¿Qué tamaño tiene PS5? ¿Y comparada con Xbox Series X?

Fue unas pocas semanas antes del lanzamiento de las dos consolas, en noviembre de 2020, cuando pudimos conocer de una vez por todas el aspecto exterior que iba a tener la futura (en aquel momento) PS5. Sin embargo, pronto se despejaron las dudas que giraban en torno al diseño de la consola, ya que entonces no se sabían qué puertos tenía cada una en su parte trasera ni qué tamaño iban a ocupar exactamente en centímetros. Sin embargo, tirando de imágenes oficiales se pudieron hacer comparativas de tamaño entre PS5 y Xbox Series X bastante fiables, simplemente lanzado líneas y aplicando las matemáticas en las pocas instantáneas en las que se podían ver ambas consolas frente a frente.

¿Tan grande es PS5?

Es cierto que es el aspecto de PS5 es, cuando menos, original. Y el sentido de esta palabra tendrá para cada uno un significado diferente. Unos podrían percibir que nos referimos a ella de manera positiva, mientras que otros creerán que el tono roza más lo despectivo. Sea como fuere, la forma de vela de la consola de Sony invita al chascarrillo y, de alguna manera, a las bromas vista la escasez de unidades que han acompañado a la máquina durante el primer año y medio: por muy fea que nos parezca es tan raro ver una de verdad, que casi de manera automática la queremos, la deseamos y hasta nos llega a parecer una genialidad de diseño.

PS5 tamaño Xbox Series X

Como podéis ver la imagen que tenéis justo encima, cogiendo como referente el diámetro de un Blu-ray, fue posible en 2020 echar cuentas de cuál sería la relación de tamaño entre las dos consolas, enfrentarlas respetando unas proporciones que, más tarde, se confirmaron como ciertas: PS5 es mucho más alta y estrecha, mientras que el bloque que supone Xbox Series X la hace también merecedora de necesitar un buen espacio sobre el mueble donde la vayamos a instalar.

Por si fuera poco, el diseño del modelo de PS5 solo digital, sin lector de Blu-ray, hace que sus formas sean todavía más estilizadas y esa pequeña joroba que podéis ver justo encima del modelo compatible con discos, desaparezca. Ni qué decir tiene que si quieres evitarte una ranura más por la que va a entrar polvo en tu consola, es la mejor opción, además de que os vale 100 euros menos. Pero entendemos lo atractivo del formato físico, que permite vender el juego una vez que nos lo hemos terminado e invertir en novedades para seguir con la rueda unos cuantos meses más.

Justo aquí encima podéis ver en su justa medida cuál es el tamaño de cada consola, con la evidente mayor altura de PS5 y la anchura de Xbox Series X. En los dos casos, tanto Sony como Microsoft han optado por factores de forma muy diferenciados de los de PS4 o Xbox One, pensadas para utilizarse (sobre todo) en horizontal, a diferencia de estos dos modelos que tenemos en las tiendas (es un decir) desde 2020. ¿Cuál de las dos crees que es más aparatosa y complicada de situar sobre el mueble del salón?

En el caso de PS5 tenemos la posibilidad de tumbarla en horizontal, apoyada sobre esa base que puede utilizarse en las dos orientaciones, lo que es un detalle por parte de los japoneses. En el caso de Xbox Series X, también podemos tumbarla pero a diferencia del modelo de Sony parece estar pidiendo a gritos que la dejemos tal cual la podéis ver en la imagen que tenéis más arriba.

¿Cuánto mide PS5?

Basándonos en los anteriores cálculos aproximados, y tomando por bueno que Xbox Series X mide unos 30 centímetros de altura, PlayStation 5 alcanza los 39 incluyendo la peana que le permite colocarse en vertical. Esto supone un incremento de 10 centímetros respecto de la propuesta de Microsoft, un tamaño bastante importante que muchos deberán de tener en cuenta a la hora de colocarla en el mueble de turno junto a la televisión. Aunque recuerda, como antes te indicamos, también es posible colocarla de manera horizontal.

El resto de medidas no diremos que sean secundarias, pero sí que importan menos: 15,1 de ancho y largo en el caso de Xbox Series X y 26 por 10,4 en el bando de PS5. Como en los videojuegos, lo que tiene de menos una en alguna parte, lo supera la otra justo en el mismo sitio. Por lo que la competencia en la next-gen llega hasta esos minúsculos extremos.

Las características técnicas

PS5 ventilacion

Una de las grandes incógnitas que se barajaron además del diseño de PS5 fueron sus especificaciones técnicas. Cómo Sony iba a controlar los posibles problemas de generación de calor de la consola añadiendo un sistema capaz de no colapsar la máquina tras varias horas de uso.

Si recordáis, la configuración de la CPU AMD que lleva PS5 en su interior establece un total de 8 núcleos Zen 2 que trabajan a una velocidad de 3,5 GHz, mientras que la GPU AMD RDNA 2 hacía trabajar 36 CUs a 2,23 Ghz. Números más que importantes para una generación que va a zambullirse de lleno en las resoluciones 4K a 60 Hz mínimo, si no más.

Todo lo anterior implica un consumo energético importante, además de que ambos cerebros generarán bastante calor debido a las frecuencias en las que trabajan. Las fotos que se filtraron del kit de desarrollo nos hacían imaginar que la arquitectura interna de la consola sería todo un reto, de ahí que la disipación se haya convertido en la clave para el correcto funcionamiento del sistema.

La refrigeración interna

PS5 ventilacion

Tal vez sea esa la razón de que PS5 sea más grande de lo esperado. Porque en Sony han tenido que diseñar un chasis que se mantenga fresco y sin problemas de ventilación, de ahí la apertura frontal en forma de escamas que permiten airear el interior de arriba abajo (tomando aire, por ejemplo, de la parte trasera de la consola).

Microsoft, por su parte, se decantó por un chip AMD con una CPU más rápida que alcanza los 3,8 GHz y una GPU que apuesta por más unidades de computación, 52 CUs, y una frecuencia de reloj inferior a 1,825 GHz. Esto provocaría un mejor consumo, o al menos más equilibrado, lo que se traduciría en temperaturas más manejables dentro del sistema y un recalentamiento mucho menos acusado.

¡Sé el primero en comentar!