LG Q60, análisis: hace falta algo más que un buen diseño en la gama media

LG vuelve a la carga con un nuevo teléfono que busca competir en la complicada gama media, el LG Q60. Una propuesta que a pesar de tener algunos aspectos positivos demuestra que, si no se entra con todo, es muy difícil llamar la atención.

LG Q60, análisis en vídeo

LG Q60, características

LG Q60 Características
Procesador MediaTek Helio P22
Memoria 3 GB RAM
Almacenamiento 64 GB con opción de microSD
Pantalla 6,26” 1520 x 720 píxeles
Cámara principal Sensor principal 16 MP, Super gran angular 5 MP, sensor para lectura de profundidad 2MP
Cámara frontal Sensor 13 MP
Batería 3.500 mAh
Dimensiones y peso 161.3 x 77 x 8,7 mm y 171 gr
Precio 279 euros

La hoja técnica del LG Q60 es el primer indicador de que a este teléfono le va a faltar algo. Porque, con un precio de 279 euros, la combinación de procesador, pantalla y cámaras no convence demasiado a simple vista. Es más, si conoces qué ofrece la competencia, estamos convencidos de que ya has pensado en varias alternativas. Efectivamente, lo va tener difícil.

Las tres virtudes del LG Q60

La gran mayoría de los teléfonos de gama media hacen concesiones de un modo u otro. Eso les permite, a veces, poder ajustar más su precio o compensar la inversión realizada en algún apartado concreto. En muy raras ocasiones encontramos dispositivos con un precio atractivo y un equilibro entre todos sus apartados.

En ese sentido, el LG Q60 ofrece cosas buenas y otras malas o menos buenas. El problema no obstante, es su precio, que de partida puede ser demasiado, y en los apartados donde llama la atención posiblemente sean donde menos interesado está el público objetivo al que va dirigido.

Diseño a la altura

Camaras LG Q60

El apartado de diseño es junto al sonido lo más positivo. Con detalles que beben de lo visto en su gama alta, LG ha creado un dispositivo atractivo, con una buena elección de materiales y buen nivel de construcción.

No es un producto super TOP en este sentido pero sí consideramos que está por encima de la media. Aun así, hay detalles como la resistencia de la trasera que se podría mejorar. No se va a romper con sólo mirarlo pero parece que la superficie es algo propensa a sufrir arañazos si no tienes cuidado. Otro de los problemas obvios de la trasera es que resulta ser un iman de huellas.

Luego tenemos aspectos como la ubicación del lector de huellas, que es correcta, o cómo se ha integrado adecuadamente el triple sensor de la cámara para que no sobre salga, siendo lo único que choca un poco la cantidad de botones y ranuras que tiene. El botón extra se justifica con ser uno dedicado a lanzar Google Assistant. La segunda ranura para el uso de la segunda SIM y ranura microSD. Claro que lo más chocante es que a estas alturas incluya un conector micro USB.

Por lo demás, con entrada de auriculares, lo mejor es como decíamos al principio, físicamente es un dispositivo llamativo y que gustará a quienes den más importancia al diseño.

Sonido llamativo

Sonido DTS LG Q60

Gracias al uso de la tecnología DTS:X 3D Surround, la experiencia sonora con este terminal llama la atención. No suele ser habitual encontrar un sonido potente y de calidad en todos los gama media. Aquí LG no rompe esquemas, como sí pudiese hacerlo con sus gamas alta y el uso de un DAC de alta fidelidad, pero lo cierto es que con el LG Q60 se disfruta bastante cualquier contenido que reproduzcamos.

Cuando conectamos auriculares la experiencia mejora aún mucho más. El sonido es claro, tiene buen volumen y las opciones de software para ecualizar a nuestro gusto son bastante acertadas.

Autonomía solvente

MicroUSB

Por su combinación de hardware, software y capacidad de la batería, la autonomía de este dispositivo permite llegar tranquilamente al final del día. Puedes hacer un uso relativamente intenso y no sufrir buscando un cargador o batería extra a la que conectarlo.

Respecto al tiempo de carga, aquí sí que no despunta. Una dos horas más o menos es lo que llevará cargarla de 0 a 100. Eso sí, incluir conector microUSB puede tener sentido en algunos mercados pero si la idea es venderlo globalmente ya no hay excusas. Por mucho que se diga, un micro USB no cuadra en un teléfono de 2019.

Las tres caídas

Como decíamos al inicio, que un dispositivo como este haga más concesiones que uno de gama alta es habitual. El problema es que los apartados donde más cae son, para la mayoría, los más importantes.

El LG Q60 se queda corto en calidad de pantalla, en rendimiento y aunque en cámaras cumple, no destaca tampoco frente a otras opciones.

