En Canadá han prohibido el Flipper Zero tras el aumento de robo de coches

Flipper Zero clonar llaves

El Flipper Zero es un dispositivo extremadamente interesante debido a sus características. Programable hasta la saciedad, este pequeño dispositivo se ha ganado muchos fans gracias a sus capacidades, pero también ha cosechado mala fama por culpa de funciones y utilidades un tanto oscuras. Y es que las posibilidades del dispositivo son infinitas si se tienen los conocimientos adecuados. Pero, ¿es un peligro?

Robando coches con el Flipper Zero

Flipper Zero

Una de las funciones más sonadas del Flipper Zero es la capacidad de replicar la señal de radiofrecuencia de los mandos a distancia de los coches. El método de clonado es extremadamente sencillo, y en internet existen infinidad de tutoriales relacionados que demuestra que el pequeño Flipper Zero puede realizar la función con extrema facilidad. De ahí que el dispositivo se haya vuelto tan popular.

Y claro, cuando una de estas fechorías está al alcance de cualquiera, los peligros aumentan, y ese es el razonamiento que el gobierno de Canadá ha realizado de la situación, culpando a las “herramientas sofisticadas” del aumento masivo de robos de coches que se está produciendo en el país.

El Flipper Zero se prohíbe en Canadá

El gobierno de Canadá ha tomado medidas para combatir el robo de vehículos en el país, y además de aumentar la capacidad de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá con la implementación de sistemas de inteligencia artificial para perfeccionar las medidas de detección de vehículos robados, han decidido prohibir la venta de dispositivos captadores de señales inalámbricas como el Flipper Zero.

El nombre del dispositivo del delfín aparecer claramente referenciado en la nota de prensa oficial, lo que supone una acusación directa a las cualidades del dispositivo. Esto evidentemente afectará irremediablemente a los ingresos de la marca, y ya veremos si la medida se extiende a otros países, lo cual podría destruir por completo la reputación de la marca.

¿Es la medida correcta?

La controversia está, sin embargo, en la manera de ver el problema. Por un lado, prohibir estos pequeños dispositivos multifunción podría ser la solución más rápida y sencilla de aplicar, pero quizás el verdadero problema estaría en mejorar los vulnerables sistemas de seguridad de los vehículos, que siguen contando con soluciones extremadamente débiles que, tal y como se ha podido comprobar, son extremadamente sencillos de corromper.

Dispositivos como el Flipper Zero sirven para mucho más que clonar una llave, así que quizás esa no sea la decisión más efectiva, ya que seguirán existiendo otros métodos mucho más dañinos y específicos con el que conseguir abrir un vehículo en cuestión de segundos.

Fuente: Gobierno de Canadá