Un repaso a la saga de Tomb Raider, la gran heroína de Core Design

Sin duda estamos ante una de las franquicias más conocidas de la historia de los videojuegos, que en 2021 cumplió 25 años, prácticamente los mismos que llevamos visitando universos 3D generados a partir de esos polígonos que dieron forma al cuerpo escultural (por intencionado) de Lara Croft. Porque si algo hay que diferencia a estos Tomb Raider es su protagonista, una heroína que ha comandado con puño de hierro muchas de las revoluciones que hemos visto llegar a la industria en los últimos tiempos.

Explotación y cambios de planes

Tomb Raider es una creación del recordado estudio Core Design, unos magos que antes de llegar hasta su mayor éxito nos entregaron maravillas como Chuck Rock, BC Racers, Thunderhawk, Curse of Enchantia o un Jaguar XJ.220 que, en su versión de Amiga y Mega CD, era una obra maestra. Así que el paso de aquellas 2D de las plataformas de 16 bits a las 3D de las nuevas consolas como Saturn, PlayStation y, por supuesto PC, se tornaba esencial para el futuro de un equipo que, desgraciadamente, no supo ver el momento en el que su criatura ya había dejado de interesar al gran público. Mejor dicho, no tenía las dimensiones que requería una empresa como la protagonizada por Lara Croft.

El Tomb Raider original llegó en 1996, primero de todo para ordenadores y pronto se convirtió en un éxito: su nuevo planteamiento sobre lo que podía ser un juego de aventuras de acción 3D lo cambió todo y, a partir de su llegada, prácticamente nació un nuevo género. Eso provocó que su publisher, Eidos, creyera haber encontrado un filón inagotable e ilimitado que le reportaría enormes beneficios año tras año con la llegada de entregas que apenas cambiaban nada.

Tomb Raider.

Core Design llegó un momento que no supo darle ese punto de dinamismo que la saga necesitaba por lo que, muy a pesar de los que adoraban a este estudio, se echó a un lado en beneficio de un Crystal Dynamics que apareció para satisfacer los requerimientos de la franquicia: un estudio grande y capaz de asumir retos mucho mayores.

Por suerte, en el último lustro Square Enix (dueña de lo que queda de Eidos) ha reenfocado la franquicia adaptándola a las nuevas modas y convirtiendo a Lara en algo más que un simple cuerpo lleno de curvas. Desde el reboot de la saga en 2013 tenemos a una protagonista más real, más vulnerable pero más decidida que impregna la pantalla de una personalidad que no había mostrado en todos estos años de éxito ininterrumpido. Ahora sí, Lara Croft es un símbolo de los tiempos que nos han tocado vivir.

Todos los juegos de la saga Tomb Raider

Aquí tenéis todos los juegos de Lara Croft que han llegado al mercado.

Tomb Raider (1996)

Qué decir del juego que lo cambió todo. Llegó primero para PC y luego más tarde para las consolas de la época aunque a medida que fueron pasando los años, llegó a todas las plataformas conocidas: desde consolas portátiles a teléfonos móviles (como los Nokia N-Gage), iPhone, Android, etc. Su combinación de puzzles, plataformas y combates cuerpo a cuerpo, además de un pequeño manejo de un inventario limitado, hicieron de él un referente para toda la industria y marcó el camino a decenas de estudios que se vieron deslumbrados.

Tomb Raider II (1997)

Eidos había encontrado la gallina de los huevos de oro y se decidió a exprimirla con juegos que llegaban todos los años. Tomb Raider II es más de lo mismo que vimos en el primer juego aunque ya desarrollado directamente para ordenadores y consolas. Lógicamente fue un enorme (pero enorme, enorme) éxito y el público parecía ansioso de tener más y más aventuras de Lara. Así que la churrera empezó a trabajar, solo que mejorando aspectos como el tamaño de los mapas, las armas y una historia que nos invitaba a encontrar la Daga de Xian, un artefacto que proporciona al portador el poder del Dragón.

Tomb Raider III (1998)

El tercer juego consecutivo de Eidos y Core Design no cambia demasiado de tercio lo visto en anteriores entregas y, ahora, tendremos que salir en busca de los fragmentos de un meteorito que chocó contra la Antártida hace millones de años. Por medio, aparecerá una corporación que intentará frenar las intenciones de Lara mientras recorre buena parte del mundo. El juego, en este momento, ya comenzaba a dar ciertos signos de agotamiento y pedía a gritos nuevas ideas y dinámicas de juego aunque se seguía vendiendo sin parar y nadie echaba de menos cambios radicales.

