Las PlayStation VR2 son técnicamente increíbles, pero mi cuerpo sigue sin estar preparado

PS VR2 PS5

Por fin he podido probar las gafas de realidad virtual de PS5, y la experiencia ha sido tal y como me esperaba: un producto espectacular, muy bien fabricado, con tecnología punta y que no puede permitirse todo el mundo, tanto física como económicamente. ¿Merecen la pena las gafas de realidad virtual de PS5? Esta es mi experiencia.

Unas gafas que flotan

PS VR2 PS5

Por grandes que te parezcan, el trabajo de diseño que ha realizado Sony a la hora de crear este visor de realidad virtual es genial. Normalmente, cuando usas unas gafas de realidad virtual, la colocación de las mismas es clave para obtener una experiencia adecuada. Para evitar problemas, en Sony han incluido una serie de ajustes para obtengas una colocación perfecta del visor, y los resultados son fantásticos.

Por un lado, sientes que el visor está perfectamente colocado en tu cabeza, no se mueve, está equilibrado a nivel de peso y, lo más importante, no molesta. Olvídate de dolor de nariz, frente u orejas. Aquí no hay nada que moleste si el visor está en su sitio.

PS VR2 PS5

Por un lado, está la rosca trasera que aprieta la diadema trasera contra el hueso occipital. Este punto es clave, ya que mantiene firme el visor en todo momento, y no molesta en el cráneo. El segundo paso es ajustar la presión en la frente, y eso se hace pulsando un botón que libera el frontal del visor para que puedas acercártelo lo máximo posible a la frente, hasta encontrar el punto en el que te encuentres más cómodo.

Tampoco encontrarás fugas de luz, ya que una goma en forma de acordeón tapará la parte de tus mejillas para que te concentres exclusivamente en la pantalla que tienes frente a ti.

Las PS VR2 son, básicamente, las gafas de realidad virtual más cómodas que hemos probado hasta hoy.

La VR se toca y se siente

PS VR2 PS5

Los nuevos controladores incluidos en las PS VR2 son especialmente llamativos por su diseño. Visualmente se sienten como una esfera que rodea tu mano, y esto permite tener una representación gráfica de tus dedos en el mundo virtual. A los ya clásicos botones del DualSense (ahora repartidos mitad y mitad entre los dos mandos) y a los gatillos adaptativos, hay que sumar un segundo botón PlayStation para mantener simetría entre ambos y no afectar si eres zurdo o diestro.

Los mandos vibran, pero también lo hace el visor. Se trata de una vibración muy peculiar, ya que se siente bastante bien y muy repartida por todo el casco. En el momento que vibran te sorprendes por lo suave y eficiente que es la vibración. Es decir, lo último que querrías tener en tu cabeza es un motor ruidoso y agresivo taladrándote la cabeza, y no es lo que ocurre, al contrario. ¿Estamos pidiendo un juego de masajes? Puede ser.

La mirada que sorprende

PS VR2 PS5

Pero si hay algo que nos ha gustado especialmente en las gafas es su tecnología de seguimiento ocular. Se ha hablado mucho de ella hasta ahora, y sabemos que gracias a esto se consigue un renderizado centrado en el punto donde mantenemos la visión. Esto es una función que pasa desapercibida para el usuario, pero está presente para obtener un excelente rendimiento. Y es que, allí donde no estés mirando, los gráficos serán peores, pero no los verás.

Donde sí experimentaremos de primera mano la tecnología de seguimiento ocular es en control del cursor, ya que habrá menús que podamos seleccionar simplemente mirando a opciones concretas sin necesitad de utilizar el stick.

El cable de (des)conexión

PS VR2 PS5

De momento parece que la tecnología actual no permite olvidarnos de los cables. Sony ha logrado unificar datos y energía en un único cable USB-C, sin embargo, esto sigue sin ser suficiente para disfrutar de una realidad virtual completamente inmersiva. Jugar a Horizon Call of The Mountain y notar como un cable te toca la espalda mientras escalas, rompe bastante la sensación de estar dentro del juego, y eso es un punto negativo.

Lamentablemente es el peaje a pagar ya que, con la tecnología de hoy en día, evitar cables significaría integrar una batería que aumentaría el peso de las gafas o, en su defecto, nos obligaría a llevar alguna especie de mochila para este cometido.

Un producto para exprimir, no para experimentar

PS VR2 PS5

Los más detractores de la realidad virtual siempre han declarado que las aplicaciones que tenía las soluciones de realidad virtual no pasaban de ser pequeñas experiencias con las que pasar el rato. PS VR2 llega para cambiar complemente todo esto, ya que al igual que hizo su predecesora, las gafas ofrecen juegos extremadamente complejos con los que echar horas y horas de juego.

El increíble Gran Turismo 7 o el sorprendente Horizon Call of The Mountain son un claro ejemplo de ello. Juegos triple AAA que cambian la experiencia al poder vivirla en primera persona. Sin embargo, es ahí, en la extensión de la experiencia, donde todavía no me veo preparado.

No es la tecnología, es nuestro cerebro

PS VR2 PS5

Con unas pantallas con 120 Hz de refresco y seguimiento ocular, las imágenes que muestra las PS VR2 son espectaculares. Estamos ante una de las opciones más potentes a nivel de gráficos en el mercado de realidad virtual, y teniendo en cuenta la firma que está detrás, los juegos que llegarán serán todavía más increíbles.

Con esta tecnología, la fatiga visual ya no es un problema, sin embargo, sigue existiendo esa sensación de mareo provocada por los impulsos que nuestro cerebro no sabe interpretar. Y es que, si te caes en el juego, tu cabeza piensa que la gravedad entrará en acción (cosa que evidentemente no ocurre), y si trazas una curva en Gran Turismo a 130 kilómetros por hora, lo normal es que tu cuerpo se vaya hacia el otro lado de la trazada, cosa que tampoco ocurre.

Todos estos casos provocan que nuestro cerebro esté en continuo reseteo, y tras varios minutos experimentando estos “hacks” se resiente, y es ahí donde aparece el malestar corporal.

Bastaron 15 minutos de Gran Turismo 7 para sentir nauseas, y es que la combinación de volante force feedback y gafas de realidad virtual produce un efecto tan realista, que mi cerebro esperaba encontrarse con fuerzas G en cada una de las curvas que tomaba, y al no ocurrir, mi cuerpo quedaba completamente desorientado.

¿Es la realidad virtual que necesitamos?

PS VR2 PS5

Las PS VR2 son las mejores gafas de realidad virtual que hemos probado hasta ahora, y la culpa la tiene un hardware increíble y una pareja bestial: la PS5. Pero como hemos comentado, la tecnología sigue teniendo limitaciones que afectan a nuestro bienestar, y aunque sea algo que variará dependiendo del usuario, la tónica general es que deberías de usarla con moderación.

Dicho esto, pagar 599 euros por un producto que deberías de usar con moderación no parece ser plato de buen gusto para muchos usuarios, por lo que nuestra recomendación es que pruebes unas antes de comprarlas, ya que podrías llevarte alguna que otra sorpresa.