Insta360 ONE R análisis: revolución modular

Insta360 ONE R análisis: revolución modular

Daniel Espla

En el mercado existen varios modelos conocidos de cámaras de acción. Por un lado están las GoPro con su gama Hero y, por otro lado, se encuentra la Osmo Action de DJi. Hoy queremos mostrarte algo parecido pero, a su vez, totalmente diferente. Te hablamos de la Insta360 ONE R, una estructura a base de módulos, que nos permite tener a la vez una cámara de acción, una cámara que graba en 360º y una lente con un sensor «más profesional» para los que buscamos ese punto extra de calidad. Te contamos todo sobre esta Insta360 ONE R.

Insta360 One R, análisis en vídeo

Una cámara de acción modular

Como te decíamos, se trata de una cámara de acción que funciona con un sistema de módulos que podremos cambiar y ajustar en función de nuestras necesidades. Incluso, al usar alguno de ellos, con simplemente darle la vuelta, podremos pasar a grabarnos a nosotros mismos. Esta cámara de acción la forman 3 partes diferenciadas:

  • Módulo Neural: aquí es donde se encuentra la CPU, el puerto USB-C de carga, la ranura para la microSD y la pantalla de la que luego te contamos más detalles.
  • Batería: un módulo de batería de 1.190 mAh. Aunque existe un accesorio adicional que incorpora otra batería de mayor capacidad.
  • Lentes: tenemos diferentes módulos de lentes que podremos usar. Cada una con diferente forma, número de ópticas y características de las que te contamos todo sobre ellas un poco más adelante.

El agua no es un problema

Una de las grandes novedades de la nueva cámara de Insta360 (respecto a sus antecesoras) es que cuenta con protección IPX8 contra el agua. Por lo tanto, podemos sumergirla (hasta 5 metros de profundidad) sin usar una carcasa adicional.

¿Cómo consigue esto siendo un dispositivo modular? Buena pregunta, antes de probarla a nosotros también nos pareció confuso. Esta estanqueidad es gracias a las protecciones de silicona que cada módulo incluye en el lado del conector. Estas hacen que las partes sensibles a la humedad se mantengan a salvo incluso cuando sumergimos la cámara en el agua.

Tres módulos, múltiples posibilidades

Ahora queremos hablarte un poco más en profundidad sobre cada uno de los módulos que podremos utilizar con esta cámara. Hasta el momento son 3 diferentes donde cada uno se adapta mejor a uno u otro entorno:

  • Módulo 4K: esta es la opción más adecuada si lo que necesitas es una cámara de acción «convencional». Puede grabar a una resolución máxima de 4K a 60 fps y 1080p a 200 fps para hacer cámara lenta.
  • Módulo de 360º: en este caso, como su propio nombre indica, es el módulo que nos permite grabar vídeo en 360º. Muy útil para los viajes en los que no quieres preocuparte de a qué apuntes con la cámara, sólo la enciendes y capturas vídeo de todo lo que suceda. Esta lente graba vídeo en 5.7K a 30fps y 4K a 50fps.
  • Módulo «profesional»: si buscas una cámara deportiva pero necesitas un punto más de calidad en la imagen, esta compañía ha desarrollado un módulo en colaboración con Leica. Posee un sensor de 1 pulgada que graba vídeo en 5.3K a 30 fps. Un módulo que aún no hemos podido probar pero que, viendo sus características, estamos seguros de que merecerá la pena usarlo.

Antes de mostrarte los grabaciones hechas con la cámara deberías de tener en cuenta que la unidad de pruebas que hemos estado usando no era una unidad definitiva. ¿Qué significa esto? Pues que no tiene ni el hardware ni el software que tendrán las unidades finales que llegarán al mercado. Por lo tanto, si los resultados que vas a ver a continuación te parecen buenos, imagina cómo serán los que puedas crear por ti mismo con las versiones definitivas.

Módulo 4K

Es inevitable que este módulo nos recuerde al de una GoPro, tanto por diseño como por los resultados. Cuando hay buena luz, la imagen se ve muy bien, con buenos colores (incluso podemos grabar con un perfil logarítmico, para luego retocar mejor el color de la imagen). Los resultados son nítidos y, en cuanto a la estabilización, lo hace muy bien.

Pero, como era de esperar, cuando tenemos menos luz los resultados no son tan buenos y empieza a notarse el ruido en la imagen como en cualquier cámara de este tipo. Pero, para paliar esto un poco, el fabricante incluye un modo de reducción de ruido para grabación en interiores que, sin ser mágico, mejora el resultado.

Otro detalle de este módulo es que, gracias a que es reversible, podemos cambiar de posición la pantalla y el módulo de la cámara para pasar, de grabar a otros, a grabarnos nosotros mismos. Algo muy interesante y práctico.

Módulo «profesional» de 1 pulgada

Como ya te hemos mencionado, este módulo aún no ha pasado por nuestras manos. Pero, atendiendo a sus características, parece que merecerá la pena apostar por él. Por ejemplo, un mayor tamaño del sensor significa que este podrá captar más luz y, por lo tanto, mejoraría la experiencia del módulo 4K en condiciones de baja luminosidad.