Tomb Raider The Last Revelation (1999)

Con este juego Core Design sigue al mando de la franquicia y ya la cosa empieza a torcerse: aunque todos los años son noticia las nuevas modelos que se prestan a dar vida a la Lara Croft de carne y hueso (la de las presentaciones oficiales y los eventos de prensa), en realidad el juego languidece por las pocas novedades que se van introduciendo año a año. Este Tomb Raider The Last Revelation confirma el estancamiento (jugable) de la franquicia a pesar de que se van maquillando los resultados, que siguen ofreciendo monstruosos beneficios. En esta ocasión, Lara Croft regresa a Egipto, donde cuenta una antigua leyenda que el malvado dios Seth fue víctima de engaños y hecho prisionero dentro de una oscura tumba en el Valle de los Reyes. También conoceremos algunas de las aventuras que Lara vivió con apenas 16 años…

Tomb Raider Chronicles (2000)

El final de Tomb Raider The Last Revelation nos dejó con el corazón en un puño porque Lara quedó sepultada en unas ruinas dándonos la sensación de que podía haber muerto. Obviamente no fue así, por lo que el comienzo de este Chronicles nos lleva justo a ese instante en el que intenta escapar del Templo de Horus. Veremos a Werner Von Croy, otro personaje recurrente en la vida de la aventurera mientras Core Design sigue explotando una fórmula que pronto queda anticuada. Crystal Dynamics, por ejemplo, será una de las protagonistas del género con sus desarrollos de Legacy of Kain, etc. Maravillas que seguramente influyeron en la decisión de Eidos de cambiar de rumbo de la franquicia.

Tomb Raider The Lost Artifact (2000)

Extraño lanzamiento que en realidad es una especie de epxansión de Tomb Raider III y que solo llegó para ordenadores, PC y Mac. Parte de la idea de que no fueron cuatro sino cinco los restos del meteorito caído en la Antártida, por lo que tendremos que ir a buscarlo en su nueva ubicación. Es una rareza solo apta para fans muy fans de la arqueóloga…

Tomb Raider The Prophecy (2002)

Era evidente que tarde o temprano Lara Croft iba a tener que aparecer en un juego para consolas portátiles, y este fue Tomb Raider The Prophecy. Obviamente por las limitaciones de la consola se trata de un título 2D que, sin embargo, replica bastantes mecánicas de juegos de los títulos originales. Su historia, prácticamente anecdótica, nos habla de los libros de Ezequiel y algunas de las profecías que lanzó alrededor de tres piedras mágicas.

Tomb Raider El Ángel de la Oscuridad (2003)

Eidos decidió dar un respiro a la franquicia por culpa del agotamiento y ni en 2001 ni en 2002 tuvimos entregas de Tomb Raider. Así que el regreso de este Ángel de la Oscuridad fue de los más esperados porque suponía una especie de reinicio, al menos en lo que tratamiento gráfico de Lara Crofot se refería y a mecánicas de juego, que intentaron dar un salto de calidad. Por desgracia, fue de los capítulos que más críticas sufrió por culpa de un lanzamiento precipitado por la necesidad de respaldar el estreno en cines de la película protagonizada por Angelina Jolie. Core Design no consiguió dar con la tecla, a pesar de colgar su argumento de la percha de los acontecimientos vividos en Tomb Raider Chronicles. ¿Llegaba el fin?

Tomb Raider Legend (2006)

Eidos, desencantado por los problemas del Ángel de la Oscuridad dio un golpe de timón y le quitó la franquicia a sus creadores. Core Design se despidió de Tomb Raider para dar paso a Crystal Dynamics. Supuso, de verdad, un comienzo para la saga y hasta volvemos a escenarios como el de Nepal, además de conocer un poco más de la infancia de Lara Croft. Se produce, por fin, la ansiada evolución de la franquicia hacia nuevas formas más complejas de juego, mapas mucho más grandes y laberínticos y un combate también remozado. Entramos en la época previa en la que a la protagonista le aparece una enorme competencia con otros héroes de los videojuegos, como es Nathan Drake con su primer Uncharted de PS3 (2008).

