Me comí el spoiler de The Last of Us 2 y aun así he disfrutado el juego como el que más

Semanas antes de que la última entrega de Naughty Dog para PS4 llegara a las tiendas, una durísima filtración apareció por internet para destrozar la historia y fastidiar la sorpresa a muchos de los jugadores que estaban esperando el juego desde hace varios años. Fui una de esas personas que vio la maldita imagen (cosas de tener que estar al día con las noticias), así que te voy a contar cómo ha sido mi experiencia con el juego tras tener dicha información en mis retinas (spoilers en adelante).

Cuestión de venganza

The last of Us 2

Sería bastante irónico pensar que la persona que filtró la imagen del spoiler lo hiciera por venganza (te recuerdo que si sigues leyendo te voy a reventar la historia con spoilers del juego en las próximas líneas). Y es que justo de eso es de lo que va la historia de The Last of Us 2, una venganza que la propia Ellie quiere cobrar tras ver como una desconocida llamada Abby, asesina a Joel con una dureza extrema a base de golpes con un palo de golf.

La imagen circuló por todo tipo de foros y redes sociales, y claro, llegó hasta mis ojos, por lo que pude saber antes de tiempo que Joel moriría. ¿Era ese el final del juego? Pensé. Nada más lejos de la realidad. Ese era ni más ni menos que el comienzo, un jarro de agua fría que nos pondría rápidamente en situación y nos animaría a dictar sentencia en un juicio personal por el daño hecho a uno de nuestros héroes favoritos.

El arte del engaño

The last of Us 2

Es cierto que la sinopsis oficial del juego relata que Ellie comienza una aventura tras un trágico suceso, pero recordaba perfectamente un tráiler oficial del juego en el que se veía a Joel diciéndole a Ellie “¿de verdad pensabas que te iba a dejar sola en esto?”, por lo que pensé que la muerte debía de situarse al final de la historia. Iluso de mi, me tragué la intención de dicha escena al completo, ya que pude comprobar más adelante que se trataba de una escena modificada para no revelar detalles de la historia.

En el juego, dicha frase no la dice Joel, puesto que está muerto, sino Jesse, un buen amigo de Ellie que no le iba a permitir estar sola ante el peligro, y demuestra que en Naughty Dog han estado jugando con los usuarios con la idea de no dar pistas sobre la historia. ¿Recuerdas esas imágenes de Ellie montando a caballo sola por las calles de Seattle? Pues bien, en realidad no va sola, sino acompañada de su fiel compañera Dina.

El trabajo de los detalles

The last of Us 2

Admito que el día que vi la imagen de Joel muerto perdí un poco la esperanza con el juego, sin embargo, la escena es tan dura que se siente completamente diferente al vivirla mientras se juega. Parte de esta culpa la tiene la increíble caracterización de los personajes, que ofrecen animaciones faciales capaces de expresar todo tipo de sentimientos sin articular ni una sola palabra.

El trabajo en este aspecto es increíble, hasta tal punto de estar viviendo una auténtica película en cada cinemática. Curiosamente, parece que los desarrolladores han querido demostrar y presumir de su trabajo de una manera bastante simpática, ya que en uno de los recuerdos de Ellie, podremos jugar con ella frente a un espejo con el simple hecho de activar una serie de muecas con el stick de control. Aunque parezca una tontería, esto me permitió disfrutar de la calidad técnica de los detalles en las expresiones faciales, y sentir a Ellie con una naturalidad pasmosa.

The last of Us 2

Lo mejor es que el juego está repleto de detalles enfermizos que permiten transmitir una visión del mundo real espectacular. La manera en la que la nieve cae de los árboles cuando chocamos con sus ramas, el vaho que expulsamos al respirar, cómo la ventisca mueve la ropa que llevamos o incluso ver cómo la sangre caliente de un infectado derrite la nieve poco a poco, son algunos ejemplos de los detalles que se han incluido. En serio, es de locos.

Son cosas que probablemente pasen desapercibidas, pero que están presentes en la partida casi sin darte cuenta, y permiten que sientas el juego más real de lo que podrías esperar de manera indirecta, completamente en un segundo plano y casi sin notarlo.

Infíltrate o conviértete en una máquina de matar

The last of Us 2

Al jugar a The Last of Us Parte 2 vas a recuperar recuerdos del pasado. El juego mantiene muchas de las mecánicas de la primera entrega, y en ocasiones se siente demasiado familiar, pero se han incluido novedades que funcionan tan bien que permiten al jugador definir su propio estilo de juego.

Por un lado podrás esconderte entre matorrales, lanzar botellas de cristal para distraer a enemigos (incluyendo perros adiestrados) y llegar hacia esa puerta que te llevará al siguiente nivel sin ser visto. O, por el contrario, podrás desatar tu ira y acabar con todos los allí presentes a golpe de gatillo.

