Xiaomi Mi LED TV 4S, análisis: a la altura de las expectativas

Xiaomi Mi LED TV 4S, análisis: a la altura de las expectativas

Pedro Santamaría

Xiaomi ha generado muchísimo interés con sus televisores. Ahora que por fin están ya en el mercado español y que hemos podido pasar unos días con el modelo de 55 pulgadas, la gran pregunta es ¿cumplen con las expectativas? Bien, te lo cuento en este análisis del Xiaomi Mi LED TV 4S.

Xiaomi Mi LED TV 4S, análisis en vídeo

Xiaomi y el mercado de los televisores: un nuevo reto

Xiaomi es consciente de la importancia que el mercado de los televisores supone para ellos. También lo importante que es hacerlo bien en un país como España donde los usuarios valoran mucho a la marca, así que no es plan decepcionar.

Bien, con todo esto en la mente el gran reto de la marca es convencer que lo que están ofreciendo por 449 euros -es lo que cuesta este modelo de 55 pulgadas- no sólo es un precio muy atractivo sino también un producto superior al de fabricantes con un mayor recorrido.

Me adelanto un poco y te confirmo que sí, que lo logra. Su precio es de gama de entrada y sin embargo su desempeño se sitúa más en gamas media y media-altas. Aún así, hay detalles que me gustaría contarte para que valores si efectivamente es o no la mejor opción que puedes adquirir. Así que, vamos a desgranar cada apartado.

Diseño Xiaomi

El diseño es lo primero que te entra por los ojos. No es el apartado más importante pero sí es cierto que si no te atrae físicamente sus opciones se reducen. Aquí Xiaomi no se ha complicado y ofrece un producto muy de su estilo.

El frontal, con unos marcos metálicos impecables y bastante reducidos dan como resultado un producto llamativo y atractivo. Pero listo, no hay que buscarle más porque no ofrece ningún detalle rompedor con el resto del mercado.

En la trasera la cosa cambia. Cuando colocar el televisor contra la pared es algo que no importa, pero al fijarte en ella te das cuenta de dónde ha recortado Xiaomi para ajustar su precio.

Fabricada en policarbonato, la parta trasera es muy simple y la calidad de dicho plástico es básica. Al sujetar o mover el televisor, entre el peso y el tacto del mismo es cuando te das cuenta que está lejos de lo que las gamas altas ofrecen. ¿Es un problema? Para nada, pero hay que comentarlo.

A mi físicamente me ha gustado, valoro mucho cuando un fabricante cuida la trasera con algún tipo de textura, mejores materiales o incluso traseras metálicas, tapas para ocultar los cables y mejorar su gestión, etc. Pero esos son productos que superan los 1.000 euros mínimo, así que a este por lo que cuesta no le pido más y sí agradezco lo que ofrece.

Así funciona el televisor de Xiaomi: Android TV y PatchWall

Sacas el televisor de la caja, lo colocas, encientes y todo lo relacionado con la estética pasa a un segundo lugar. Empieza la hora de ver qué ofrece a nivel de sistema, cuál es la experiencia de uso y todo lo que puede aportar.

El sistema operativo para su apartado Smart TV no es otro que Android TV, aunque Xiaomi ha incluido alguna que otra sorpresa. Creo que no hace falta comentar mucho de esta opción para televisores creada por Google.

Android TV es un sistema muy completo con un gran número de aplicaciones y posibilidades. Si quieres ver Netflix, puedes descargar su app; si quieres ver HBO, también; al igual que puedes usar otros servicios como YouTube, Movistar+, AtresMedia, Amazon Prime Video, etc.

Es más, no sólo tienes aplicaciones para acceder a servicios de vídeo vía streaming, también puedes usar PLEX, reproductores para contenido que tengas en unidades USB o conectadas a la misma red local. Y si quieres, también juegos. De verdad, con Android TV no echarás en falta prácticamente nada.

¿Esto es todo? No, Xiaomi ha introducido dos detalles que pueden ser interesantes para el usuario. En primer lugar está PatchWall, una especie de Launcher que puede sustituir a la interfaz nativa de Android TV y que daría acceso a contenido destacado, aplicaciones y otros apartados como las distintas fuentes de vídeo disponibles.

Este lanzador es muy similar a la interfaz de tvOS, el sistema operativo de Apple para su Apple TV. Y que, además, se ve reforzado con el que sería el segundo gran detalle de este televisor de Xiaomi: un aplicación para controlar la domótica del hogar.

