS VR y también PC.

¡Sé el primero en comentar!