La IA que queremos: esta inteligencia artificial detecta y diagnostica autismo con una foto de los ojos

Ojo iris. Detección de autismo con IA

Un grupo de científicos ha desarrollado un nuevo método de detección de autismo basado en una inteligencia artificial entrenada para encontrar patrones en fotografías de retinas. El sistema, es capaz de detectar trastorno del especto autista tal y como lo ha demostrado tras evaluar a 958 participantes de un estudio que ha resultado bastante satisfactorio.

Detectando el Trastorno del Espectro Autista

Niño jugando

Las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) presentan ciertos patrones relacionados con fibras del nervio óptico de la retina, los cuales presentan un aspecto más delgado que el de otros nervios ópticos. Gracias a este marcador, la identificación del trastorno se puede realizar de manera mucho más efectiva y rápida, algo especialmente crucial que permitiría tomar medidas de manera más inmediata y evitar las largas esperas que existen en algunos países para que un especialista pueda atender al paciente.

Una IA para detectar los patrones

Retina ojo

La clave del sistema es que la Inteligencia Artificial entrenada es capaz de reconocer los patrones en los nervios ópticos, detectando con una precisión del 100% la presencia de TEA en el paciente analizado. La prueba se realizó con un total de 958 participantes con una edad media de 7 años y medio, analizando un total de 1.890 fotos de retinas. Las pruebas demostraron que la IA fue capaz de representar una relación en la curva ROC del 1,00, lo que significa que es capaz de acertar con el diagnóstico en el 100% de los casos.

Un método que ya comenzó hace unos años

Este estudio ha sido realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yonsei, en Seúl, República de Corea, sin embargo, hace unos tres años, un científico de Hong Kong ya desarrolló un sistema similar basado en las mismas pautas del nervio óptico, obteniendo también resultados muy satisfactorios.

En el caso de los últimos estudios realizados por los coreanos, la población analizada ha sido más de 10 veces mayor, lo que ha permitido entrenar mucho mejor la IA y obtener mejores resultados.

¿Y ahora qué?

Teniendo en cuenta que para la realización de estos diagnósticos simplemente hace falta una cámara y un retinógrafo (además del propio algoritmo de la inteligencia artificial para analizar las imágenes), la implementación de este sistema es relativamente sencilla, ya que bastaría con tomar las fotos y enviarlas a un servicio de análisis que determine el diagnóstico.

Fuente: Jama Network
Vía: BGR