Orbital y GPCS4, los emuladores de PS4 que mejor avanzan

Orbital y GPCS4, los emuladores de PS4 que mejor avanzan

Carlos Martínez

La emulación de consolas es uno de los retos que más llaman la atención entre los usuarios, y muchos de estos programas nacen por la necesidad de conocer al detalle cómo funcionan las plataformas de juegos más modernas del mercado. Eso es lo que ocurre con Orbital y GPCS4, especialmente el segundo, que busca comprender el rendimiento de PS4 hasta tal punto de lograr ejecutar juegos oficiales del a consola.

¿Cómo funciona Orbital?

Orbital PS4

Este es uno de los emuladores que más lento está avanzando a nivel de desarrollo, sin embargo, su proyección es bastante prometedora. Tras conseguir mostrar la interfaz gráfica usando Vulkan, los programadores consiguieron mostrar el Modo Seguro de la consola usando el firmware 5.xx, y a partir de ahí fueron mejorando la situación hasta poder reconocer unidades de disco duro externas hasta acabar ejecutando el Bootloader con la posibilidad de reinstalar el firmware a través de unidades USB externas.

De momento el progreso es lento pero constante, así que tarde o temprano podrían traer buenas noticias. Por ahora, la opción de ejecutar un título de PS4 sigue siendo una tarea inalcanzable, por lo que todavía habrá que seguir esperando hasta que Orbital pueda ofrecer una característica de este tipo.

GPCS4, el emulador más avanzado de PS4

GPCS4 emulador

En el otro lado tenemos a GPCS4, una herramienta que ha avanzado a una velocidad de vértigo desde que se presentara en junio del 2019 como un proyecto para analizar modelados 3D, pero su potencial era tal que ha ido evolucionando hasta poder ejecutar un juego comercial de PS4.

En realidad, han sido dos, ya que el primero en funcionar (de aquella manera) fue NieR Automata, que se mostraba mal renderizado y no lograba arrancar correctamente, sin embargo, el software ha ido mejorando poco a poco hasta poder ejecutar un juego con un renderizado correcto incluyendo sonido, algo que de primeras no lograba hacer correctamente. El juego en cuestión es We are doomed, no termina de ser completamente funcional como podrías esperar, y para su ejecución se requiere cierta destreza, ya que el programa no incluye ninguna interfaz gráfica con la que poder ejecutar los comandos.

Herramientas no aptas para todos los públicos

Como podrás imaginar, ninguno de estos dos proyectos han alcanzado por ahora un estado con el que poder mirar hacia todo tipo de usuarios. Se tratan de herramienta experimentales que por ahora no logran obtener los resultados que el público general necesita, así que todavía te queda mucho por esperar hasta que esto se convierta en un simple ejecutable en el que poder hacer doble clic.