Tres auriculares para estudio altamente recomendables a prueba

Tres auriculares para estudio altamente recomendables a prueba

Pedro Santamaría

Los mejores auriculares para hacer deporte, los que tienen la mejor cancelación de ruido, etc., todo eso está muy bien, pero ¿qué ocurre con los auriculares para editar audio? ¿cuáles son los mejores o los más recomendables? Hemos analizado tres interesantes propuestas que combinan calidad y un precio muy atractivo.

En qué se diferencia un auricular de estudio del resto

Existen muchos aspectos que diferencian a unos auriculares de otros, pero cuando hablamos de auriculares de estudio lo que más llama la atención es su respuesta en frecuencia. Es decir, a cómo reproducen la señal de audio.

Los auriculares de estudio tienen la particularidad de ofrecer una respuesta lo más plana posible. Gracias a esto, la reproducción de las grabaciones es lo más fiel posible respecto a cómo fueron grabadas.

Sin embargo, con otros auriculares para fines multimedia es habitual encontrar cómo se «colorean» o enmascaran ciertas frecuencias. Un ejemplo muy evidente son los auriculares de Beats, ahí los graves ganan protagonismo y eso da más pegada al sonido pero se pierde realismo, incluso se dejan de escuchar ciertas frecuencias.

Para tareas de edición de audio, ecualización, etc., unos auriculares de estudio siempre son más recomendables. No son el sustituto de unos buenos monitores, pero para muchas ocasiones son el mejor complemento. Claro que no sólo para eso: para escuchar música e incluso ver cine o jugar a juegos son una buena opción una vez te has acostumbrado a cómo suenan.

Tres buenos auriculares de estudio, análisis en vídeo

Samson SR850

Samson SR850

  • Diseño semi-abierto, no aíslan por completo y son mejor opción para tener algo de audición en entornos con ruido ambiental.
  • Drivers de 50mm.
  • Respuesta de frecuencia: 10Hz – 30kHz.
  • Impedancia 32 ohm.
  • Banda autoajustable.
  • Conector jack de 3,5 mm y adaptador de 6,3 mm.
  • Cable fijo de 3 m.
  • Peso 220 gr. aprox.

Los Samson SR850 son unos auriculares muy económicos, cuestan 39 euros en Amazon. Fabricados en plástico, a nivel de construcción no están nada mal pero tampoco esperes grandes alardes. La ventaja del material usado es que los hacen más ligeros que otras propuestas similares, como los clásicos AKG 240 (físicamente parecen un calco).

No obstante, lo importante es la calidad de sonido y aquí sí que sorprenden. Con una impedancia de 32 ohm, no ofrecen un volumen ensordecedor, pero tampoco creemos que sea lo que buscas. La clave está en su respuesta en todo el rango de frecuencias, la cual es muy buena. Tal vez, los graves están un poco subidos, pero sorprende que por este precio se escuchen así de bien.

Por supuesto no todo iba a ser positivo. Hay algunos compromisos que tendremos que aceptar:

  • Durabilidad: si bien no creemos que vayan a romperse pronto, no parecen ser tan duraderos como opciones de mayor precio y calidad.
  • Son de tipo abiertos, esto significa que van a dejar escapar el sonido que reproducen y podría molestar si los usas con gente cerca. La parte buena es que reducimos la fatiga tras largos periodos de uso y para mezclar son, junto a los semi-abiertos, los más recomendados.
  • El cable es fijo, no se puede quitar. En caso de romperse o deteriorarse habría que desmontarlos.
  • Las almohadillas son de tela aterciopelada, bien para tema comodidad y sonido pero en verano pueden dar mucha calor. Por suerte se pueden sustituir, aunque igual el cambio por otras de piel y mayor calidad ya te cuesta más caro que los propios auriculares.
  • No se pliegan y resultan algo voluminosos cuando quieres transportarlos.

A pesar de todo, por calidad de sonido son una gran opción. Para edición de audio son muy recomendable y si quieres usarlos para escuchar música o incluso jugar a videojuegos también podrás.

Sony MDR-7506

Sony MDR7506

  • Diseño cerrado.
  • Drivers de 40mm.
  • Impedancia 63 ohm.
  • Respuesta de frecuencia: 10Hz – 20kHz.
  • Ajustable en altura y plegables.
  • Conector jack de 3,5 mm y adaptador de 6,3 mm.
  • Cable fijo, fabricante aporta instrucción para poder reemplazarlo.
  • Peso 229 gr.

