Insta360 ONE R análisis: revolución modular

Insta360 ONE R análisis: revolución modular

Daniel Espla

Cámaras de acción hay muchas.: tenemos las conocidas GoPro con su gama Hero, la Osmo Action de DJi y, ahora, te quiero mostrar algo parecido pero, a su vez, totalmente diferente. Me refiero a la recién presentada Insta360 ONE R, una cámara que se basada en módulos y que nos permite tener, a la vez, una cámara de acción, una cámara que graba en 360º y una lente con un sensor «más profesional» para los que buscamos ese punto extra de calidad. ¿Quieres saber cómo rinde? Pues sigue leyendo porque te cuento todo tras probar la nueva ONE R.

La cámara modular del «todo en uno»

Hace unas semanas te mostré en nuestro canal de YouTube un unboxing de esta cámara y te expliqué en qué consistía.

Pero si todavía no has visto este vídeo, te lo resumo ahora. La nueva ONE R es una cámara que funciona mediante módulos, y que la forman tres partes diferenciadas:

  • Módulo Neural: aquí es donde tenemos la CPU, el puerto USB-C de carga, la ranura para la microSD y la pantalla de la que luego te hablo más a fondo.
  • Batería: un módulo de batería de 1.190 mAh.
  • Módulos de las lentes: tenemos diferentes lentes que podremos usar, cada una con diferente forma, número de lentes y características. Y, además de esto, lo único «extra» que puedes ver en estos módulos es su sello estanco.

Y es que una de las grandes novedades de la nueva cámara de Insta360 (respecto a sus antecesoras) es que cuenta con protección IPX8 contra el agua. Por lo tanto, podemos sumergirla (hasta 5 metros de profundidad) sin usar una carcasa adicional. Aunque he de reconocer que, al principio, me daba un poco de miedo el hueco que existe entre los módulos y la batería, he podido comprobar que si cerramos correctamente la unión entre las tres piezas, no tendremos ningún problema.

Tres módulos diferentes y, cada uno, con más posibilidades

Lo mejor de esta cámara es justo eso, la parte modular.

En el catálogo de la compañía encontramos tres apuestas diferentes:

  • Módulo de cámara de acción: que puede grabar a una resolución máxima de 4K a 60 fps y 1080p a 200 fps para hacer cámara lenta.
  • Módulo de 360º: que graba vídeo en 5.7K a 30fps y 4K a 50fps.
  • Módulo «profesional»: con un sensor de 1 pulgada, que graba vídeo en 5.3K a 30 fps. Un módulo que aún no he podido probar pero, viendo sus características, se me antoja que merecerá la pena probar.

Antes de mostrarte los grabaciones hechas con la cámara tengo que avisarte de que la unidad de pruebas que he estado usando no es una unidad definitiva. ¿Qué significa esto? Pues que no tiene ni el hardware ni el software que tendrán las unidades finales que llegarán al mercado. Por lo tanto, si los resultados que vas a ver a continuación te parecen buenos, imagina cómo serán los que puedas crear por ti mismo con las versiones definitivas.

Dicho esto, voy a mostrarte algunos resultados de las pruebas que he estado haciendo durante estas semanas con la Insta360 ONE R.

Módulo 4K

Es inevitable que este módulo me recuerde al de una GoPro, tanto por diseño como por los resultados. Cuando hay buena luz, la imagen se ve muy bien, con buenos colores (incluso podemos grabar con un perfil logarítmico, para luego retocar mejor el color de la imagen). Los resultados son nítidos y, en cuanto a la estabilización, lo hace muy bien.

Pero, como era de esperar, cuando tenemos menos luz los resultados no son tan buenos y empieza a notarse el ruido en la imagen como en cualquier cámara de este tipo. Lo bueno es que, en esta cámara, nos encontramos un modo de reducción de ruido para grabación en interiores que, sin ser mágico, mejora un poco el resultado.

Otro detalle de este módulo es que, gracias a que es reversible, podemos cambiar de posición la pantalla y el módulo de la cámara para pasar, de grabar a otros, a grabarnos nosotros mismos. Algo que me ha resultado enormemente práctico.

Módulo 360º

Si tuviera que definir rápidamente lo que nos permite hacer este módulo diría que, a grandes rasgos, podemos tener la Insta360 ONE X (la anterior cámara de esta empresa, que sólo permitía grabar en 360º) con algunas mejoras.  La primera y más evidente es el factor forma. Es mucho más cómodo usar una cámara en este formato cuadrado que el alargado de la ONE X.

Y otra gran diferencia es tener la pantalla que antes no teníamos. Con este panel podemos ver lo que estamos grabando en todo momento, cambiar la resolución de grabación o pasar de una cámara a otra con un doble toque en la pantalla. La verdad es que esta pantalla es bastante práctica, funciona muy bien y me permite tener los principales modos sin tener que usar la app del teléfono.

Esta lente es más luminosa y eso se nota. Tanto si estamos grabando de día como si lo hacemos cuando hay menos luz, los resultados son mejores que con el módulo 4K y, si lo combinamos con los modos de Reframe y auto tracking de la app, no necesitamos nada más. ¿Qué son estos modos? Bien, para explicártelo, debo contarte cómo se procesan los archivos que generamos con esta cámara.

Pero, antes de contarte cómo se realiza este proceso, te quiero contar un pequeño detalle sobre la grabación de vídeo con este módulo junto a los protectores para las lentes 360º que Insta360 vende en su página web. En las primeras versiones del firmware de la cámara y el software de la app, grabar con estos protectores generaba problemas a la hora de realizar el cosido de la imagen pero, en una de sus últimas actualizaciones, la empresa ha añadido en la aplicación un modo que «detecta» los protectores y los elimina por completo de la grabación.