Pantalla grande, pero no brillante

Pantalla LG Q60

El principal problema de la pantalla no ha sido su diagonal, bastante generosa con sus 6,26 pulgadas; ni tampoco la resolución HD+, que sin ofrecer una gran nitidez se ve bien; el mayor handicap ha sido: su brillo.

El panel se ve correcto en temas de representación de color a pesar de estar algo desaturado, también en contraste se comporta relativamente bien. Y si bien la resolución es sólo HD+ no es un gran problema el nivel de nitidez. El punto que desluce y empieza a lastrar la experiencia de usuario es el brillo de la pantalla. En exteriores sufre y no se ve bien. Eso lo podríamos llegar a entender, pero es que en interior ese extra de brillo también le penaliza. Las imágenes no tienen la suficiente viveza incluso si pones el brillo al 100%. Es una lástima que LG sea capaz de fabricar buenas pantallas y aquí no haya usado una de algo más de nivel.

Rendimiento para usuarios poco exigentes

Rendimiento LG Q60

Con un procesador MediaTek, el rendimiento de este smartphone es muy justo si lo comparas con lo que otros gamas media están ofreciendo a precio similar. Es cierto que para tareas cotidianas es suficiente, pero en el momento que le exiges algo más de potencia, para juegos o usar de forma más intensa la multitarea, te das cuenta que sus limitaciones están ahí.

LG tendrá sus motivos para elegir este procesador, al igual que para elegir pantalla y todos los componentes, pero si se quiere competir a día de hoy hay puntos donde mejor no arriesgar. El procesador es uno de ellos y los Mediatek para gama de entrada se aceptan, pero si se quiere ser competitivos en la gama media no valen.

Cámaras que piden más velocidad, no más calidad

LG Q60 triple camara

Exceptuando raras ocasiones, en la gama media tenemos claro qué podemos pedir y qué no al apartado fotográfico. La mayoría de apuestas a nivel de cámaras permiten obtener buenos resultados cuando la luz es abundante y capturas más pobres en el momento que va faltando.

Con LG Q60 no ha habido sorpresas. Hemos sido capaces de sacar fotografías llamativas, más aún si dedicamos un poco de tiempo a la edición posterior, pero la lentitud de procesado empeora la experiencia de uso. Entre foto y foto pueden pasar segundos, el enfoque no es rápido y muchas fotos las pierdes para cuando ha acabado. Y a nivel sensor está limitado, en particular el super gran angular.

Fotos realizadas con LG Q60 1

Lo bueno es que con ambas focales se gana cierta versatilidad, que permite encuadrar lo que quieras según la situación. También el desempeño del modo retrato, capaz de realizar un buen recorte. Pero poco más, en situaciones complejas o para fotografías rápidas no cumple.

La grabación de vídeo, ni destaca ni convence. De la cámara frontal decir que cumple para selfies puntuales y resto de usos habituales. Pero en líneas generales, aunque las cámaras no están mal, tampoco son capaces de compensar a otros aspectos más flojos. Lo que hubiese sido interesante: sacrificar en determinados puntos para ganar una cámara capaz. Lamentablemente no ha sido así.

La dura tarea de competir en la gama media

LG Portada

Si la gama alta es dura, la gama media es aún peor. Destacar entre tantas propuestas, de fabricantes tan variados y con estrategias tan dispares, es complicadísimo. LG intenta con su LG Q60 llamar la atención del usuario, pero con un precio que se sitúa en los 279 euros le va a costar mucho. Sólo quien se vea atraído por la marca, diseño, sonido y autonomía serán capaces de apostar por él.

Si lo que buscan por el contrario es rendimiento, calidad de pantalla y cámara, entonces nos tememos que se queda por detrás de opciones que, además, pueden llegar a ser más económicas.

Es una pena, LG tiene músculo y capacidades para hacer terminales realmente diferenciales, pero aquí no se da el caso. Puede que un exceso de prisa por sacar alternativas para cada gama le esté perjudicando, o puede que tengan una estrategia vía operadoras o para mercados emergentes que nosotros aquí no vemos. Lo que está claro es que, tal cual está, es una propuesta que va a tener muy complicado competir con los Xiaomi o Huawei de turno.

Pantalla LG Q60
LG Q60
Sistema operativo Android 9 Pie
Pantalla FullVision HD+ 1520 x 720 píxeles
Procesador MediaTek Helio P22
RAM/ROM 3 GB / 64 GB
Batería 3.500 mAh

Lo mejor

  • Diseño
  • Sonido
  • Autonomía

Lo peor

  • Rendimiento
  • Pantalla
  • Cámaras
Diseño
7
Cámara
6
Autonomía
6
Rendimiento
5
Precio
5

Puntuación global

5.8
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0