Los Sony MDR-7506 son prácticamente una leyenda, unos auriculares que con muchos años a sus espaldas siguen enamorando a aquellos que apuestan por él. Con un diseño muy clásico y muy buenos acabados, combina partes de plástico con metal y piel.

Destacan las almohadillas, con un material similar a la piel, no resultan para nada calurosas y su tacto es muy agradable. La presión que ejercen cuando los tenemos puestos durante largos periodos también es muy correcta. Eso sí, son cerrados y pueden no ser lo más idóneos para editar durante muchas horas, pero en general no resultan molestos. Cumplen muy bien en sesiones de grabación, radio, etc., y aunque algo de sonido sí que dejan escapar, se pueden usar perfectamente mientras grabamos podcast.

Respecto a la repuesta sonora, está bien balanceada y tanto a la hora de editar audio con ellos como escuchar música, cine, etc. cumplen de forma satisfactoria. Lo único que se le podría achacar es que no tienen una escena sonora muy espaciosa, pero son apuesta segura y su precio no reuslta nada desorbitado para la calidad que ofrecen: 98 euros en Amazon.

Audio Technica ATH M50x

ATH M50x

  • Diseño cerrado.
  • Drivers de 45mm.
  • Impedancia 38 ohm.
  • Respuesta de frecuencia: 15Hz – 28kHz.
  • Ajustable en altura y plegables.
  • Conector jack de 3,5 mm y adaptador de 6,3 mm.
  • Cable intercambiable.
  • Peso 285 gr.

Posiblemente sea uno de los modelos más populares del fabricante y dentro de la gama de este tipo de auriculares de estudio. Los Audio Techinca ATH M50X llevan años colocados en el top de muchos usuarios.

A nivel de construcción ofrecen una gran calidad. Son unos auriculares robustos, se pueden plegar para facilitar su transporte y las almohadillas están fabricadas en piel sintética. Lo peor de estas almohadillas es que se suelen deteriorar rápidamente (aunque se pueden sustituir fácilmente), y que en verano pueden dar demasiado calor. Por lo demás, son auriculares de tipo cerrado y sin tener un sistema de cancelación de ruido activo aíslan bien.

En términos de calidad, son muy populares para trabajos de monitorización, y por su respuesta es fácil encontrarlos en más de un estudio. Lo que más destaca es lo bien equilibrados que están y su amplia escena sonora.

Para mezcla y/o grabación son una gran apuesta, también para consumir contenido como música, series, películas o incluso videojuegos. Otra de sus ventajas es tener un cable intercambiable: en la caja incluye tres opciones para que puedas usar el que mejor se adapte a tus necesidades en cada momento. Es más, hay incluso pequeños módulos para convertir estos modelos de Audio Technica en auriculares bluetooth. Claro que, si quieres un modelo inalámbrico, tienes los Audio Technica ATH M50X BT.

Aún siendo un poco más caros que los Sony, son una opción muy recomendable si quieres una buena respuesta, en especial en las frecuencias más altas donde gana un poco más de brillo con respecto a los anteriores.

El mejor auricular de estudio

Studio monitors

Elegir el mejor de estos auriculares no es sencillo. En primer lugar porque no compiten en igualdad de condiciones. La diferencia de precio se nota, aunque a veces un mayor precio no es indicativo de mayor calidad.

No obstante, elegir el mejor de estos tres modelos es una cuestión de gustos y la propia experiencia que tengas probando dispositivos de audio. Si te mueves entre marcas de mayor precio y calidad es lógico que te puedan resultar insuficientes. Pero lo más importante es cómo de acostumbrado estés a sonidos «coloreados».

Si, por ejemplo, eres fan de los Beats estos tres modelos te van a parecer sosos. Si por el contrario, te gusta una ecualización con la que apreciar el mayor número de frecuencias, te convencerán desde la primera escucha.

Auriculares para edicion de audio

EQ Auricualres estudio

Entre los tres no podemos definir a un claro ganador, los Sony es cierto que son apuesta segura, pero el rendimiento del Samson por el precio que tienen y la fiabilidad de los Audio Technica hacen que al final todo se resuma a una cuestión económica y de gustos. Aún así, si hay que mojarse, nosotros nos quedamos con el modelo de Sony. En líneas generales nos parece que tiene un precio muy atractivo, el diseño es llamativo y el rendimiento es muy bueno.

Si por algún casual buscas otras alternativas, tres modelos adicionales que recomiendan muchos profesionales del sonido y que no se disparan en precio son:

De estos tres no podemos valorar al no haberlos probado a fondo, pero seguro que también tiene su punto. Igualmente, si tienes alguna recomendación no dudes en compartirla en comentarios.