Xbox Series X y Series S: ¿Qué modelo elegir?

Después de dos meses probando las nuevas consolas de Microsoft, te voy a contar qué me han parecido estas dos máquinas de nueva generación. Y es que, teniendo en cuenta que a día de hoy resulta imposible comprar una, ¿deberías desesperarte? ¿es mejor esperar tranquilamente? Pues déjame que te ayude a despejar todas esas dudas.

Análisis en vídeo

Dos consolas con diseño perfecto

Xbox Series X analisis

Comencemos por el principio. El diseño de las nuevas Xbox Series X y Series S es sencillamente impresionante. Es posible que todo se resuma a una perspectiva muy personal, pero en mi humilde opinión son perfectas. Son perfectas porque siguen manteniendo una continuidad respecto a los anteriores modelos, con líneas rectas y un diseño muy minimalista, pero todo se perfecciona aun más con un bloque más entero sin aristas de más.

En el caso de la Xbox Series S, nos encontramos con un dispositivo que sorprende por su tamaño. Es tan pequeña que en ningún momento podrías pensar que estamos ante una consola de nueva generación, pero lo cierto es que lo es. Hay que recordar que su resolución nativa máxima es de 1440p, pero como veremos más adelante un buen rescalado puede ser suficiente para muchos usuarios.

Xbox Series X analisis

Al otro lado tenemos la gran Series X. Y digo gran porque es grande, aunque no tanto como la PlayStation 5. Su diseño monolítico es posiblemente uno de los más sorprendentes jamás visto en una consola, ya que impone por su estética y por seriedad. Es un equipo que ha nacido para ofrecer la mayor potencia gráfica, y ahí es donde entra en juego su procesador y la configuración de la GPU con 12 teraflops.

Xbox Series X analisis

Con la Series X vamos a poder jugar en 4K a 60 imágenes por segundo, pudiendo también hacerlo en 4K a 120 imágenes por segundo en algunos títulos de menor carga gráfica y mejor optimizados. Es una bestia que comienza a demostrar su capacidad técnica nada más encenderla, ya que, con el modo de hibernación activado, sólo necesitaremos un par de segundos para llegar al menú principal.

¿Series X o Series S?

Xbox Series X analisis

A nivel de experiencia, ambas consolas van a ofrecer prácticamente lo mismo, pero habrá que tener en cuenta ciertos aspectos, ya que, dependiendo de tu configuración y tus exigencias, una consola podría encajarte mejor que otra. En resumidas cuentas, si eres un jugador casual, que cuenta con una pantalla de no más de 50 pulgadas y no tiene prisa por alcanzar los últimos lanzamientos del mercado, Xbox Series S sería una propuesta idónea para tus necesidades.

Por otro lado, si quieres estar a la última, disfrutar de los gráficos más espectaculares posibles y tener instalado una gran cantidad de juegos, Series X es el modelo que andas buscando. Y para comprobarlo nada mejor que unas muestras comparativas.

Diferencias

Xbox Series X analisis

Como podrás ver en las imágenes que te dejamos a continuación, Series X y Series S presentan diferencias a nivel de detalle en los mismos juegos cuando jugamos en resolución 4K. Mientras Series X ofrece un nivel de detalle bastante profundo, en Series S se pierde mucha nitidez en la mayoría de texturas. La razón no es otra que el rescalado que aplica la máquina, ya que la resolución nativa en la que se está generando el juego es 1440p, por lo que la consola necesita aumentar la imagen para rellenar los píxeles restantes hasta alcanzar el 4K de la pantalla a la que la tienes conectada.

Xbox Series X analisis

Esto es algo bastante apreciable en grandes pulgadas, así que nuestra recomendación es que lo tengas en cuenta si dispones de una TV de más de 50 pulgadas en casa.

 Xbox Series XXbox Series S
CPU8 Core AMD Zen 2 CPU @ 3.8GHZ 3.6 GHz SMT activado8 Core AMD Zen 2 CPU @ 3.6GHZ 3.4 GHz SMT activado
GPUAMD RDNA 2
52 CUs @ 1,825 GHz
AMD RDNA 2
20 CUs @ 1,565 GHz
Potencia de la GPU12,15 Teraflops4 teraflops
SoCPersonalizado de 7 nanómetrosPersonalizado de 7 nanómetros
RAM16 GB GDDR6 de los cuales:
10 GB @ 560 GB/s
6 GB @ 336 GB/s
10 GB GDDR6 de los cuales:
8 GB @ 224 GB/s
2 GB @ 56 GB/s
Rendimiento objetivo4K @ 60 FPS, hasta 120 FPS1440p @ 60 FPS, hasta 120 FPS
Almacenamiento1 TB PCIe Gen 4 NVME SSD512 GB PCIe Gen 4 NVME SSD
Ranura de expansiónTarjetas de 1 TBTarjetas de 1 TB
RetrocompatibildiadCientos de juegos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox disponibles desde el lanzamiento. Retrocompatibilidad con accesorios de Xbox.Cientos de juegos de Xbox One, Xbox 360 y Xbox disponibles desde el lanzamiento. Retrocompatibilidad con accesorios de Xbox.
Unidad óptica4K UHD Blu-rayNo disponible
Salida de vídeoHDMI 2.1HDMI 2.1
Precio499 euros299 euros

Otro de los aspectos en los que también se diferencian las consolas es en la capacidad de almacenamiento. Series S se queda en los 512 GB de capacidad (en torno a 100 GB menos si contamos lo que ocupa el sistema operativo), y eso al final se traduce en un espacio libre para 3 o 4 juegos de gran calibre. Xbox Series X duplica la capacidad, quedándose en unos 825 GB libres, lo que permite instalar bastante más juegos.

Xbox Series X analisis

En el caso de querer aumentar la capacidad, tendremos que usar la tarjeta de expansión oficial de Microsoft, la cual ofrece 1 TB de espacio adicional y cuesta 249 euros. Es un accesorio que habrá que comprar, ya que si usamos discos duros USB tradicionales no aprovecharemos la velocidad máxima de la consola, y no nos permitirá instalar ahí los juegos de nueva generación.

¿Es buen momento para comprar una Xbox Series X|S?

Xbox Series X analisis

Tal y como te hemos contado, elegir entre un modelo u otro dependerá siempre de tus necesidades. Dependiendo de la pantalla que tengas y el uso que le vayas a dar a la consola podríamos recomendarte una u otra, así que deberás de analizar exactamente cuándo y cómo vas a jugar con tu nueva consola. Otro tema será el de poder encontrar un modelo disponible, y es que a día de hoy resulta imposible encontrar stock de ninguno de los dos modelos, y todo apunta a que no llegarán nuevas unidades hasta el mes de junio.

Por otro lado, en el caso de que puedas conseguir una consola olvidada en unos grandes almacenes u optes por el mercado de segunda mano, deberás de tener también en cuenta el catálogo de juegos que existe a día de hoy. Con el retraso de Halo Infinite, ambas Xbox quedaron huérfanas en un lanzamiento que simplemente se rellenó con third parties. La falta de títulos propios ensombreció ligeramente el lanzmiento de ambas consolas, y sólo recientemente la llegada de The Medium ha aclarado algo el camino.

Xbox Series X analisis

Pero tras dos meses de vida, sigue faltando un juego que venda consolas, y quizás Microsoft tenga un salvoconducto en su magnífico servicio Xbox Game Pass. Sólo si te interesa acceder a un gran catálogo de juegos (muchos de ellos accesibles desde Xbox One), la combinación del servicio con la consola podría tener sentido. De lo contrario, te tocará seguir esperando.