Magic The Gathering Arena para móviles es lo que quería

Magic The Gathering fue uno de esos juegos que personalmente me marcó. Aún recuerdo ese día en el que adquirí mi primer mazo correspondiente a la cuarta edición junto un sobre de la revisada en el que me tocó un Sol Ring. Ahora que Magic The Gathering Arena llegó a iOS y Android no me resistí a ver cómo es la experiencia de juego en dispositivos móviles.

Magic The Gathering Arena, tus cartas allá donde quieras

Magic The Gathering Arena es la versión digital del popular juego de cartas coleccionables. Una propuesta que no es nueva, desde hace un tiempo ya estaba disponible para PC y Mac. Sin embargo, ahora es cuando llega a los dispositivos móviles con Android o iOS y esa es una gran noticia.

Si te gusta el juego, vas a poder disfrutar de él vayas donde vayas. Aunque lo mejor de todo es que ofrece soporte multiplataforma. Por lo que podrás jugar contra cualquier adversario sin importar dónde esté jugando él.

Claro que antes de hablarte del juego y su experiencia, que es lo que realmente interesa aquí. Un breve repaso a sus mecánicas para aquellos que no sepan de qué trata realmente Magic The Gathering, un juego de cartas coleccionables que lleva muchísimos años demostrando que aún tienen mucho que ofrecer.

Cómo se juega a Magic The Gathering

Magic The Gathering es un juego de cartas coleccionables en el que vas a asumir el papel de un mago. Como tal, vas a tener la posibilidad de lanzar hechizos de criaturas, conjuntos, encantamientos e incluso instantáneos o interrupciones que podrás jugar en cualquier momento.

Todo este conjunto de cartas corresponden a cinco colores (blanco, verde, azul, rojo y negro) y cada uno de ellos tiene sus propias particularidades que afectan al estilo de juego y las posibles combinaciones que podrías hacer en un futuro a medida que sumes más y más cartas a tu colección.

Para poder ejecutar estos hechizos es imprescindible contar con tierras que generan maná de cada uno de los colores. Sin ellas no podrás hacer nada, de ahí que los jugadores nóveles empiecen con barajas monocolor y a medida que van cogiendo experiencia o cuentan con las denominadas tierras dobles, van añadiendo nuevas cartas a sus mazos de otros colores para formar estrategias muy variadas.

Así a grosso modo es como se juega a Magic, pero te advierto que sin ser difícil de aprender sí que se puede complicar tanto como quieras. Y es que con tantas cartas es muy fácil trazar cualquier tipo de estrategia capaz de vencer a la que actualmente esté de moda. Por eso supongo que este juego nunca se acabará, porque las combinaciones son inagotables.

La experiencia de juego digital

Como jugador que durante muchos años ha invertido tiempo y dinero en cartas físicas, el tener una buena adaptación en formato digital lleva siendo un sueño desde que internet empezó a abrirse paso hace ya unos cuantos años.

Sin embargo, llegar hasta Magic The Gathering Arena no ha sido nada fácil. Durante el camino ha habido muchas propuestas que aprovechaban el universo creado por Richard Garfield, pero ninguna llegaba a ofrecer esas mismas sensaciones que el juego físico de cartas. Sólo Shandalar logró ofrecer a los jugadores veteranos una experiencia similar a la que podían disfrutar en aquellas tiendas especializadas en este tipo de juegos, en cafeterías o en cualquier parque con amigos.

Cuando Wizard of the Coast anunció Magic The Gathering Arena para PC la cosa parecía que podría cambiar y así fue. El juego ganaba una mayor agilidad, aunque no fuese el título de cartas coleccionables más dinámico. En ese sentido Hearthstone ha resultado mucho más interesante, pero no se pueden cambiar las reglas del juego para adaptarlo a un formato digital. Porque si se hace ya deja de ser Magic.

Magic The Gathering Arena se convirtió al fin en la propuesta que muchos fans del juego querían, para poder jugar desde la tranquilidad de su casa con cualquier jugador del mundo si quería. Pero claro, ¿por qué no estar disponible también para dispositivos móviles?

Pues bien, no fue algo rápido, pero ya podemos decir que ya puedes jugar en tu móvil o tablet con Android o iOS y la experiencia es como la esperaba. Con esto no digo que sea perfecta, sigue siendo un juego más lento que sus rivales y la aplicación (al menos la de iPad) seguro que puede pulirse un poco más para ser más fluida, pero he podido jugar al Magic que yo jugaba con cartas reales desde cualquier parte y eso me encanta.

Con un diseño de cartas y un tablero muy bien pensado para resultar cómodo durante  toda la partida, incluso las más largas y reñidas, hacen que disfrutes. Aunque si nunca has jugado al juego físico mejor, porque aquí hay acciones como la de bloquear que para quien sí lo hizo puede resultar extraño. De igual modo es cuestión de adaptarse.

Eso sí, a pesar del trabajo de los responsables de la interfaz, jugar en algunos teléfonos con una pantalla demasiado pequeña es algo complicado pues los textos se leen con mayor dificultad. Por eso acabé desinstalándolo de un iPhone SE de segunda generación.

El problema de Magic The Gathering Arena

Con todo lo anterior tengo que dejar claro que jugar a Magic The Gathering en el móvil es lo que siempre había querido y disfruto mucho jugando cada partida. Pero da igual cuantos títulos lancen, el problema siempre será el mismo que tenía y tiene el juego de cartas coleccionables físico: necesitas cartas.

Si sólo quieres jugar con algún amigo o contra la máquina para rememorar viejos tiempos, adelante porque el juego es divertido. El problema es que si quieres ser competitivo tendrás que pasar por caja y comprar cartas. Porque cuantas más y mejores tengas, más ventaja obtendrás en los enfrentamientos con otros magos.

Y aquí Wizards of the Coast ha introducido una serie de misiones y otros retos que permiten ir consiguiendo cartas grátis, pero tendrás que jugar mucho para poder rivalizar con quien dedica comprar sobres y sobres. Ese es el problema de este juego y motivo por el que seguro que muchos acaban abandonando como lo hacían con las cartas reales.

Así que, si nunca has jugado a Magic The Gathering y te llama la atención, hazlo porque es divertido y la experiencia es tan parecida a la real que disfrutarás. Pero si quieres hacerlo con intención de ser lo más competitivo posible, entonces o asumes que tendrás que invertir bastante dinero en comprar sobres o jugarlo sin mayor pretensión que la de disfrutar de un juego único.