Por qué el cartucho pirata de Switch podría banear a los que compran juegos de segunda mano

Cartuchos piratas switch

El esperado MIG Switch está a la vuelta de la esquina. El flashcard que permite jugar con ROMs piratas en cualquier Nintendo Switch está preparando su aterrizaje en numerosos mercados, pero mientras tanto, el accesorio se encuentra de gira por los principales YouTubers especialistas en el tema. Y hay un detalle que está llamando bastante la atención, porque podría implicar a muchísimos jugadores.

El clonador de cartuchos

Cartucho MIG-Switch pirateo

Junto al MIG Switch, sus creadores lanzarán también un accesorio que será imprescindible si haces uso del flashcard de la manera correcta. Es decir, la función de esta peculiar tarjeta es la de permitir a sus propietarios jugar con copias de seguridad de sus juegos, ya que, según sus creadores, nadie debería de estar limitado a poder hacer copias de seguridad de sus cartuchos originales para preservar al máximo la vida de estos.

Por esa razón, los creadores del MIG Switch también van a lanzar un lector USB de cartuchos de Nintendo Switch para que los usuarios puedan hacer en casa copias exactas de sus juegos, incluyendo valores tan importantes como el ID del cartucho, la UID del cartucho y el certificado. De esta manera, cuando usemos una copia de seguridad, la consola creerá que hemos insertado un cartucho completamente original, hasta el punto de que los servidores de Nintendo también creerán que se trata de un juego original.

El riesgo de la segunda mano

MIG Switch cartucho pirateo

El problema está en lo de siempre, y es cuando estas copias de seguridad se multiplican y acaban en las redes. Al multiplicarse las copias, cuando una de ellas contacta con los servidores de Nintendo, éste comprueba los datos como el ID y el UID, de ahí que si ya cuenta con otra idéntica registrada y online, la detecta como ilegal (sería imposible que un mismo cartucho esté en dos consolas diferentes).

Por esa razón es tan peligroso que productos como MIG Switch y MIG Dumper salgan a la venta, ya que muchísimos usuarios podrían comprar juegos, hacer la copia y revenderlos en el mercado de segunda mano. Si esto ocurre, cuando alguien adquiera en el mercado de segunda mano uno de esos juegos ya clonado, lo más probable es que se topen con la prohibición de Nintendo al contar con un ID repetido, lo que podría provocar el baneo de la consola que ha intentado jugar de manera legal.

Esto es un problema gravísimo que de alguna manera u otra Nintendo deberá de intentar controlar de alguna forma, pero no deja de ser una situación entre la espada y la pared en la que la piratería tendría bastante a su favor. Ya veremos cómo evoluciona el asunto, ya que la situación se podría ir de madre si avanza rápidamente, algo que tiene toda la pinta de pasar teniendo en cuenta la expectación que está generando el cartucho.

Fuente: Taki Udon