El procesado de vídeos en 360º es más fácil de lo que piensas

Las grabaciones que hagamos con la ONE R hay que procesarlos para convertirlos a un formato compatible. Pero tranquilo, porque esto es mucho más fácil de lo que parece: o bien lo hacemos con la app en el ordenador, que es básicamente la misma que la de la ONE X (aunque con la posibilidad ahora de exportar los archivos en H265 y en Proress, además de en MP4); o en su defecto, lo hacemos mediante la app en nuestro teléfono, que de nuevo es la misma que en el caso de la ONE X pero con una gran diferencia: ya no necesitamos descargar los archivos a nuestro teléfono para hacer las ediciones de los vídeos.

Haciendo hincapié en esta última y como tiene tantas funcionalidades y opciones, te dejo a continuación un resumen de todo lo que puedes hacer si usas la aplicación de la Insta360 ONE R tanto en Android como en iOS:

  • Si seleccionamos un vídeo grabado con la cámara (con cualquier módulo) podemos hacer una edición rápida del clip variando su duración, velocidad, ajustando parámetros de la imagen, añadiendo música o, incluso, eligiendo el grado de angular que queremos para el vídeo final (todos los vídeos se graban en gran angular por defecto.

  • Si la grabación de vídeo se realiza con el módulo de 360º, las opciones se amplían. En el mismo editor, tenemos la posibilidad de trabajar con keyframes y marcar la posición del vídeo en cada momento. Podemos usar el autotracking que, dejando pulsado a un sujeto en el vídeo, la cámara empezará a seguirlo pudiendo cambiar de persona en cualquier momento. O incluso la función Reframe, que nos da la posibilidad de que la propia inteligencia artificial de la aplicación analice todos los posibles planos para, una vez procesados, seleccionar los favoritos de forma fácil entre todos ellos.

  • Podemos manejar de forma remota la cámara a través de esta app. Esto no aporta funciones extra pero, es una función que está ahí para cuando necesites manejar la cámara de esta manera.
  • En el apartado de «historias» de la app encontrarás todas y cada una de las cosas que puedes hacer con esta cámara. Desde efectos con transiciones, capturas de larga exposición con la luz de las estrellas, stop motions, etc. Y lo mejor es que la propia app te explica cómo hacer estos efectos y transiciones, ofreciendo además, plantillas para hacerlos de forma rápida.

  • En el apartado Explorar se pueden ver el tomas grabadas y compartidas por otros usuarios y, además, compartir nuestras propias tomas.
  • Tenemos la posibilidad de actualizar el Firmware y conocer el estado de la cámara.

Pero, ¿qué método es la mejor opción para procesar estos archivos? Después de haber estado probando ambas opciones durante estas semanas, mi recomendación es que, si quieres procesar archivos en lote, uses la app de escritorio. Sin embargo, si quieres hacer una edición más puntual a un determinado vídeo, añadiendo música, cortes, movimientos en la imagen, etc., lo suyo es que uses la app para tu teléfono.

Un buen sonido tanto externo como interno

Antes de pasar con las conclusiones de esta cámara, quiero comentarte un par de detalles en el apartado del sonido que podemos captar con esta cámara.

En primer lugar, me gustaría comentar la propia calidad de los micrófonos que incluye el propio cuerpo, que logran captar un sonido muy bueno y bastante claro. Además, como en otras opciones de cámaras deportivas, podemos conectar un micrófono externo usando el adaptador oficial que la marca vende en su web.

Otra cosa que me ha gusta es la posibilidad de conectarle, vía Bluetooth, unos Airpods (los auriculares inalámbricos de Apple),que podrán ser usados como micrófono externo sin necesidad de adaptadores. Tenlo en cuenta.

El apartado modular me ha convencido, quiero una ONE R

Como conclusión, tras estas semanas con la Insta360 ONE R, puedo decirte que el apartado modular de esta cámara me ha encantado. Me parece la mejor forma de ofrecer al usuario final, a ti y a mí, lo que necesitamos en cada momento.

Si quiero hacer deporte, uso el módulo de grabación 4K en todo momento. En cambio, si voy de viaje a cualquier sitio, uso el módulo de 360º y no tengo que preocuparme en ningún momento de qué estoy grabando o a qué estoy enfocando porque la respuesta es fácil: lo estoy grabando todo.

Esta cámara está disponible para su compra con las siguientes packs:

  • 4K Edition: módulo 4K por un precio oficial de 339,99 euros. Cómpralo en Amazon.
  • 360 Edition: módulo 360º por un precio oficial de 489,99 euros.
  • Twin Edition: módulo 4K + módulo 360º por un precio oficial de 509,99 euros. Cómpralo en Amazon.
  • 1-Inch Edition: módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 599,99 euros.
  • Expert Edition: módulo 360º + módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 809,98 euros.
  • Trio Edition: módulo 4K + módulo 360º + módulo de 1 pulgada por un precio oficial de 829,98 euros.

Además, en la web del fabricante, nos dan la posibilidad de configurar nuestro propio pack según las necesidades que tengamos

¿Qué versión deberías escoger? Eso es algo que debes de pensar tú mismo analizando las distintas posibilidades que tienes con cada uno de los módulos y tus necesidades de grabación. Lo bueno es que, sea cual sea, probablemente haya un módulo para ti.