Si tienes dispositivos inteligentes de Xiaomi tipo bombillas, Sensores, etc., podrás controlarlos desde el televisor que se convertiría en una especia de centro de control domótico del hogar. Junto a todo esto tenemos también soporte para Google Assistant, Chromecast y resto de opciones habituales de un Smart TV.

Contando que tenemos un procesador MediaTek MSD6886 de cuatro núcleos, todo lo anteriormente mencionado se ejecuta de forma fluida y da más valor aún a un televisor que cuesta menos de 500 euros.

Por tanto, a nivel de experiencia de uso y opciones mi valoración es muy positivo. Mi única crítica iría hacia las opciones de configuración avanzadas que para usuarios más expertos podrían quedarse algo escasas. Pero al público que creo va dirigido este televisor esto será el menor de los problemas, si es que puede considerarse así.

Una muy buena experiencia audiovisual

Mi TV LED 4S YouTube

Podría hablar largo y tendido de la calidad de imagen y sonido, pero igual es complicar en exceso algo tan sencillo como decir que es notable. Sí, es muy buena sabiendo que cuesta sólo 449 euros y que lógicamente no está enfocado como un producto de gama alta.

La calidad de imagen con todo tipo de contenido es muy buena. Con vídeo nativo 4K es como más se aprecia su rendimiento, pero en general vas a disfrutar mucho de todo tipo de contenidos. Y es que la elección de un panel LCD IPS, fabricado por LG, me parece muy acertada.

Es cierto que frente a paneles VA usado por gamas altas o de mayor precio hay desventajas a nivel de contraste, también aquí influye su sistema de retroiluminación que es tipo EDGE LED y no FULL ARRAY LED. Pero quitando que el control de las zonas iluminadas no es tan preciso y que la profundidad de negros es algo menor, por representación de color, brillo y ángulos de visión el televisor está a gran nivel.

Respecto al soporte de HDR, este es compatible con HDR10 y no con la última versión HDR10+ ni con Dolby Vision. Por tanto, el contenido no se disfruta ni está realmente cerca de lo que sí ofrecen modelos con prestaciones superiores. Lo que sí se aprovecha es esa capacidad de ofrecer un rango dinámico mayor, pero no esperes lo que una gama alta.

Sólo algunos apuntes:

  • Calibración de fábrica es muy buena, pero si quieres mayor control no lo tendrás
  • Es cuestión de gustos, pero el perfil película es el más atractivo para mi
  • La pantalla ofrece un refresco de 60Hz
  • Sólo uno de los HDMI permite vídeo 4K UHD a 60 fps, así que ojo al conectar consolas
  • Si vas a jugar desactiva el suavizado de imagen
  • El mando se conecta vía Bluetooth e incluso micrófono para asistente de voz

Listo, ahora hablemos de sonido. Aquí yo soy sincero y no espero grandes resultados. El sonido es correcto, disfrutas de cualquier película, serie o vídeojuego, pero si comparas con lo que ofrece cualquier barra de sonido o equipo externo las diferencia salta a la vista. Por tanto, no vas a pagar en relación a lo que cuesta el televisor más por una barra de sonido, pero si ya cuentas con una o puedes hazlo porque compensa.

Xiaomi Mi LED TV 4S: futuro superventas

Xiaomi tiene mercados donde sólo por ser quien es ya parte con ventaja. El español es uno de estos mercados y su popularidad en el terreno de los Smartphones hacen que muchos usuarios estén predispuestos a su compra. Pero, ¿merece la pena apostar por él?

Mi respuesta es que sí, pero también te diría que consideres lo siguiente. Un televisor es un tipo de producto con una vida útil mayor al del resto de productos que solemos comprar y cambiar casi a los dos años. Aquí tranquilamente puedes llevar entre cinco y diez años sin cambiar de televisor.

Por tanto, si por 449 euros -399 euros si aprovechas alguna oferta como las que ya han existido estos días pasados- apuestas por este televisor de Xiaomi no te vas a arrepentir. Es más, apuesto a que será un producto muy vendido. Pero si puedes aumentar un poco más el presupuesto y también aprovechas las ofertas que suelen aparecer, modelos da marcas con un mayor recorrido como la propia LG, Samsung, Sony o similares podrían ser un mejor opción.

No obstante, es una decisión personal y has de ser tú quien elija. A mi me ha gustado y siendo consciente de sus limitaciones, por 449 euros -y esto empieza a sonar repetitivo- pocos fabricantes dan más.