Esto es lo que dicen los primeros análisis de las gafas Apple Vision Pro: ¿acierto o decepción?

Apple Vision Pro

Mañana 2 de febrero se ponen a la venta las Vision Pro de Apple. No son un producto cualquiera. Estas gafas de realidad mixta, como la firma define, son una de las apuestas más esperadas y a la vez arriesgadas de la compañía, por todas las (increíbles) cosas que promete  y por lo complicado que ha sido hasta ahora que un producto así cuaje en el mercado. ¿Tendrá la casa de la manzana la clave para cambiar esto y acertar? Los primeros análisis de mano de los medios especializados ya han visto la luz y este es su veredicto.

Apple Vision Pro, el futuro manzanero ya está aquí

Es imposible recordar la primera vez que se rumoreó acerca de la existencia de estas gafas. Tal es así que muchos creían que nunca verían la luz y sería siempre el eterno gadget prometido por la compañía. Pero en junio del año pasado, la firma nos dio la «sorpresa»: sus Vision Pro eran por fin una realidad y ya tenían fecha incluso de puesta a la venta.

Desde entonces hemos esperado pacientemente a que el producto se materialice para el usuario final, algo que veremos mañana, cuando salgan a la venta en seleccionados mercados. La expectación es máxima y algunos datos apuntan que la compañía dirigida por Tim Cook habría vendido ya, a modo de reserva, unas 200.000 unidades. Una cifra considerable teniendo en cuenta que el precio del equipo es de 3.500 dólares.

Apple Vision Pro

Antes de que el producto esté mañana en las estanterías -no de España, recuerda que en nuestro mercado aún tardarán unos meses en llegar-, algunos medios estadounidenses especializados han tenido la oportunidad de probarlas, contándonos así si verdaderamente valen lo que cuestan y si esta es la gran revolución que siempre nos prometió Apple.

Primeros reviews de las gafas de Apple

Son varios los medios que han tenido la oportunidad de probar durante varios días las Vision Pro. Esto es lo más reseñable que dicen de ellas:

  • La gente de The Verge ha llegado a decir que la experiencia es «mágica hasta que deja de serla«. Es una manera de expresar que la propuesta tiene muchos aspectos atractivos, pero también importantes detalles en contra que ensombrecen la experiencia. Tenemos así desde una pantalla increíble a una transferencia de vídeo que no va tan fluida como uno esperaría, por no hablar de la sensación de «soledad» que pueden llegar a generar su uso continuado. El precio, además, resulta muy caro a su juicio.
  • La periodista del The Wall Street Journal se propuso usarlas de manera estricta durante casi 24 horas seguidas, confesando que no se mareó y pudo hacer muchas actividades con ellas puestas (trabajar, cocinar…). No se recomienda tampoco llegar a este punto, pero la experiencia le sirvió para comprobar que pueden llegar a ser bastante útiles en determinadas circunstancias.
  • El equipo de CNET se ha mostrado muy entusiasta aunque sin dejar de encontrar ciertos fallos. Dice que su pantalla se ve de escándalo, la interfaz funciona de manera muy fluida la mayoría de las veces y su realidad mixta es «excelente». Aún así su precio le parece muy elevado y la cantidad de apps nativas para VisioOS insuficiente.

No hay duda de que las gafas tienen potencial y suponen un reto interesante, aunque no deja igualmente de cojear en ciertos puntos . ¿Será capaz con semejante planteamiento de convencer al usuario medio? En breve lo sabremos.