Tomb Raider Anniversary Edition (2007)

Crystal Dynamics se atrevió a realizar un proyecto curioso por parte de Eidos, como es el hacerse cargo de un remake del primer título de 1996. Con este Tomb Raider Anniversary reviviremos las aventuras de Lara con mejores gráficos, movimientos y cambios en el gameplay. Fue el título que tuvo la difícil tarea de contener la llegada de un Uncharted que, de verdad, revolucionó el género con nuevas mecánicas, tipos de combates y narrativa. ¿Conseguiría Eidos dar el salto a esa nueva generación?

Tomb Raider Underworld (2008)

Tras el paréntesis de la versión que celebraba el aniversario del juego original, volvemos a la línea argumental de Tomb Raider Legend y asistimos a la casi destrucción de la mansión Croft, en una aventura que nos lleva a un mundo de tinieblas donde Lara seguirá intentando encontrar a su madre. La excusa, la búsqueda del camino a Ávalon, el lugar mítico donde algunos afirman que descansan los restos del Rey Arturo. Aunque se trata de un título más que decente para ser un Tomb Raider, se percibe superado por lo que algunas compañías se están trabajando ya al calor del rotundo éxito de Uncharted. De todas formas, Eidos comienza a extender el universo de juegos a nuevas plataformas y conceptos.

Lara Croft and the Guardian of Light (2010)

Lanzado originalmente para PC, este título es una adaptación del concepto Tomb Raider a un juego de acción con perspectiva isométrica que podría llegar, incluso, a confundirse con un Diablo. Pero no lo creáis, esta aventura independiente está muy centrada en la solución de puzles y combates contra hordas de enemigos que nos asaltan dentro de unos escenarios laberínticos y muy bien diseñados, amén de mantener un espíritu plataformas realmente atractivo. Un experimento que le salió muy bien a Eidos y que solo contó con una continuación.

Tomb Raider (2013)

Ahora sí que sí, Eidos (Square Enix) dio con la tecla con el primer juego de la trilogía que muchos conocer como de la Lara superviviente (survivor). Por fin la franquicia da el salto de calidad que necesitaba, con mecánicas actualizadas, una gestión rolera del personaje, con inventario, habilidades y objetos para farmear y construir, nuevos tipos de combates y la llegada del sigilo así como una narrativa extraordinaria heredera de los famosos Uncharted. Se trata, sin duda, del momento cumbre de la franquicia que sería todavía mejor con los dos siguientes títulos que llegarían en la misma década.

Lara Croft and the Temple of Osiris (2014)

Tras el éxito de Lara Croft and the Guardian of Light, Eidos se animó a crear una segunda entrega que, en esta ocasión, nos permite el juego cooperativo con hasta cuatro participantes, y no dos como en el anterior. Nueva remesa de puzzles, escenarios realmente trabajados y un catálogo de enemigos a cuál más complicado. Por desgracia, es el último de los juegos de este tipo lanzado por la compañía. Una pena porque son muy interesantes.

Lara Croft GO (2015)

Eidos exploró nuevos caminos para sus franquicias y este Lara Croft GO supone un giro radical porque introduce los movimientos por turnos para contarnos una historia que se aleja de los títulos originales. Además, incluye toda una serie de puzzles escondidos en fases que tenemos que superar una a una. Aunque se ideó originalmente para móviles y tablets, finalmente contó con adaptaciones para PS4 o PS Vita. Muy divertido.

Rise of the Tomb Raider (2016)

Continuación directa del Tomb Raider de 2013, consigue ser mejor gracias a la inclusión de toda una batería de novedades que parten desde el tamaño de los mapas, que son muchísimo más grandes y complejos, hasta nuevas mecánicas de combate y movimientos de Lara Croft. Al arsenal que puede fabricar se le une la posibilidad de sumergirse en el agua para mantener el sigilo en ciertas misiones. La franquicia gana un mayor peso narrativo y definitivamente Crystal Dynamics consigue encarrilar el futuro de Tomb Raider de la mejor manera imaginable.

Shadow of the Tomb Raider (2018)

Llegamos al último de los títulos que han llegado a las tiendas. El duodécimo desarrollo de la franquicia que completa esa trilogía survivor con un (casi) sandbox, donde contamos con ciertas áreas y mapas abiertos, se multiplican los puzzles y se perfecciona ese modo de juego en el que Lara puede completar misiones principales y secundarias así como definir un árbol de habilidades que se ha trabajado todavía más. Veremos por dónde van los caminos de la franquicia en los próximos años pero, de momento, el punto de partida es el mejor que podemos imaginar para un personaje que forma parte de la historia de los videojuegos… y de la cultura popular.

¡Sé el primero en comentar!