Los Lemmings llevan 30 años sacrificándose por ti

Los Lemmings, uno de los videojuegos más populares así como una de las propuestas más diferentes y adictivas. En breve cumplirá 30 años y se estrenará un documental que hará las delicias de todo fan, pero ¿conoces la historia de los Lemmings? Si no es así, quédate porque hay detalles que seguro que te gustarán saber.

El origen de los Lemmings

La historia nos ha mostrando en más de una ocasión que algunos de los mejores videojuegos han salido a partir de momentos un tanto extraños, de casualidades que sirven como inspiración para crear algo que luego les recordado toda la vida.

Uno de esos ejemplos es Pac-Man. Su creador, Toru Iwatani, estaba buscando crear un videojuego que gustase a las mujeres del mismo modo que otros con temáticas bélicas y donde había que acabar con invasores extraterrestres, etc., lo habían logrado con los hombres. El problema es que necesita una mecánica que les atrápese y no fuese nada relacionado con matar o destruir.

Así, mientras un día estaba comiendo pizza vio claramente la figura del popular comecocos al quitar una de las porciones. Una salida a comer pizza con sus compañeros y una porción que descubrió esa boca gigante fue el detonador de un videojuego icónico.

Pues bien, los Lemmings surgieron de un modo un tanto similar. En 1989 fue cuando se creó la primera animación y fue de la forma más curiosa. En las oficinas de DMA Design se encontraba Mike Dailly junto al resto de los que por entonces eran sus compañeros. Uno de ellos, Scott Johnson, artista independiente, estaba dibujando pequeños hombres que debían servir para que el protagonista de Walker (un videojuego para Amiga) les disparase.

El trabajo de Johnson se tradujó en una figura representada en 16 x 16 píxeles. Fue en ese momento, tras verlo, que Mike Dailly le dijo que podían hacerse más pequeños aún, en sólo 8 x 8 píxeles. Algo que les aportaría ventajas pues en aquella época los recursos eran más limitados de lo que lo son actualmente.

Así que Dailly se puso a trabajar y en cuestión de una hora aproximadamente tuvo listo ese primer pequeño hombrecillo. Así que tras tenerlo listo los animó y puso en una pantalla junto a una pesa que los aplastaba. ¿Resultado? Una reacción inesperada por parte de sus compañeros: risas.

Ver a aquellos pequeños personajes siendo aplastados parecía hacerles mucha gracia y empezaron a añadir otros elementos mortales. Al final, todos vieron que aquello que había surgido de forma inesperada podría tener futuro como idea independiente en un videojuego.

El resto del equipo comenzó a añadir otros elementos comuna boca que los devoraba, una especie de hélice giratoria que los lanzaba a toda velocidad, etc. Todos estaban pasándoselo genial con aquello y Russell Kay dijo que ahí había un juego y le acuño el término de Lemmings.

Llegó la primera demo

Después de una serie de acontecimientos que hicieron que pudiesen ponerse manos a la obra a crear su próximo videojuego, Lemmings, la primera versión demo se mostró a Psygnosis en septiembre de 1989. Lo que vieron gustó y no hizo falta mucho más para decidir apostar por él y comercializar el juego.

Un título que desde que apareció en el mercado no dejó de llamar la atención. De modo que aquella primera entrega para PC no fue la última que se vería con el paso de los años. A lo largo de las historia se han visto versiones para todas las consolas e incluso dispositivos móviles.

Es más, del mismo modo que juegos más complejos y exigentes se pueden jugar hoy en día desde un navegador, los Lemmings también se pueden disfrutar con sólo tener una conexión a internet y un navegador web. Así que, sin ser responsables de cómo vayas a gestionar tu tiempo a partir de este momento, para jugar a los Lemmings desde el navegador sólo tienes que hacer clic en este enlace.

Por qué los pelos verdes y otras curiosidades

En esta historia de creación hay detalles que con el paso del tiempo se convierten en algo icónico y en el juego de los Lemmings uno de ellos es el color del pelo de cada uno de estos mini personajes.

Los Lemmings tienen el pelo de color verde, pero no fue una decisión premeditada ni perseguía ningún tipo de intención consensuada. A decir verdad, el color de pelo se debió a una problema de limitación gráfica. Por aquel momento la paleta de colores PC EGA que se podía usar por las tarjetas gracias era muy reducida. Así que entre la idea de usar pelo azul o verde, la segunda opción parecía que hacía que el personaje se viese mucho mejor en pantalla. Y es normal, el verde es el color que más fácilmente distinguen nuestros ojos.

No obstante no es el único detalle curioso. Otro interesante problema que resolvieron fue el dilema de cómo controlar hasta los 100 lemmings que podrían llegar a estar en pantalla. La solución fue sencillo, directamente sin poder controlarlos.

Lo que hicieron fue colocar una serie de elementos en el propio escenario o darle al usuario la posibilidad de crearlos para controlar el flujo constante de lemmings caminantes. Porque estos no paran, sólo cambian de dirección cuando chocan contra alguno de los detalles existentes.

Junto a esto, el editor de niveles del juego, un elemento importante para muchos, estaba basado en DPaint o Deluxe Paint, una especie de Photoshops de la época para ordenadores Amiga. Cumplía con su objetivo, así que lo mantuvieron durante mucho tiempo como herramienta para la creación de nuevos niveles.

Los Lemmings en tu móvil

De entre todas las plataformas en las que se puede disfrutar de los Lemmings es lógico que hacerlo en los dispositivos móviles sea la opción preferida de muchos usuarios actualmente. Por los motivos de siempre, es el dispositivo que siempre llevamos en el bolsillo y poder jugar una partida allá donde estemos no parece mala idea si nos aburrimos.

El último juego publicado es Lemmings Puzzle Aventure y aunque es gratuito, también hay que saber que se ofrecen compras integradas como en muchos otros tantos juegos móviles. Pero no suponen un gran problema, así que podrás disfrutar del juego, sus mecánicas y salva o no, eso ya lo decides tú, a estos pequeños personajes.

30 años de Lemmings

La primera entrega de Lemmings se publicó en 1991 y consiguieron vender más de 55.000 copias el primer día para la versión de Amiga. A finales del mismo año, alrededor de 15 millones de copias entre todos los formatos que estuvo disponible se llegaron a contabilizar. Unos datos que para la época no dejaban de ser impresionantes.

Con el paso de los años el título fue cobrando más importancia, hasta llegar a convertirse en uno de los mejores de la historia y actualmente de los más reconocibles por cualquier fan de los videojuegos. De ahí que siempre despierten cierto interés, más aún ahora que se cumplen 30 años y se sabe que tendrá un nuevo documental que profundizará más en su origen y otros datos que seguro resultan muy curiosos de conocer.