A pesar de no haberlo probado aún, os dejamos con algunos resultados grabados con este módulo del propio fabricante:

Módulo 360º

Si tuviéramos que definir rápidamente lo que nos permite hacer este módulo podríamos explicarlo, a grandes rasgos, como una Insta360 ONE X (la anterior cámara de esta empresa, que sólo permitía grabar en 360º) con algunas mejoras:

  • Dimensiones: la primera y más evidente es el factor forma. Es mucho más cómodo usar una cámara en este formato cuadrado que el alargado de la ONE X.
  • Pantalla: la otra gran diferencia es el panel del módulo neural. Con esta pantalla podemos ver lo que estamos grabando en todo momento, cambiar la resolución de grabación o pasar de una lente a otra con un doble toque en la pantalla. Un añadido muy práctico y que nos da una mayor independencia de la aplicación para el teléfono de la que ahora te contamos más detalles

En cuanto a los resultados que hemos obtenido con él, esta lente es más luminosa y eso se nota. Tanto si grabamos de día como si lo hacemos cuando hay menos luz, los resultados son mejores que con el módulo 4K y, si lo combinamos con los modos de «Reframe» y «auto tracking» de la app, no necesitamos nada más. ¿Qué son estos modos? Bien, para explicártelo, debo contarte cómo se procesan los archivos que generamos con esta cámara.

Creando vídeos en 360º con la Insta360 ONE R

Las grabaciones que hagamos con la ONE R hay que procesarlas para convertirlas a un formato compatible. Pero tranquilo, porque esto es mucho más fácil de lo que parece. Este sencillo proceso lo podremos realizar de varias formas:

  • Desde el ordenador, con la aplicación que es básicamente la misma que la de la ONE X (aunque con la posibilidad ahora de exportar los archivos en H265 y en Proress, además de en MP4).
  • Con la app en nuestro teléfono, que de nuevo es la misma que en el caso de la ONE X pero ya no necesitamos descargar los archivos a nuestro teléfono para hacer las ediciones de los vídeos.

Al realizar este proceso desde nuestro smartphone tenemos muchas funcionalidades extras que facilitan el crear efectos o el realizar distintas acciones muy interesantes. A continuación te hablamos de todo lo que puedes hacer si usas la aplicación de la Insta360 ONE R tanto en Android como en iOS.

Si seleccionamos un vídeo grabado con la cámara (con cualquier módulo) podemos hacer una edición rápida del clip variando su duración, velocidad, ajustando parámetros de la imagen, añadiendo música o, incluso, eligiendo el grado de angular que queremos para el vídeo final.

Por otro lado, al seleccionar una grabación realizada con el módulo de 360º las opciones se amplían. En el mismo editor, tenemos la posibilidad de trabajar con keyframes y marcar la posición del vídeo en cada momento. Podemos usar el autotracking que, dejando pulsado a un sujeto en el vídeo, la cámara empezará a seguirlo pudiendo cambiar de persona en cualquier momento. O incluso la función Reframe, que nos da la posibilidad de que la propia inteligencia artificial de la aplicación analice todos los posibles planos para, una vez procesados, seleccionar los favoritos de forma fácil entre todos ellos.

Por supuesto, podemos manejar de forma remota la cámara a través de esta app. Esto no aporta funciones extra pero es una función que está ahí para cuando necesites manejar la cámara de esta manera.

En el apartado de «historias» de la aplicación encontrarás todas y cada uno de los efectos que puedes hacer con esta cámara. Desde transiciones, capturas de larga exposición con la luz de las estrellas, stop motions, etc. Y lo mejor es que la propia app te explica cómo hacer estos efectos y transiciones, ofreciendo además plantillas para hacerlos de forma rápida.

Llegados a este punto puede que te estés preguntando, ¿qué método es la mejor opción para procesar estos archivos? Después de haber estado probando ambas opciones durante varias semanas, nuestra recomendación es que si quieres procesar archivos en lote, uses la app de escritorio. Sin embargo, si quieres hacer una edición más puntual a un determinado vídeo, añadiendo música, cortes, movimientos en la imagen, etc., lo suyo es que uses la aplicación para tu teléfono.

Insta360 ONE R, calidad de sonido

Antes de pasar con las conclusiones de esta cámara, queremos comentarte un par de detalles en el apartado del sonido que podemos captar con esta cámara.

La calidad de los micrófonos que incluye el propio cuerpo logran captar un sonido muy bueno y bastante claro. Además, como en otras opciones de cámaras deportivas, podemos conectar un micrófono externo usando el adaptador oficial que la marca vende en su web.

Y hablando de conectarle un micrófono, el otro detalle interesante que te queríamos comentar es que podrás sincronizar mediante Bluetooth unos Airpods (los auriculares inalámbricos de Apple),que podrán ser usados como micrófono externo sin necesidad de adaptadores. Tenlo en cuenta.

¿Merece la pena una cámara modular?

Como conclusión, tras estas semanas con la Insta360 ONE R, podemos decirte que el apartado modular de esta cámara nos ha encantado. Es la mejor forma de ofrecer al usuario final lo que necesitamos en cada momento.

Si queremos hacer deporte, usaremos el módulo de grabación 4K en todo momento. En cambio, si vamos de viaje a cualquier sitio, podemos usar el módulo de 360º para no preocuparnos por enfocar. Sólo hay que darle a grabar para capturar absolutamente todo.

La Insta360 ONE R está disponible para su compra con las siguientes packs:

  • 4K Edition: módulo 4K por un precio oficial de 339,99 euros.
  • 360 Edition: módulo 360º por un precio oficial de 489,99 euros.
  • Twin Edition: módulo 4K + módulo 360º por un precio oficial de 509,99 euros.
  • 1-Inch Edition: módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 599,99 euros.
  • Expert Edition: módulo 360º + módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 809,98 euros.
  • Trio Edition: módulo 4K + módulo 360º + módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 829,98 euros.

Además, en la web del fabricante, nos dan la posibilidad de configurar nuestro propio pack según las necesidades que tengamos

¿Qué versión deberías escoger? Eso es algo que debes de pensar tú mismo analizando las distintas posibilidades que tienes con cada uno de los módulos y tus necesidades de grabación. Lo bueno es que, sea cual sea, probablemente haya un módulo para ti.