No será fácil, ya que la munición es escasa, por lo que tendrás que aprender a administrar los recursos, fabricar botiquines y complementos varios al instante y, en resumidas cuentas, sobrevivir sobre la marcha. Esta gestión improvisada de los recursos se sentirá en ocasiones justa y limitada, una sensación fruto del perfecto equilibro que se ha aplicado en el juego. En mi caso he jugado en dificultad moderada (normal), y gracias a mi obsesiva manía de revisar cada rincón, he podido ir repleto de recursos en la mayoría de ocasiones. Por que sí, explorar te va a servir de mucho en The Last of Us 2, hasta el punto de poder encontrar nuevas armas con bastante antelación.

The last of Us 2

Si has jugado a TLOU2 manteniendo las distancias y haciendo el menor ruido posible, te animamos a volverlo a jugar haciendo justo todo lo contrario. De esta manera podrás descubrir nuevos comportamientos de los enemigos, contemplar desmembramientos a golpe de escopetazo y toda una avalancha gore absolutamente visceral que te hará sentir la rabia que esconden Ellie y Abby en su interior. Prácticamente el juego se siente de manera complemente diferente.

No es un mundo abierto, pero lo parece

The last of Us 2

Esto de explorar es algo relativo, y es que los escenarios no son excesivamente grandes. La mayoría de ellos repiten una misma estructura, a excepción de la zona de la ciudad de Seattle, lugar donde el juego presenta su mapa más extenso. En esta zona, podremos caminar entre calles en busca de edificios transitable, sin embargo, gran parte de la ciudad está cortada y no es explorable, por lo que esa sensación se difumina bastante pronto.

Esta es la parte del juego en la que sentimos más libertad, ya que el resto de niveles son mapas con principio y fin, con algunas ramificaciones que permiten exploración, pero con un camino principal claramente identificado que te permitirá seguir adelante con la partida sin perderte.

Pero, ¿sabes qué?, por muy acotado que esté el mapa, lo he disfrutado como si fuera infinito. La culpa la tiene el diseño de los mismos, un decorado nivel enfermizo y la manera en la que los personajes interactúan a medida que vamos caminando por la zona. En definitiva, el escenario se mantiene vivo.

The last of Us 2

Puedes colarte por una ventana de un edificio rompiendo el cristal, entrar en un dormitorio y sentir que allí vivía alguien. Y es que la habitación tiene personalidad propia, con pósters de grupos musicales, notas con recuerdos, una cama sin hacer, colecciones de libros… cada habitación cuenta con un minucioso diseño que esconden historias previas a la pandemia que se sufre en el mundo de The Last of Us.

Una historia en paralelo

The last of Us 2

¿Serías capaz de ponerte la piel del enemigo y entender sus razones? ¿Podrías llegar a entender al otro bando y perdonar? Ese es el dilema que nos propone The Last of Us 2, y es que tras una primera parte en la que nos colocamos a los mandos de Ellie con el fin de dar caza a Abby, el juego nos devuelve al principio para colocarnos en la piel de su enemiga, con la idea de conocer sus orígenes y entender el porqué de toda esta situación volviendo a repetir los tres días de la historia desde el otro bando.

El planteamiento es fantástico, pero la jugabilidad lamentablemente se repite (aunque Abby ofrece un armamento y un cuerpo a cuerpo más agresivo y potente), y esto puede llegar a cansar a muchos. Y es que, tras 20 horas de juego, a la partida le queda todavía mucho por delante, llegando en mi caso a las 30 horas totales de juego. Saber que hay que repetir los 3 días de la historia desde el otro bando, puede llegar a cansar, y esa es quizás una de las mayores pegas que hemos encontrado en el juego.

The last of Us 2

Explorar, matar infectados o enemigos, disfrutar del entorno, resolver un acertijo y presenciar un recuerdo del pasado. Una y otra vez el ciclo se repite, no sólo desde el lado de Ellie, sino también desde el de Abby, por lo que muchos podrían sentir cierto regusto repetitivo en la partida. Algo que veo complemente normal.

El dolor del perdón

The last of Us 2

Pero si hay algo que nos ha enseñado esta historia, es que la venganza sólo trae más dolor, y hasta puede venir acompañada de más pérdidas. La historia de The Last of Us Parte 2 es muy necesaria, porque trata temas muy importantes de nuestra sociedad y, además, nos hace sentir en primera persona que la venganza sirve de muy poco.

Como todo juego, tiene sus luces y sus sombras, ya que no ha llegado a ser tan rompedor como lo fue la primera entrega en PS3 y se siente menos innovador de lo que podría llegar a pensarse, pero narrativa y técnicamente estamos ante una obra de arte que debe de ser jugada sí o sí, y que vuelve a ser el broche de oro que se merece la actual generación de consolas.

The last of Us 2

Por mucho que duela, hay que jugar a The Last of Us Parte 2 una y otra vez.